Sobrevolando Nueva York con traje de alas

La Red Bull Air Force sobrevoló los rascacielos de Manhattan el pasado domingo por la mañana.
Por Scott Hart

Cinco miembros de la Red Bull Air Force hicieron un vuelo extraordinario en el cielo de Nueva York, el pasado domingo por la mañana.

Con trajes de alas de la última generación, unos trajes que añaden superficie al cuerpo humano para aumentar las posibilidades de planeo, pudieron recorrer dos millas en dos minutos y disfrutaron de unas vistas incomparables de la icónica ciudad americana.

Tras subir en avión a 7.500 pies, el equipo de élite saltó sobre el extremo sur de Manhattan. Con la ayuda de sus trajes de alas, los pilotos alcanzaron una velocidad de crucero de 120 millas por hora durante su caída libre y sobrevolaron los rascacielos del distrito financiero, antes de abrir los paracaídas con total seguridad en una plataforma flotante en el río Hudson.

"Sólo teníamos un intento," dijo Jeff Provanzano, que completó el salto monumental con sus compañeros de la Red Bull Air Force (y nativos de Nueva York) Sean MacCormac y Amy Chmelecki, además de su team manager, Jon Devore, y del cámara, Andy Harrington, que también saltaron.

"Las restricciones del espacio aéreo FAA fueron un gran reto," explicaba Devore, refiriéndose a los tres aeropuertos principales que rodeaban a la zona de salto y a las restricciones impuestas tras el 11 de Setiembre. Pero el equipo obtuvo todos los permisos necesarios.

"Siempre supe que iba a ser posible," dijo Provanzano antes del salto. "Sólo era cuestión de saber cuándo lo sería."

El salto, que fue un gran éxito, fue organizado para promocionar el Berthpage Air Show de Long Island, Nueva York, y que tendrá lugar el fin de semana que viene (el de Memorial Day). La Red Bull Air Force protagonizará varios saltos ante los miles de espectadores que disfrutarán del muy reputado show aéreo que atrae cada año a más de 400.000 personas.

"Siendo de Nueva York, poder vivir esto es muy especial. Es algo con lo que he soñado desde que era niño," dijo Provenzano tras el salto. "Hace años que miro hacia lo más alto de los rascacielos y que me pregunto si un día tendría la oportunidad de sobrevolarlos. Ese día era hoy."

read more about
Next Story