Las montañas como nunca las habías visto

El fotógrafo Alexandre Deschaumes nos muestra las montañas tal como son. ¡No te dejarán indiferente!
Montañas de locura
Thorsmork en Islandia © Alexandre Deschaumes
Por Dominique Granger

La sensibilidad por la belleza de lo que nos rodea puede ser intensa, especialmente cuando eres fotógrafo. Alexandre Deschaumes no solo tiene esta intensidad, sino que es capaz de compartirla. Fuertemente influenciado por la literatura y el arte, pero además también por su melancolía interior, sus imágenes nos llevan a un mundo paralelo de las profundidades montañosas de los Alpes Franceses, la Patagonia o Islandia, donde ha pasado incontables horas buscando el momento ideal para la foto perfecta.

Antes de comenzar, recuerda los lugares más misteriosos del planeta, otra de historias que te trajimos hace tiempo.

¿Por qué montañas? ¿Qué te inspiran?
Me gusta su fuerza, su grandeza. Soy bastante exigente cuando hablamos de montañas. Me gustan las que son especiales, que tienen un fuerte carisma y una forma extraña. Me gustan las montañas con carácter.

¿Cómo eliges los destinos?
Para encontrar el tipo de montañas que me apasionan necesito investigar un poco antes de ir a algún sitio. Miro en Internet, en mapas. A veces se trata simplemente de un nombre curioso que me llama la atención ... Solo necesito conseguir una pista que me da la idea de que una montaña específica puede ser interesante.

Cuéntanos más sobre tu procedimiento...
Miro montañas de todos lados, investigo en Google Earth, veo fotos... Suelo llevarme gratas sorpresas cuando llego al sitio. A veces, una parte de la montaña que pensaba que nunca vería se muestra diferente porque las nubes flotan a su alrededor.

¿Conocer la zona juega un papel importante a la hora de elegir día y montaña?
Sí, sí. Estoy empezando a mejorar en el análisis del clima. Conozco los mejores momentos para que todo se vea bien, aunque no siempre se dé así. El problema es que, a veces, cuando el paisaje es bonito para ser fotografiado, es peligroso para la persona, como cuando se acerca una tormenta, ¡y no es la mejor opción para caminar entre las montañas!

Es verdad que hay riesgos asociados a ir a las montañas en ciertas condiciones. ¿Qué tipo de preparación se necesita?
Sobre todo, yo necesito estar inspirado y motivado. Si me inspira lo que veo, encuentro la energía suficiente. No soy una persona a la que le guste mucho el deporte, el ánimo que me da el ambiente es lo que me proporciona energía para pasar por todo esto.

¿No eres aficionado al deporte?
Sin embargo, estoy en buena forma. Camino de manera regular y suelo llevar mochilas pesadas un rato.

¿Cómo te sientes cuando tienes ante tus ojos la composición y luz perfectas para una foto?
Me anima mucho. Es muy fuerte, aunque es una sensación rara porque lo que está ante mí es demasiado increíble. Me impresiona mucho, pero también me exalta porque sé que tengo que actuar con rapidez.

Así que no es fácil...
Tengo que encontrar la manera de hacer la foto que enseñe como es la montaña y como la veo yo. Es estresante porque si veo salir el Sol entre un pequeño agujero de las nubes, significa que se va a volver a ocultar, y probablemente sea muy pronto. Si no estoy preparado, tengo que encontrar la forma de hacerlo, así que sí, es una mezcla de estrés y fascinación.

¿Puedes hablarnos sobre una foto en particular?
Esta es una de mis favoritas porque hay un grado más poético, nómada y soledad en la naturaleza.

Me gustan los ambientes oscuros y con luz de fondo, con el sol brillando a través de un velo de nubes mientras la niebla cubre todo el valle. Son las siluetas extraordinarias que guían nuestro ojo. El hecho de que se trate de formas de árboles que no vemos a menudo (la foto fue tomada en los Andes) le da un aspecto extraño y exótico. El ojo sigue el camino y hay una persona en el medio.

Era alguien que paseaba por allí. Parece que está pensando, vagando por este paisaje surrealista. Es un poco hipnótica, espiritual, con esos picos tan afilados en la derecha con una forma tan dramática y evocadora. Es una foto a medio camino entre la realidad y la fantasía. Por eso me gusta, se corresponde con mi ser interior.

¿Tienes un destino de ensueño?
Hay una lista de destinos exactos para hacerlos acompañados, pero es un proyecto que nos encantaría hacer con un productor que ya hizo una película con mi trabajo, Mathieu Le Lay. Queremos hacer una serie con varios capítulos en lugares nuevos, pero aún estamos buscando patrocinadores.

Pero, ¿en cualquier lugar?
Me encantaría ir a Bután porque parece bastante pintoresco y allí no ha estado mucha gente. Hay una parte del Himalaya que todavía es casi secreta. Hay muchos lugares preciosos, pero ya están fotografiados. En realidad, lo que más me gusta es encontrar aquellos puntos y ángulos que a la gente le costaría decir dónde se ha tomado la foto, los sitios con los que la gente soñaría evadirse.

¿Hay un sitio que te haya impactado de verdad en tu vida?
Islandia, pero es muy común ahora. La Patagonia, también, en los Cuernos. La cara de estas montañas aún me fascinan. Son enormes, pero su textura es tan diferente... y con esos árboles tan raros en la zona más baja forman una mezcla increíble. Me causó una gran impresión, pero lo han hecho muchos sitios.

Landmannalaugar (Islandia)
Landmannalaugar (Islandia) © Alexandre Deschaumes
Aiguille des Deux Aigles (Alpes Franceses)
Aiguille des Deux Aigles (Alpes Franceses) © Alexandre Deschaumes
read more about
Next Story