El salto de Orlando Duque en el Amazonas

El salto de Duque en el Amazonas fue mucho más que un simple salto. He aquí toda la historia.
Por Evan David

En el sentido más estricto de la expresión, el salto de Orlando Duque en el Amazonas fue un salto hacia lo desconocido.

Los alpinistas que intentan coronar el Everest saben hacia dónde tienen que ir, pero cuando Duque y sus amigos penetraron en la selva amazónica, ni siquiera sabían dónde iban a encontrar el árbol que les iba a permitir saltar en un entorno tan espectacular.

El objetivo era encontrar árboles altos junto a aguas profundas. Para tener mayores posibilidades de encontrar aguas profundas, fueron al Amazonas durante la temporada de lluvias, lo cual no es nada agradable. En esa época del año abundan los mosquitos y el barro, y casi todo está constantemente húmedo. Mantenerse seco es una batalla sin fin.
 

Durante su búsqueda descubrieron varios árboles antes de encontrar el lugar perfecto: un ceiba de 35 metros de altura, justo encima de las aguas marrones del Amazonas. También aprendieron muchas cosas sobre la vida de los lugareños. “Los nativos te demuestran que se puede vivir de una manera muy sencilla. Sus vidas enteras discurren en las orillas del río o muy cerca. Si el río crece, se adaptan; y lo mismo si el nivel del agua baja mucho.”

Orlando Duque salta durante el Red Bull Amazon Diving en el río Amazonas, Colombia, el 12 de marzo de 2014
Apuntando al cielo © Camilo Rozo/Red Bull Content Pool

Los escaladores encargados de subirse al árbol y prepararlo para poder saltar no tuvieron un trabajo sencillo por culpa de las hormigas y las avispas, que no paraban de molestarles mientras construían la plataforma de salto.

En cambio Orlando y su compañero Eber Pava se iban a enfrentar a lo desconocido. Para estos saltadores experimentados la altura del árbol no constituía ningún problema, pero la profundidad del agua – desconocida- así como los animales que viven en ella eran causa de preocupación. Algunos peligros eran conocidos, como los cocodrilos, pero otros no y en esa zona del mundo hay algunos insectos diminutos que pueden ser muy dañinos.
 

Orlando Duque escala un árbol durante el Red Bull Amazon Diving en el río Amazonas, Colombia, el 11 de marzo de 2014
Por las ramas © Fabio Piva/Red Bull Content Pool

“Normalmente, una vez estoy en el agua me relajo. Pero en el Amazonas hay pirañas, y anguilas negras… quieres salir del agua lo antes posible!”

A pesar de los peligros Orlando y Eber saltaron una y otra vez, demostrando su pericia y talento en este lugar tan remoto e increíble. En este caso no se trataba tanto de la altura de sus saltos, sino del lugar desde el que saltaban.
 

read more about
Next Story