Psicobloc: la disciplina de escalada más salvaje

El Deep Water Soloing - o psicobloc - es la forma más pura de escalada.
Por Tarquin Cooper

Si no has relacionado la palabra psicobloc con la escalada es normal. En inglés lo llaman "deep water soloing" (o DWS) y se trata de una disciplina en la que se escalan bloques sin protección. Nada de cuerdas ni de arneses. La idea es que si fallas caes al mar. Pero, según cuentan escaladores como Chris Sharma o Eneko Pou, es mucho más que eso. Debajo enumeramos qué es lo que hace que esta disciplina de la escalada sea tan especial.

1. La libertad

"Para mí es la mejor manera que existe de practicar escalada," dice Sharma. "Escalar sin cuerdas es una sensación fabulosa pero, si te caes, mueres así que sólo se puede hacer en muros muy por debajo de tu propio nivel. La belleza de esto es que tienes la misma libertad y puedes enfrentarte a vías más allá de tus límites. La libertad que te procura el psicobloc es la forma más pura de escalada."

 

El escalador americano Chris Sharma hace psicobloque sin cuerdas ni apoyo en Mallorca, España
La forma más pura de escalada, dice Chris Sharma © Jimena Alarcón

2. Puedes escalar en bañador

"También es un deporte acuático," dice Sharma. "Mezclas la cultura montañista con la surfera. Los escaladores suelen llevar botas de marcha y ropa de lluvia. Aquí te entrenas en bañador y con chanclas. Yo crecí cerca de la playa así que me va como un guante."

El escalador americano Chris Sharma hace psicobloque sin cuerdas ni apoyo en Mallorca, España
Una buena manera de bajar © Jimena Alarcón

3. Spots increíbles

Los spots sobre aguas profundas siempre son espectaculares por el mero hecho de escalar sobre el océano, muchas veces con olas imponentes debajo.

"A veces, las olas suben más alto que el acantilado mismo. Hay tanta energía que puedes sentir cómo vibra la roca. Es muy emocionante," añade Sharma.

Hay spots fabulosos en Tailandia, Croacia e Inglaterra pero hay uno que no tiene rival: Mallorca, en España. "Es la meca para todo aquel que sueña con hacer psicobloc," completa Chris. "Es el mejor sitio: una isla maravillosa, muy accesible y la roca es perfecta."

 

El escalador James Pearson hace el segundo ascenso de una de las mejores vías de El Nido, Double Barrel, en Filipinas
James Pearson en el 2º ascenso de Double Barrel © Francisco Taranto Jr – FotoVertical

4. Puedes explorar el paraíso

"El psicobloc lleva consigo el potencial de descubrir lugares nuevos increíbles," comenta James Pearson. El escalador ha vuelto recientemente de un viaje a Filipinas, con su mujer Caroline Ciavaldini, en el que sólo practicaron psicobloc.

"Fuimos sin conocer la zona, esperando dar con buenos spots de DWS. Lo que descubrimos estaba mucho más allá de nuestras mejores esperanzas. ¡Es un paraíso de aguas turquesa y de islas sin escalar, con rocas perfectas y el potencial de convertirse en uno de los destinos de psicobloc más valorados del mundo!," concluye.

 

El escalador James Pearson hace psicobloque en la isla de Sangat, en Filipinas
Pasando el rato en Filipinas © Francisco Taranto Jr – FotoVertical

5. Ser delgado no es una ventaja

"Hay que poder aguantar ciertos impactos," añade Sharma. "Forma parte del juego. Ser delgado no es una ventaja porque te dolerá más."

Aunque el deporte no será nunca sin riesgo, es posible minimizar el peligro. Chris añade que se puede corregir la posición del cuerpo en el aire para entrar en el agua con los pies por delante. Luego añade que sólo es posible si estás tranquilo y te sientes a gusto aunque te caigas. "Si flipas, es cuando lo haces todo mal."

Entre las lesiones posibles hay tímpanos reventados, huesos magullados o rotos y, algo que más vale evitar, ¡enemas! "También hay que ser un gran nadador," completa Sharma.

Eneko Pou durante el Red Bull Psicobloc en Lago General Carrer, en Coyhaique, Chile el 14 de diciembre 2012
Eneko Pou en acción sobre las aguas frías de Chile © De Heeckeren / Red Bull Content Pool

6. El agua fría le da más emoción a la experiencia (pero no hace que sea más agradable)

Hace unos años, la competición de DWS Red Bull Psicobloc tuvo lugar sobre las aguas gélidas de Patagonia. "El agua estaba a 6 grados," recuerda Eneko Pou, que puedes ver en la foto de arriba. "Cuando estábamos en el barco llevábamos plumífero y gorro. Allí hace mucho, mucho frío. ¡Fue una sesión de psicobloc muy difícil!"

El frío también es el que aleja a la mayoría de los adeptos (exceptuando a los adictos incondicionales) de spots fabulosos como por ejemplo la costa suroeste de Inglaterra. "Con aguas cálidas es mucho mejor," añade Eneko.

 

Eneko Pou en acción en el cañón de Talhado en Delmiro Golveia, Brasil el 19 febrero 2011
Eneko en Brasil © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool

7. La vida social

En Mallorca no sólo las aguas son cálidas sino que la vida social se pone al rojo vivo. "Tengo a todos mis amigos allí," dice Sharma. "Es como un segundo hogar."

"Allí hay montontes de alemanes, ingleses, austríacos y americanos," añade Pou. "Es el sitio ideal."

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en RedBull.com/app!

read more about
Next Story