Date un paseo por la slackline más larga del mundo

Julian Mittermaier machaca el récord mundial de slackline, con 224m de longitud y a 200m de altura.
El slackliner Julian Mittermaier cruza la presa de Mauvoisin Dam, en Wallis, Suiza, durante la intentona de récord mundial de slackline de 224m.
Un poco hacia la izquierda... a la derecha... © Nicolas Sedlatchek
Por Sissi Pärsch

A 200m de altura y con 224m de recorrido, Julian Mittermaier ha batido el récord mundial de la travesía más larga de slackline, ¡y a la primera!

El joven de 21 años batió el récord en tierra europea recorriendo 224m en la presa gigantesca de Mauvoisin, en Wallis, Suiza. RedBull.com se ha sentado con él para obtener todo tipo de detalles sobre su increíble proeza.

¡En primer lugar, felicidades! Ahora, háblanos de tu récord.
Con 224 metros de recorrido y 10 metros más he batido el antiguo récord de Jerry Miszewsky's (USA). Me hicieron falta 40 minutos. La línea era de 2,5cm y estaba a 200m de altura.

El slackliner Julian Mittermaier cruza la presa de Mauvoisin Dam, en Wallis, Suiza, durante la intentona de récord mundial de slackline de 224m.
Julian Mittermaier, todo sonrisas tras su éxito © Nicolas Sedlatchek

Era un sitio muy espectacular también...
La presa se llama Mauvoisin. Es una de las más grandes de Europa, con 200 metros de altura y 450 de anchura. Parece sacada de una peli James Bond. Los slackliners de Wallis descubrieron el spot y me lo sugirieron para que intentara batir el récord allí.

¿Da miedo?
Por supuesto. Al principio pasamos mucho tiempo en la zona, preguntándonos si queríamos hacerlo de verdad. ¡Nadie quería empezar a colocar la línea!

El slackliner Julian Mittermaier cruza la presa de Mauvoisin Dam, en Wallis, Suiza, durante la intentona de récord mundial de slackline de 224m, en agosto 2014.
Pura alta tensión © Nicolas Sedlatchek & Thomas Buckingham

Pero al final lo hiciste. ¿Cómo procediste?
El coche estaba repleto, con 700m de línea que había que desempaquetar. Había que preparar todo el equipo. El grupo de apoyo lo hizo genial y todo fue a la perfección.

¿El highline es un deporte de equipo?
Desde luego que sí. Pones tu vida entre sus manos. He podido contar con un gran equipo: Peter Auer, que es uno de los mejores slackliners de Austria, Thomas Buckingham, el Presidente de la Asociación Suiza de Slackline, Nico Sedlatchek y Helmut Netzwerker. El equipo también te acompaña para ayudarte mentalmente.

El slackliner Julian Mittermaier hace slackline en el mundo entero.
Los demás proyectos de Julian Mittermaier © Lukas Irmler & Patrick Wagner

Has batido el récord a la primera. ¿Es normal?
Para nada. Jerry Miszewsky hizo 80 intentos durante su anterior récord. Yo quería ver hasta dónde era capaz de ir a la primera. Pensaba que no había ninguna probabilidad de que recorriera toda la distancia.

¿Fue una sorpresa? ¿Cómo es posible?
Tenía una sensación extraña. El muro de la presa es guapísimo, te motiva y te intimida al mismo tiempo. Pero una vez que la línea está colocada, ambos se mezclan y vienen a ser lo mismo. Tenía curiosidad de ver la tensión de la línea. No habíamos acabado de colocarlo todo y todavía estaba bastante floja. No tenía ninguna expectativa cuando empecé a andar y me sorprendió ver lo tranquilo que estaba todo. Yo también estaba muy tranquilo, la línea estaba muy estable y mi pulso estaba muy relajado también.

El slackliner Julian Mittermaier cruza la presa de Mauvoisin Dam, en Wallis, Suiza, durante la intentona de récord mundial de slackline de 224m, en agosto 2014.
En la mitad del recorrido © Nicolas Sedlatchek & Thomas Buckingham

¿Y luego?
Cuanto más me acercaba a la mitad del recorrido, más tensión sentía. Empecé a frenar la cadencia y hasta me tomé dos descansos de dos minutos para dejar que la línea dejara de oscilar. No me daba la impresión de estar acercándome a la meta y sentía mucho cansancio en los pies. Pero toda la dificultad es mental. A unos 70 metros del final me puse muy nervioso aunque sabía que lo más difícil iban a ser los 30 últimos metros.

¿Qué fue lo más difícil?
Nosotros slackliners lo llamamos "la transición". La oscilación cambia radicalmente y las reacciones de la línea son más pequeñas pero más marcadas. Hay que cambiar de estilo de marcha todo el tiempo. Al mismo tiempo, te pones cada vez más nervioso porque estás muy cerca de batir el récord mundial. Por eso es tan importante estar relajado. El equipo de apoyo fue de gran ayuda en ese aspecto. Como cuando empecé la intentona no habíamos acabado toda la instalación, los cuatro últimos metros eran cuesta arriba, con un ángulo de entre 30 y 45 grados. Tenía los pies sudando y no tenía mucho agarre pero conseguí completarlo todo.

¡Fantástico! ¿Cómo te sentiste?
En en paraíso. En cuanto volví a tierra firme empezó la fiesta.

¿Cuál es tu próximo reto? ¿Qué distancia crees que eres capaz de recorrer?
Sólo tres personas han sido capaces de recorrer más de 200m en una highline pero pienso que no vamos a tardar mucho en alcanzar los 300. Una vez casi hice 276 metros. Jerry Miszewsky me llamó poco después de haber batido el récord para felicitarme y le sugerí que viniera para que tratáramos de batir un nuevo récord, ¡juntos!

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en RedBull.com/app!

read more about
Next Story