Buceo libre con depredadores del océano

Disfruta de estas fotos de buceo libre con algunas de las critaturas más fantásticas del planeta.
Buceo libre junto icebergs
Buceo libre junto icebergs © Alex Voyer
Por Tarquin Cooper

Los buceadores Alex Roubaud y Alex Voyer viven a fondo su pasión por el buceo en algunos de los lugares más remotos del mundo, inmortalizando la vida que se esconde bajo la superficie del mar. Desde tiburones a rayas o focas leopardo, la pareja de parisinos cree que bucear a pulmón es la mejor manera de interactuar con la vida marina.

"El buceo libre nos lleva a ver el mundo de una forma muy diferente a la de un buceador tradicional con botellas," dice Voyer.

Sigue bajando para descubrir un mundo increíble.

Posando para un retrato junto a las frías aguas de la Antártida
Una reliquia de la época ballenera en la Antártida © Alex Voyer

“El buceo libre es probablemente el modo más discreto y ecológico de acercarse a un animal, por el agua, en su entorno. Este método te da una perspectiva diferente de las fotos submarinas," dice Alex.

"También nos sentimos mucho más libres que cuando llevamos bombonas. Puede que no podamos bajar tan profundo pero podemos ser más rápidos, sea cual sea la dirección. También nos podemos quedar mucho más tiempo en el agua. Una sesión puede durar hasta tres o cuatro horas."

Marianne Aventurier bucea con un tiburón azul en las islas Azores.
Cara a cara con un tiburón azul en las Azores © Alex Voyer

La pareja vive en París, una ciudad cuyas opciones para la práctica del buceo son muy limitadas. "Cuando tenemos algo de tiempo, y con el visto bueno de nuestro banco, hacemos las maletas y nos vamos allí donde haya agua."

Aunque las fotos que colgamos aquí estén hechas de la Antártida a las Azores, sus viajes suelen ser más cerca de casa, como por ejemplo en regiones costeras de Bretaña.

"¡Nuestras costas son maravillosas pero tratamos de viajar en el mundo entero para descubrir criaturas marinas que nos fascinen!"

Nadando con aletas en las isla de Malpelo
Buceando con aletas bajo las olas del Pacífico © Alex Voyer

Uno de los atractivos principales del buceo libre, según cuentan ambos franceses, es su simplicidad. Sólo hace falta un traje de neopreno, unas gafas de bucear y unas aletas. ¡Y también ayuda saber aguantar el aliento!

Buceo libre con una raya javanesa
Buceo libre con una raya javanesa © Alex Voyer

La pareja hizo un viaje a la Antártida en 2013 pero también son amantes de aguas cálidas como las de las islas Maldivas o Azores. Sol, vida marina abundante... ¡Y mucho más!

Marianne Aventurier bucea con un tiburón ballena
Momentos mágicos con un tiburón ballena © Alex Voyer

Un gran momento de sus viajes fue bucear con tiburones ballena, los peces más grandes del mundo. En la foto de arriba, Marianne Aventurier bucea con una de esas criaturas majestuosas en las Azores.

“¡Fue un momento inolvidable!,” dice Alex.

Alex Voyer bucea en un banco de carángidos.
Buceando en un mar de peces © Alex Voyer

Voyer estaba hipnotizado por un banco de carángidos (encima) en la isla de Malpelo, en Colombia, a principios de este año.

La pequeña isla no está habitada y se encuentra a 500km de la costa de Colombia, en el este del océano Pacífico. Tiene un kilómetro de longitud y 600 metros de anchura. Es roca pura con tres picos. El más alto se yergue a 300 metros de altura.

Marianne Aventurier bucea con un tiburón ballena y un banco de carángidos
Marianne Aventurier bucea con un tiburón ballena © Alex Voyer

Los humanos son una raza perfectamente adaptada al buceo. El "reflejo de inmersión mamífero" irrumpe en cuanto entramos en el agua y baja el ritmo cardíaco. Es algo esencial para conservar el oxígeno y aguantar el aliento durante períodos largos.

Otro reflejo instintivo es la "vasoconstricción", cuando el flujo sanguineo se retira de las extremidades, como las manos y los pies, para preservar los órganos vitales.

Los buceadores profesionales pueden aguantar la respiración durante tres o cuatro minutos. Los buceadores recreativos, en cambio, no consiguen aguantar tanto tiempo.

Buceo con monoaleta en aguas oceánicas.
La monoaleta da más potencia pero exige más © Alex Voyer

Tan sereno y magnífico como parezca, el buceo libre puede ser peligroso. En los 10 últimos metros de un buceo, cuando la presión es máxima, las pérdidas de consciencia en zonas de poco fondo son comunes. Los buceadores pierden el control de todo.

Si el practicante está solo, el resultado suele ser fatal. Por esa razón, los buceadores rara vez salen solos.

"El buceo libre no es una actividad peligrosa porque respetamos las reglas elementales de seguridad y bucear con un amigo es la primera y más vital de ellas," dice Alex. "¡Aconsejamos a todos los que quieran hacer buceo libre que empiecen con monitores competentes y que nunca vayan solos!"

Buceo libre con monoaleta sobre restos de naufragio a 20 metros de profundidad.
Buceo sobre restos de un naufragio en Maldivas © Alex Voyer

Las islas Maldivas son el paraíso del buceo libre. La cadena de islas ofrece aguas cálidas y una vida marina muy abundante.

"Sólo usamos la luz natural (del sol) para hacer fotos y buceamos a pulmón," explica Alex. "Por eso no hay tantos colores. Pero así es exactamente como lo vimos todo nosotros."

Buceando con una foca leopardo en las aguas gélidas de la Antártida.
Jugando al escondite con una foca leopardo © Alex Voyer

Otro gran momento de sus periplos fue hacer buceo libre en la Antártida. El agua fría está repleta de vida marina y tuvieron una oportunidad única de jugar al escondite con una foca leopardo. Pero no te creas que es un compañero ideal de juego. Las focas leopardo son los depredadores más grandes de la Antártida y tienen una reputación feroz.

Buceando en una piscina de agua dulce dentro de un iceberg.
Aguas claras pero (muy) frías en la Antártida © Alex Voyer

“Este fue nuestro primer viaje a la Antártida," dice Alex. "Vivimos durante un mes en un velero de 52 pies de eslora para observar a todos los animales que viven allí."

"¡Fue muy impresionante bucear en esas aguas, rodeados de montañas enormes y tan lejos de la civilización!"

Buceo libre en las aguas gélidas de Paradise Bay
Buceo libre en Paradise Bay © Alex Voyer

¿Te gusta este artículo? ¡Descubre muchos más con tu tableta decargando nuestra App aquí!

read more about
Next Story