Fotogalería: Aguas monstruosas

Un recopilado de las cascadas más grandes que han saltado los mejores kayakistas del mundo.
Por Red Bull México

Ser especialista en aguas verticales no es sencillo. Algunos kayakistas se preparan años para poder saltar cascadas del tamaño de un edificio, ya que deben calcular cosas como la caída o el impacto, entre muchas más. Todo para disfrutar de los ríos, “las venas de la Tierra”, de sus caídas abismales y de la naturaleza que los rodea.

Por eso creemos que ya era necesario un recopilado de las cascadas más grandes que han dominado, o intentado dominar, los mejores kayakistas del mundo. Las caídas más monstruosas están aquí.
 

Un consejo: usa tu teclado para ir de foto a foto
Cascada Palouse
Cascada Palouse Ésta es la cascada más grande que se ha saltado. Sus imponentes 60 metros fueron dominados por primera vez en 2009 por Tyler Bradt, imponiendo el récord en aguas verticales. Le siguió el mexicano Rafa Ortiz en 2012. Se encuentra en Washington, EU. © Lucas Gilman/Red Bull Content Pool
Big Banana
Big Banana Es la segunda cascada más grande en ser remada, y el primero en conquistarla fue Rafa Ortiz, en 2010. Cabe destacar que tuvo un largo camino de preparación para realizar una hazaña en medio de una zona habitada por cárteles de la droga, en Veracruz, México. Épico salto de 42 metros de altura. © Lucas Gilman/Red Bull Content Pool
Salto Belo
Salto Belo De 39 metros, estas cataratas estuvieron en la controversia cuando el local Pedro Oliva aterrizó de cabeza sin poder completar el record de aquel momento. Pero no importa, nos regaló un gran ejemplo de osadía. © Ublabs
Cascada Rainbow
Cascada Rainbow Las cataratas Rainbow, de Hawái, tienen alturas que van de los 24 a los 36 metros, dependiendo de la ubicación y de las lluvias que incrementan el volumen del agua. Fue en un día de suerte que Pedro Oliva y Chris Korbulic aprovecharon para saltar 36 metros, en febrero de 2013. © Eddie Bauer
Cascade Falls
Cascade Falls Según Paul Gamache y Cody Howard, ésta es apenas una candidata para el salto en kayak, “marginalmente viable”, porque sus 33 metros y sus aguas salvajes la hacen extrema. Eso no impidió a los dos kayakistas a saltar este jefe en noviembre de 2008, que se encuentra en Columbia Británica, Canadá. © Ricketts Kayaking
Cataratas Alexandra
Cataratas Alexandra También de Columbia Británica y de 32 metros de altura, son unas cascadas bravas que hizo que su primer paddler, Ed Lucero, declarara en 2004 que fue una grata memoria que no volvería a repetir. © Aquabatics Kayak
Cataratas Anaconda
Cataratas Anaconda En Goiás, Brasil, emana una catarata de 31 metros en medio de una jungla. Ben Stookesberry fue el primero en saltarla, pero Rafa Ortiz lo hizo más limpio, momentos después del salto de Stookesberry. © Oregon Kayaking
Salto del puma
Salto del puma Fue el español Aniol Serrasolses el primero y único especialista en aguas verticales que dominó ésta cascada localizada en Chile. Evan García, también kayakista e ibérico, la definió como “el salto de 30 metros más técnico que se pueda hacer”. © Canoe Kayak
Cataratas Abiqua
Cataratas Abiqua De 29 metros, Jesse Coombs fue el primero en saltarlas en 2011. Están en Oregon, EU. © Camera West Blog