200m de escalada en un desplome de roca y hielo

Helmcken Falls es el desplome de roca y hielo más difícil del mundo y un reto ideal para Will Gadd
Por Josh Sampiero

No es necesario decir gran cosa sobre Helmcken Falls que no sea esto: es la vía de escalada mixta de hielo y roca más difícil del mundo.

Es la cuarta cascada más alta de Canadá y está dominada por un gigantesco desplome con forma de anfiteatro. Las aguas salpican la pared de roca y la cubren con una espesa (y a veces fina) capa de hielo. El canadiense Will Gadd (actualmente nominado para el premio al Aventurero del Año de National Geographic) completó un primer ascenso heroico a comienzos de este año.

 

Will Gadd en Helmcken Falls
Bajo techo © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

Gadd descubrió la vía hace más de seis años y desde entonces no había dejado de pensar en ella. "Hace unos años fui a Helmcken y dije 'alguien tiene que escalar esa vía'," comenta Gadd. "Sabía que había que hacerlo." También supo inmediatamente que sería un reto sin igual. "No hay manual sobre cómo escalar Helmcken Falls," añade. "Subes y resuelves los problemas cuando estás ahí. Y esa era una gran parte de lo que me atraía allí."

El mero hecho de llegar al spot no es nada fácil. Aunque no está lejos de Clearwater, en Colombia Británica (Canadá), no se puede ir andando a la base. Es necesario hacer rappel.

La escalada exigió que Gadd y su equipo pasaran dos semanas equipando la vía, en pleno invierno. Antes de eso, Gadd tuvo que ir a estudiar el terreno en verano. "Quería bajar en rappel para ver qué había abajo," dice. "Había muchas dudas sobre dónde teníamos que equipar la vía porque no teníamos ni idea del espesor del hielo ni si aguantaría."

Will Gadd en Helmcken Falls
Frío y oscuro © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

Una vez estudiada la zona, Gadd y su equipo volvieron en invierno, listos para enfrentarse a lo que llama Overhead Hazard, la vía mixta de escalada más difícil del mundo. Pasaron varios días con temperaturas bajo cero en los que equiparon toda la vía, empezando primero por abajo, luego por arriba y conectando ambas porciones en el medio, para acabar, un día de muchísimo frío.

Will Gadd en Helmcken Falls
Aguantando a duras penas © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

Cuando el tiempo amainó al día siguiente, Gadd y su equipo volvieron para una intentona completa de los siete largos. Para escalar la vía "limpiamente", Gadd tenía que hacer cada uno de ellos sin caerse (o volver a empezar el largo en cuestión).

Will Gadd en Helmcken Falls
El trueno blanco © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

Tras ocho horas lidiando con roca y hielo, Gadd pasó la última porción, cogió la radio y dijo a todo su equipo que lo había conseguido y que era uno de los días más felices de su vida. "Cientos de horas, todos estos años escalando, simplemente para llegar hasta aquí, ahora," dijo. "Aquí y ahora. ¡Estoy tan feliz!"

La escalada es fabulosa. ¡Descubre muchos más artículos en nuestra página en Facebook!

read more about
Next Story