¡Perseguido por elefantes, atacado por cocodrilos!

El Coronel John Blashford-Snell, explorador británico, aventurero y experto en evitar elefantes.
Un verdadero aventurero
¡La prueba de que la historia es real! © Scientific Exploration Society
Por Josh Sampiero

Hay gente que ha vivido una aventura y la hay que ha hecho de su vida una aventura. El Coronel John Blashford-Snell es uno de ellos y poco importa cuál sea tu historia más inverosímil, seguro que él te cuenta una que lo sea más todavía.

Nacido en 1936, el antiguo oficial de la armada británica ha hecho el descenso del Nilo Azul, cruzado el Tapón del Darién, conducido de Alaska a Patagonia y vivido aventuras en las cuatro esquinas del mundo. Por todas esas razónes y por más le hemos llamado por teléfono (si, a la antigua) para que nos cuente algunos de sus mejores recuerdos. ¡Disfruta!

El Coronel Blashford-Snell posando para un retrato.
Blashford-Snell con su sombrero de explorador © Tarquin Cooper

Hablemos de estampidas...
Oh, me han cargado encima un elefante, un búfalo, gatos enormes... Pero sólo me ha atacado un cocodrilo. No era muy grande, de unos tres metros, ¡pero era rapidísimo! Salió del agua y me arrancó el rifle con las fauces. Afortunadamente, tuve la buena idea de apretar el gatillo.

Te has enfrentado a muchos animales salvajes... pero sigues diciendo que el hombre es el más peligroso de todos.
¡Por supuesto! Una bestia sólo ataca para protegerse (aunque ojo con los búfalos cafres africanos, que son muy viciosos). El hombre es mucho más malicioso. Durante nuestro descenso del Nilo Azul, un grupo de bandidos nos capturó y nos hizo rehenes para poder cobrar una recompensa. Tuvimos que pelear duro para salir de esa.

Acabas de volver de Chipre. Eso suena como a vacaciones...
Era el norte de Chipre. Un poco de vacaciones y un poco de reconocimiento. Trabajo para una obra caritativa que tiene previsto fabricar pozos de agua fresca en zonas donde no tienen acceso a agua limpia.

Un verdadero aventurero
John Blashford-Snell, retrato en Congo © Scientific Exploration Society

Tu parte favorita del mundo es...
Me encanta Nueva Zelanda. Mi madre y mi padre vivieron allí. Mi padre fundó los Boy Scouts locales y mi madre las Girl Guides. En los años 20 era una tierra muy salvaje. Hoy día, es una tierra que se conoce muy bien pero sigue siendo un lugar fabuloso, salvaje, que es un placer explorar. Es como una versión gigante de Escocia.

Un verdadero aventurero
Reciéntemente, en Perú. © Scientific Exploration Society

¿El Nilo Azul fue la cosa más peligrosa que hayas hecho nunca?
¡No, fue caerme de las hamaca la semana pasada! Sí, el Nilo Azul fue probablemente la cosa más peligrosa que haya hecho. No teníamos ni idea de lo que hacíamos. Tratamos de hacer aguas bravas con nuestras embarcaciones antes de que existiera el rafting. Hace unos años, uno de los vuestros [un atleta Red Bull], Steve Fisher, vino a verme para hablar conmigo del Nilo Azul y particularmente de una parte que no navegamos, la de Grand Inga Rapids. Le dí mapas y algunas imágenes de archivo filmadas con Super8 que utilizó para su película. Un buen tipo. ¡Pero nunca se quitó la gorra! Empezamos a preguntarnos si no tenía un problema en la cabeza.

¿Y has visto su película?
¡El mes pasado! Muy dramática. Recuerdo muy bien esos remolinos gigantes. Perdimos un barco entero en uno de ellos y rescatamos a la tripulación por los pelos.

Un verdadero aventurero
Encuentro con los autóctonos © Scientific Exploration Society

La mayor ventaja que tienen los exploradores de hoy es...
El GPS. Parar cada mediodía para dibujar una línea y calcular tus coordenadas exige mucho tiempo. También está el material resistente al agua y ultraligero. ¡Ni te cuento lo que darían los exploradores de antaño por un par de botas modernas para la jungla!

Un verdadero aventurero
Blashford-Snell buscando elefantes © Scientific Exploration Society

¿Todavía sueñas con algún destino en particular?
Me gustaría ir a la penísula de Kamchatka, en Rusia Oriental, para ver tigres de Siberia. Este es un buen momento del año para ir. Hay muchos mosquitos pero es mucho más aguantable que el invierno. Y es mucho más fácil que aquella época en la que tuvo que escoltarme el KGB cuando atravesamos el Lago Baikal, hace 20 años, donde se puede ver la única foca no oceánica del mundo. Allí construimos un pueblo para los niños evacuados del desastre de Chernobyl. Poco tiempo después hice de guía turístico, en Londres, para los mismos miembros del KGB. Fueron a Harrod's y compraron cosas suficientes como para llenar cinco taxis londinenses.

Un verdadero aventurero
Y luego buscando águilas... © Scientific Exploration Society

También te gusta motivar a futuros exploradores...
Queremos que la nueva generación de jóvenes exploradores lo dé todo y se enfrente a retos divertidos pero que, al mismo tiempo, hagan algo positivo para la humanidad. Damos subvenciones a los que lo hacen. En eso consiste mi trabajo hoy día para que los jóvenes puedan cumplir sus sueños. El mes que viene yo me voy a Perú, para ver osos andinos, que, como ya lo debes saber, es el único oso de América del Sur.

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en RedBull.com/app!

Next Story