La vuelta al mundo con un catamarán de playa

Dar la vuelta al mundo es una cosa, hacerlo con un catamarán de recreo es otra muy diferente.
© Pauce
Por Will Gray

¿Es este el reto más extremo nunca visto? El navegante suizo Yvan Bourgnon cambió su catamarán de "Fórmula Uno" para dar la vuelta al mundo con uno diminuto, de recreo, playero y sin cabina. Tenía por delante 50.000 km que estimó que tardaría un año en recorrer. ¿Cómo hacer que fuera más difícil? Bourgnon no quiso contar con la ayuda de un GPS ni con asistencia exterior. Lo quiso hacer como la vieja escuela histórica, con un compas y un sextante, "sintiendo" la navegación, como dice.

¿Dónde está ahora? Descansando tras un accidente devastador en Sri Lanka, cuyos resultados emocionales se pueden ver en el vídeo de encima. Continuará con la última fase de su viaje al final del año.

Una pregunta: ¿por qué?
Para ver si se puede sobrevivir en condiciones tan difíciles, durante tanto tiempo, sin protección. En la mayoría de las aventuras, la gente tiene algo con lo que protegerse: una tienda, un iglú, una cabina, lo que sea. En este diminuto catamarán de playa no tengo nada para cubrirme. He tenido que dormir con olas rompiéndome encima, cada noche, sin parar, durante meses enteros.

Volcaste en el Atlántico nada más empezar. Debió ser un buen aviso, ¿no?
Sí. Estuve a punto de ahogarme. El barco estaba de costado y seguía avanzando a 10 nudos y el cabo de seguridad que tenía atado me arrastraba bajo el agua. Fue terrorífico porque no sabía si iba a conseguir que el barco se volviera a colocar. Lo habíamos modificado un par de días antes porque en las primeras pruebas vi que no podía volver a ponerlo en posición. Pero no volví a probar si los cambios funcionaban.

El navegante suizo Yvan Bourgnon da la vuelta al mundo en un catamarán sin cabina, ni GPS, ni asistencia
Yvan Bourgnon vivió un 'Waterworld' de verdad © Yvan Bourgnon

Has cruzado el Atlántico, el Pacífico y el Océano Índico y luego has tenido un accidente en las aguas tranquilas de una playa de Sri Lanka. ¿Qué te ha pasado?
No había dormido durante cuatro días y estaba a dos horas del puerto. Estaba en muy mal estado. Tenía alucinaciones. Casi me choco contra un barco de mercancías y sabía que tenía que dormir con urgencia o que iba a tener un accidente en el puerto.

Puse el piloto automático pero cuando me desperté estaba entre las olas, con el barco machacado contra las rocas. Las olas me propulsaron y me quedé atascado debajo del casco. Creí que me iba a morir ahí. No podía respirar. El barco estaba destrozado pero me mantuvo en vida. ¡Fue un momento muy emotivo!

El navegante y aventurero suizo Yvan Bourgnon en su catamarán de playa durante su vuelta al mundo sin GPS ni asistencia
Un selfie abordo © Yvan Bourgnon

¿Cómo haces para dormir?
¡Rara vez duermo más de 15 minutos seguidos! La mayoría de las veces duermo cinco, seis, siete, diez minutos, me despierto, me vuelvo a dormir. ¡Así durante un año entero! He aprendido a dormir con la vela bajo tensión en mano y esa es una de las razones por las que no he volcado casi, porque siempre estaba listo para soltar la vela en un segundo.

El navegante y explorador suizo, Yvan Bourgnon, posa disfrazado como el navegante del siglo 15, Magallanes
Bourgnon – ¡El Magallanes moderno! © Pauce

¿Cuál ha sido la peor tempestad que has tenido?
Una tempestad durante los monzones, en el Océano Índico, no muy lejos de Sumatra. Fue muy inteso. Nunca he visto tanta lluvia. 15 horas sin parar. El viento soplaba a 120 km/h y con un catamarán tan ligero y pequeño parece que vas a salir volando. ¡Sin velas navegaba a 25 nudos! La dirección del viento cambiaba 180º en cuestión de segundos y no se podían predecir cambios de borrascas. Casi vuelco como 30 veces esa noche.

Retrato del navegante suizo Yvan Bourgnon, que ha completado la primera vuelta al mundo en catamarán sin GPS ni asistencia
Bourgnon está acostumbrado a la humedad © Pauce

¿Cómo haces frente a esos momentos que amenazan tu supervivencia?
Evitando el pánico. Siempre me digo a mí mismo: "En cuanto cedas al pánico y hagas algo que no sabes o controlas, deja de hacerlo todo". Puedo pensar en cuatro o cinco ocasiones en las que de haber sido presa del pánico ahora estaría muerto.

¿Cuál ha sido el mejor momento de lo que va de viaje?
Cuando me fui de Vanuatu tuve un problema de timón y tuve que arribar. Sólo había un sitio donde podía ir. Era una isla diminuta, de 400 metros de anchura y un metro de altura. No había nada más a 3.000 km a la redonda. Acabé pasando un día y medio allí. Fue increíble.

El navegante y aventurero suizo Yvan Bourgnon en su catamarán de playa durante su vuelta al mundo sin GPS ni asistencia
En aguas tranquilas © Yvan Bourgnon

Llevas un tiempo en tierra firme. ¿Cómo ha sido?
Terrible. Este viaje ha trastornado tanto mi mente como mi cuerpo. Me he vuelto más salvaje. Cuando volví a París estaba totalmente desorientado. Perdí la maleta, dejé los zapatos en el restaurante y perdí muchas más cosas.

Ahora, más que nunca, sé que no quiero estar en tierra firme.

Volverás a navegar en noviembre – ¿de ahí navegarás sin parar hasta el final?
¡No! La primera dificultad serán los monzones, luego los piratas en el Golfo Pérsico. No ha habido ningún barco de pequeña eslora que se haya aventurado por esas aguas en más de seis años así que no sabemos si será un problema o no pero navego veloz y no tengo nada de valor en el barco así que espero que me dejen tranquilo.

Yvan Bourgnon - Navegante, explorador
Cuando se levanta el viento, es hora de volar © Yvan Bourgnon

Y, asumiendo que todo te vaya bien, ¿que harás después?
Estoy convencido de que es posible circunvalar la Antártida con un catamarán de playa. El periplo es más corto pero hace mucho más frío, hay mucho hielo y muchas tempestades. No podría hacerlo solo pero con un barco nuevo, con un equipo de gente y con más partes meteorológicos que ahora... Pienso que es posible.

El barco de Yvan Bourgnon está en Sri Lanka. El navegante aventurero está recolectando dinero para repararlo y acabar su aventura. Le puedes ayudar a acabar su periplo en esta página de crowdfunding.

¿Te gusta esto? A nosotros también. Descubre mucho más en nuestra página en Facebook.

read more about
Next Story