Un vistazo a 'First Descent: Michoacán'

Para obtener algo hay que correr riesgos, y para estos cinco kayakistas la apuesta valió la pena.
Por Peter Upton

Comieron muchos tacos, tuvieron que empujar su furgoneta averiada por la carretera y se jugaron la vida en zonas controladas por los narcotraficantes mexicanos.

Durmieron muy poco, recibieron puntos de sutura y vivieron muchas desaventuras a lo largo de su expedición.

¿Qué quiere decir eso? Que ‘First Descent: Michoacán’ fue una aventura épica. Este grupo de kayakistas palearon a través de ciudades, y se tiraron por cascadas que nunca antes habían sido bajadas. Es una larga historia, pero si te acabas de enterar este vídeo de arriba condensa lo mejor del viaje en seis minutos.

El kayakista Juanito de Uguarte durante la Michoacan Expedition en 2013
Juanito sin mied-ito © John Rathwell/Red Bull Content Pool

“México es uno de los mejores lugares del mundo para practicar el kayak,” afirma Joel Kowalski. “Todos los kayakistas lo saben. Visto desde las imágenes de satélite Michoacán parece un parque acuático.”

Pero durante muchos años la situación política, y las guerras entre narcotraficantes, han mantenido alejados a los kayakistas de las aguas bravas de Michoacán… hasta que el kayakista mexicano Rafa Ortiz, el americano Dane Jackson, Seth Ashworth, Ciarán Heurteau y Juanito de Ugarte, junto con tres amigos, decidieron que la recompensa bien valía los riesgos que tenían que correr.

“Todo el mundo nos decía que no fuésemos,” admite Ortiz, que vive en Ciudad de México. “Nos decían que Michoacán era la muerte… ¡no vayan a Michoacán!”

El kayakista Rafa Ortiz durante la Michoacan Expedition en 2013
Mucho trabajo cuando el agua se calma © John Rathwell/Red Bull Content Pool

No hicieron caso de la gente y fueron a Michoacán… y no se arrepienten para nada pues encontraron gente amable y muchas aguas bravas por explorar. “El río Hoye del Aire es una de las mejores aguas bravas de todo México,” reconoce Ortiz. “Una de las cinco mejores bajadas del país… ¡quizá de las tres mejores!”

Durante tres semanas estos chavales exploraron nuevas líneas y comieron muchos tacos. Si el vídeo de arriba es un indicador de lo bien que se lo pasaron, está claro que sin duda volverán algún día. “Esos ríos son formidables,” admite el prodigio del kayak Dane Jackson. “La sensación de descubrir una nueva joya del kayak en aguas bravas fue muy agradable… ¡y solamente hemos arañado la superficie de todo el potencial que tiene esa zona!”

Sigue a Red Bull Adventure en Facebook para más acción en aguas bravas.

Related
Rafael Ortiz
read more about
Next Story