Lo random de los viajes

Estás en el bosque y ves un avión, o un pueblo élfico perdido. Pellízcate por si acaso.
Por Red Bull México

Vas caminando en el bosque y te topas con cosas inimaginables, como hechas por Gaudí: un Boeing, o una ciudad élfica perdida en la Huasteca. Algo salido de tus sueños y pesadillas.

El deseo del hombre de traspasar las barreras de lo fantástico, utilizando su imaginación y lo moderno para concebir arte, ciencia o un mero pasatiempo, ha hecho que el mundo tenga ilusiones tan reales y azarosas que no hace falta imaginarlas para presenciarlas.

Sacadas de lo más guajiro de la humanidad.

  • El Boeing del bosque

Si estás por los bosques de Oregon, E.U., y te encuentras con esta copia del avión comercial, te tallarás los ojos. Y no, no son los vestigios de un accidente o un vuelo de otra dimensión que se perdió en la nuestra; es el producto del ingeniero retirado, Bruce Campbell, y su ociosidad sin límites.

Bruce compró el fuselaje y las demás partes y los fue armando hasta tener su Boeing, algo muy random para encontrarse en medio de un bosque. Se gastó cientos de miles de dólares, pero está orgulloso de su proeza. Y muchos visitantes sorprendidos se lo agradecen.
 

Un ingeniero construyó un Boeing en el bosque. © Adventure Journal
  • Las Pozas, ciudad fantástica en Xilitla

Está en la Huasteca potosina, y se trata de un conjunto arquitectónico surrealista edificado por el mecenas y artista inglés, Edward James. Fue construido en la década de los 60, y se trata de pequeñas edificaciones sin funcionalidad que parecen sacadas de los sueños bizarros de Dalí y H.P. Lovecraft.

Se encuentran en medio de la selva de Xilitla, en San Luis Potosí, México, y sus estructuras están integradas a cascadas y albercas naturales. Una joya artística de la humanidad, y una fantasía para el viajero.

 

Un jardín surrealista en medio de la selva. © Ron Waddington/Creative Commons
  • Varosha, el resort fantasma

Tal como lo leyeron, Varosha es un pueblo fantasma de la ciudad chipriota de Famagusta, que antes de la invasión turca en 1974, era un importante destino turístico. Pero debido al conflicto, los habitantes huyeron del lugar, y hasta hoy permanecen sus hoteles y estructuras vacías.

A lo lejos parecerá que sigue en operaciones, pero solo es un vestigio de lo que fue el Acapulco de Chipre.
 

Varosha es un resort abandonado desde hace décadas © Creative Commons
  • La Puerta al Infierno, Turkmenistán

También se le llama pozo de Darvaza, y se trata de un cráter natural de gas que a unos científicos soviéticos se les ocurrió prenderle fuego en 1971, y desde entonces no ha dejado de arder.

Y lo hicieron para ver qué tan rico en gas era el yacimiento que ellos mismos encontraron. No se sabe cuándo parará su combustión, pero si no te acercas mucho, te dará un espectáculo increíble.
 

The Gate to Hell hace honor a su nombre. © Creative Commons
  • Fortalezas Marinas Maunsell

Sí, se parecen a unos AT-AT náufragos del Imperio de Star Wars, pero se construyeron como fortalezas inglesas para prevenir una posible invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Están en el mar de Maunsell, y ahora están dedicadas a otras actividades. Incluso una funge como la micronación Sealand.
 

Fortalezas marinas que se parecen a los AT-AT. © Free Photos & Art/Creative Commons
  • El Disneyland fantasma de China

Wonderland Amusement Park era un proyecto en el distrito de Changping, China, que intentaba ser como un Disneyland chino, pero mucho más grande. La obra fue abandonada a medias por problemas financieros, y permanece en un campo abierto como un espejismo asiático del parque de diversiones más famoso del mundo.
 

Un Disneyland abndonado en medio de un campo chino © Imgur
  • Jatinga, India

Es sólo un normal pueblo hindú, hasta que llegan septiembre y octubre y ahí sí, se vuelve una película de Hitchcock. Y es que, durante los dos meses mencionados, la comunidad es azotada por una plaga de aves suicidas, que son atraídas por las luces de la villa y chocan con las casas por la espesa neblina de la temporada.

  • Hoia Baciu, el bosque de la perdición

Aquí, más que encontrarte con algo random o extraño, te encuentras con tus miedos más inesperados. Porque este bosque es considerado el Triángulo de las Bermudas de Rumania: han fotografiado supuestos OVNIS, desaparecido personas y encontrado fenómenos paranormales –los cuales después se descubrió que eran bolas de luz, un raro fenómeno electromagnético-.

Y como dato curioso, está cerca de Transilvania.
 

Un bosque donde ocurren cosas extrañas. © Creative Commons

Como en todo, son sólo algunos ejemplos. Porque si te fijas, nuestra existencia es azarosa, y por lo tanto, todo lo que hagamos con ella lo es. Que sea para explorar cosas fascinantes.

Si quieres saber más de cosas fascinantes en RedBull.com mientras estás fuera, no olvides bajar la app en RedBull.com/app.

read more about
Next Story