El reto de los 2.149 km en los Alpes... ¡superado!

Miles de kilómetros y más de un año para completar el Círculo Adriático... ¡pero lo hicieron!
Por Josh Sampiero

Los números de la historia son los siguientes: 2.149 km. recorridos, más de 45 días, 10 horas y 59 minutos... a una media de 46,7 km. por día. Un par de zapatos, más calorías de las que puedes imaginar y ocho huesos rotos, incluyendo varias vértebras. El Círculo Adriático es pura aventura.

Un día = 83.062 pasos...

Concebido como la aventura de senderismo y vuelo más larga de los Alpes, Tom de Dorlodot y Paul Guschlbauer empezaron su viaje a pie, en Ancona en 2014. Su objetivo era volver a esta misma ciudad después de cerrar un círculo hacia el este cruzando Italia, Francia, Suiza, Austria, Eslovenia y Croacia antes de atravesar el mar para volver a Ancona.

La ruta a través de los Alpes

Pero, a mitad del camino, la tragedia les golpeó cuando Tom se estrelló contra un árbol mientras intentaba aterrizar su paracaídas en condiciones muy peligrosas y con mucho viento. El accidente le dejó muy tocado y con lesiones muy severas, y Paul decidió que no continuaría solo, sino que esperaría a Tom para terminar el viaje. Tom se recuperó por completo y el 8 de mayo de 2015 ambos comenzaron su aventura donde la dejaron.

Un paso tras otro... un día después del siguiente...

Tom de Dorlodot y Paul Guschlbauer caminando en Alpes
Una dura batalla © Lukas Pilz

Volvamos a los números. Desde el comienzo de la aventura, que fue más senderismo que vuelo, los chicos hicieron casi 700 km. en el aire volando en varios días, pero registraron un total de 1.454 km. a pie, por lo que no es de extrañar que necesitaran más de un mes para llegar al final, aun cuando dieron un fuerte empujón final con días de hasta 70 km. de caminata. Paul asegura que "los últimos días había un fuerte viento de noreste que no nos permitía salir a volar porque las condiciones no eran nada buenas".

Extraños vientos por Italia

Tom de Dorlodot y Paul Guschlbauer sobrevuelan y caminan los Alpes
Un momento extraño de aire © Lukas Pilz

Al llegar a Zadar, el plan original era hacer un vuelo en paramotor cruzando el Adriático para volver a Ancona, pero pequeñas cosas como las leyes de fronteras internacionales no dejaron que eso pasara. Incapaces de conseguir un barco que garantizara su seguridad, los chicos tuvieron que viajar de vuelta a Italia sin lavarse, con el resto de gente y en ferry. Después de semanas de senderismo estamos seguros de que la multitud estaba bastante más limpia que ellos...

Preparándose para un día más de suciedad

Aventura en los Alpes
Muchos kilómetros en los pies © Lukas Pilz

¿Y qué fue lo que aprendieron? El lesionado de Dorlodot, mucho: "Antes de empezar estaba un poco preocupado", asegura, "pero al final fui capaz de hacerlo, dándolo todo, sin dolor... ¡Dejar el accidente atrás fue una enorme satisfacción!".

Nieve en lo alto de los Alpes
En las alturas había mucha nieve © Lukas Pilz

Paul añade: "Fue una experiencia agotadora pero muy interesante. Ahora ambos sabemos lo que se siente al andar mucho. Nunca habíamos hecho esto sin competir, pero nos hemos sabido motivar... ¡Es increíble lo que podemos conseguir cada uno de nosotros!".

Colorín colorado... ¡este cuento se ha acabado con final feliz!

Pero además del agotamiento, lo que queda es la sensación de logro. "El año pasado dijimos que terminaríamos y lo hemos cumplido", dice Tom. "¡Es hora de centrarse en el Red Bull X-Alpes y en lo que venga!".

Next Story