Conoce al hombre que cruzará a nado el Pacífico

Ben Lecomte nos cuenta cómo y porqué realizará esta increíble hazaña.
Por Romuald Clariond

En 1998, Ben Lecomte se convirtió en el primer hombre que realizaba una travesía en el océano Atlántico sin la ayuda de una kick board. 17 años después de aquella hazaña, el francés quiere dar un paso más y alcanzar el siguiente nivel. El objetivo de Lecomte es nadar desde Tokio a San Francisco, durante cinco meses (de julio a diciembre), ocho horas al día. En total, ¡serían casi 8.000 km! En esto consiste su plan…

Note pierdas este avance de su aventura

© Ben Garrett

¿Así que nadarás desde Tokio a San Francisco?
Sí, ese es el plan. Debería llevarme cinco meses. Un barco estará siempre cerca de mí mientras esté nadando. Nadaré ocho horas al día, y el resto del tiempo estaré en el barco comiendo y durmiendo. Vamos de Tokio a San Francisco porque las corrientes – la del Kuroshio y luego la del Pacífico norte – nos empujarán hacia los Estados Unidos. Habrá un equipo de seguimiento en tierra que analizará las imágenes del satélite y nos dirá exactamente dónde estará la corriente, el tipo de clima que tendremos, etc. Así que no estaré solo, tendré a mucha gente a mi alrededor.

El barco, además, será un poco especial…
Sí, se trata de un barco de 24 metros de 1940. Inicialmente se construyó para la pesca, aunque luego se destinó a otros usos, y está hecho totalmente de madera. Su historia concuerda con nuestro espíritu: reciclar cosas y usarlas inteligentemente.

¿Por qué has decidido embarcarte en este desafío?
He nadado en ríos, lagos y mares desde que era muy pequeño. La primera aventura en la que me embarqué fue para recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, ya que mi padre murió a causa de esta enfermedad. Cuando él lo estaba pasando mal, me di cuenta de que no podía renunciar a mis sueños. De alguna manera, ver a mi padre sufrir me impulsó a buscar mis límites y a hacer realizar mis sueños.

¿Desde cuándo nadas?
Siempre he nadado. Me encanta. Pero como quiero mantener la pasión, también hago mucha bicicleta y corro para resistir mejor. La gran diferencia con los que se entrenan en una piscina es que yo no tengo que ir rápido. Voy con mis aletas y el snorkel, así que no necesito girar la cabeza para respirar, ni para ver al barco. Eso consumiría mucha energía. Además, las aletas multiplican la fuerza de los músculos de las piernas. Sin ellas, tienes que hacer más esfuerzo con los hombros y los brazos.

¿Cómo entrenas en una semana normal?
Entreno de tres a cinco horas al día, seis días a la semana. Varía en función del clima y de las cosas que tenga que hacer, pero en general es lo que hago. Pero en este tipo de situaciones, más que el entrenamiento físico, lo que importa es tu mente. Si hacemos una comparación, cuando nado, no soy un runner, pero sí alguien que anda muy rápido. La dificultad está en repetir esto durante horas, días y meses. Si te fijas, muchas de las grandes hazañas las han conseguido personas de 40 o incluso 50 años, porque cuando eres más mayor pierdes fuerza y velocidad, pero ganas en el apartado psicológico y mental. Mira a Pat Farmer. Ha estado corriendo durante 11 meses del Polo Norte al Polo Sur, el equivalente a dos maratones al día y tiene 49 años. Todo es una cuestión de fuerza mental.

¿Qué meta pretendes conseguir con este reto?
Soy padre. Tengo dos hijos y su futuro es muy importante para mí. Trato de usar mi pasión para que la gente se dé cuenta de lo importante que es cambiar nuestra rutina para salvar al medio ambiente y al planeta.

¿Así que nadas para salvar al planeta?
La travesía en sí no es el objetivo. Mi meta es lograr que la máxima cantidad de gente posible siga el evento y entienda el impacto tan negativo que estamos causando a nuestros océanos.

¿Dónde podemos seguirte?
Lo retransmitiremos en directo e interactuaremos desde el barco con los seguidores. Pero no solo nosotros desde la embarcación, también varios expertos participarán en estas conversaciones.

Dale tu apoyo a Ben en www.thelongestswim.com

read more about
Next Story