Agua, fuego, arena y hielo: un viaje fotográfico

Paul Bride viaja por todo el mundo para capturar imágenes increíbles de los elementos en acción.
Olas
Olas e Hawai
Por Andrew T Crafts

El fotógrafo Paul Bride estaba en la cama de su casa en Squamish (BC, Canadá) cuando le llegó una inspiración: “voy a fotografiar las fuerzas más poderosas de la naturaleza que han dado forma a nuestro planeta: el agua, el fuego, la arena y el hielo".

Le llevó dos años, muchas horas de vuelo y muchas noches de acampada solitaria pero cumplió su objetivo: fotografiar esos cuatro elementos naturales en su máxima expresión. Las fotos de Paul y sus palabras siguen a continuación…

En el Ártico se encuentran los icebergs más grandes del hemisferio norte. Groenlandia, que se sitúa por encima del círculo polar ártico, representa el hielo.

Icebergs rodeados de frío y aguas tranquilas
Témpanos de hielo flotando en aguas heladas © Paul Bride

Durante 10 días caminé solo bajo el sol de medianoche armado con mi cámara y mis pensamientos como únicos compañeros, además de cargar con 57kg de equipo. Estuve acampando en los fiordos de Ilulissat, fotografiando hielo glacial de 15.000 años de antigüedad.

Los icebergs se mueven y entrechocan bajo el sol de medianoche.
Icebergs bajo el sol de medianoche © Paul Bride

El 70 por ciento de la superficie del planeta está cubierta por agua, pero no podía pretender llegar a uno de estos lugares un día cualquiera y encontrarme con una ola gigantesca. Me pasé semanas mirando los mapas, la previsión de olas y los patrones climáticos.

Lluvia, sol y una ola vista desde atrás.
Lluvia, sol y olas © Paul Bride

En Tahití encontramos la ola de Teahupo’o, una de las más potentes del planeta. Representa el agua.

El tubo de una ola que se acerca.
Tubo © Paul Bride

El Kilauea, en la isla de Oahu, en Hawai, es el volcán más activo del planeta y representa el fuego.

Lava enfriándose.
Lava enfriándose © Paul Bride

Me pasé cinco días sacando fotos, solo y viviendo en una furgoneta; caminando por la jungla con un frontal y por campos de lava hasta encontrar el lugar donde ésta acaba en el océano.

Los increíbles colores de la lava cuando llega al mar
Lava llegando al mar © Paul Bride

Llegué a Namibia después de 43 horas de viaje. La expedición tenía un único objetivo: fotografiar el desierto.

Enorme duna del desierto del Namib.
Dunas formadas por el viento © Paul Bride

Me pasé una semana acampado en el desierto de Namib, sacando fotos únicamente justo antes de que el sol saliese y se pusiese. El resto del día me lo pasada dentro de la tienda de campaña, friéndome de calor y durmiendo.

Enorme duna del desierto Namib.
Desierto del Namib © Paul Bride

Sossusvlei en Namibia, tiene algunas de las dunas más grandes del planeta; y el desierto de Namib es el más longevo sin ninguna fuente de agua desde hace 55 millones de años.

Árboles muertos en medio del desierto
Árboles muertos © Paul Bride

Quería alejarme de la devastación, y capturar la esencia de cuatro de las fuerzas más hostiles y potentes de la naturaleza que han dado forma a nuestro planeta, pero bajo una exposición atractiva de luz natural y color.

Dos olas chocan en la isla de Kauai
Olas en la isla de Kauai © Paul Bride

¿Quieres experimentar lo mejor de RedBull.com también cuando estás fuera de casa? Descárgate la nueva app para iPhone y Android.

read more about
Next Story