¡Aniversario del Stratos! Lo mejor de Baumgartner.

En el segundo aniversario del Red Bull Stratos recordamos seis proezas de Felix que nos alucinaron.
El piloto austriaco Felix Baumgartner salta de la cápsula, en el vuelo tripulado del Red Bull Stratos, en Roswell, Nuevo Máxico, EEUU, el 14 de octubre de 2012
Una histórica caida libre de 4:22 © Red Bull Stratos
Por Frank Forrester

Han pasado dos años desde el día en que Felix Baumgartner batió el récord mundial de caída libre saltando desde el espacio. Festejamos la ocasión recordando seis de los momentos más memorables de su carrera - todos en el aire.

1. El salto desde el espacio
Factor riesgo:  Desconocido
Factor emoción:
Desmesurado
Gracias a dios por:
Máscaras de oxígeno, trajes especiales presurizados, y, oh, sí, ¡las Go Pros! 

Sin duda alguna se trata de la caída libre más famosa (y más vista) de todos los tiempos. Baumgartner ascendió a 127.852 pies de altura (32km), gracias a un globo de aire caliente y luego saltó desde la estratosfera. Alcanzó una velocidad punta de 1.357 km/h (833,9 mph) y su caída libre duró cuatro minutos y 22 segundos antes de abrir el paracaídas para volver a tierra firme, sano y salvo.

Felix Baumgartner volando sobre Taiwán
El truco de Baumgartner en Taiwán © Jörg Mitter/Red Bull Content Pool

2. Fuera de la ley en Taiwán
Factor riesgo: Policía
Factor emoción:
Pasó tan rápido que no sabemos si alguien pudo verlo

Muchos de los primeros saltos B.A.S.E. se hicieron a escondidas. En el caso presente, los saltadores temían que las autoridades les impidieran escalar los tres metros de la barrera de protección de la plataforma de la torre de observación de Tapei 101 y Baumgartner contrató a un grupo de b-boys para que distrajeran a los guardas y a otros turistas presentes. Luego fue pitando al aeropuerto para salir del país. A pesar de ello, a raíz de eso le prohibieron la entrada en el país.

 

3. Saltador de las cavernas
Factor riesgo:
Nada de luz, poca altura
Factor emoción: Esto es lo más que se haya acercado nunca un hombre a parecerse a Batman

El salto al interior de la caverna de Mamet, en Gospic, Croacia, acabó siendo uno de los saltos más espectaculares y únicos del repertorio de Baumgartner. Suponemos que no tuvo que preocuparse demasiado con el viento cuando abrió el paracaídas. Afortunadamente, su viaje al centro de la tierra acabó tras 200 metros de caída, cuando aterrizó sano y salvo en el fondo de la gruta.

 

El austríaco Felix Baumgartner vuela durante la exhibición Man vs. Machine en Lake Powell, Utah.
El hombre contra la máquina © Stefan Aufschnaiter/Red Bull Content Pool

4. Hombre contra máquina
Factor riesgo: Felix vuela contra un avión
Factor emoción: Felix vuela contra un avión

Okey, técnicamente se trata de un hombre contra un hombre con alas, ¿pero a quién le importa? Baumgartner voló a 260 km/h sobre el lago Powell, en Utah. ¿Y quién ganó? Todos los que lo vieron en directo.

 

5. Air Inglaterra
Factor riesgo: Los paracaídas húmedos no flotan
Factor emoción: ¿Nivel de estrellato? Internacional

En su día, la gente se hacía famosa por cruzar a nado el Canal de la Mancha. Felix no es de los que gustan mojarse el pellejo pero es un piloto como hay pocos. Con unas alas hechas a medida, Baumgartner se convirtió en el primer humano que cruzó el Canal de la Mancha por el aire y sin motor.

 

6. Jugando con la Torre Mayor
Factor riesgo:
Zona de aterrizaje diminuta
Factor emoción: Edificio más alto de Ciudad de México

Este salto en pleno centro de la gran Ciudad de México atrajo a montones de gente. Muchos no tenían ni idea de qué razones podían incitar a un hombre a saltar desde lo más alto de un edificio. A pesar del viento y de las dificultades técnicas, Baumgartner saltó y marcó otro gran hito de su carrera. ¡Olé!

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en RedBull.com/app!

 

read more about
Next Story