El paraíso de las acrobacias está en las Canarias

Las nubes pueden ser un buen patio de recreo y, si no, mira cómo se lo pasan estos con el parapente.
Por Alison Mann

"La isla es bella, te da mucho, pero tienes que respetarla porque se puede llevar tu vida", dice el parapentista Veso Ovcharov en un momento de seriedad cuando habla con entusiasmo de su última aventura.

Ondrej Prochazka y el propio Veso hicieron el vuelo de su vida mientras exploraban la pequeña isla de El Hierro, en las Islas Canarias. Tal fue el despliegue y el interés que crearon que al final del viaje había 15 de los mejores pilotos de todo el mundo intentando toparse con ellos.

Echa un vistazo al vídeo de la aventura en El Hierro

La isla tiene un clima inigualable que crea un mar de nubes todos los días y con un fuerte viento que permite a los pilotos pasar mucho tiempo por encima de ellas, algo muy poco habitual que permite disfrutar de muchas acrobacias mientras estás allí.

Ovcharov asegura: "A veces, cuando estamos en el aire, hay momentos en los que aparecemos entre las nubes pero volvemos a desaparecer de nuevo".

"Pudimos estar como una hora haciendo acrobacias entre las nubes y por encima de ellas, subiendo y bajando. Fue una experiencia muy emotiva y espectacular".

El Hierro es el paraíso de los pilotos acrobáticos

Parapente en las Islas Canarias
Hacer parapente es mejor con amigos © Ondrej Prochazka/David Gutierrez Gonzalez

¿Qué tiene la isla que la hace tan perfecta para los parapentistas? "La isla tiene forma de herradura, tiene 30 km. de punta a punta y una altura en vertical de más de 1.500 m., por lo que atrapa mucho viento", nos explica Ovcharov.

"La parte más alta es como una pirámide, así que puedes despegar en cualquier dirección, incluso si el viento es malo. Tiene un patrón climático exclusivo con las nubes ondulando y creando un efecto mágico", añade.

Haciendo parapente en El Hierro (Islas Canarias)
Haciendo parapente en El Hierro © Ondrej Prochazka/David Gutierrez Gonzalez

Los dos pilotos locales, Renán Andrés Morales y Joan Luis, viven en la isla y Ovcharov está tan emocionado con ellos que asegura: "¡Los dos pilotos locales dicen que la isla te atrapa tanto que cuando la dejes será imposible encontrar una mejor!".

"Es un lugar tan relajado, solo hay 8.000 habitantes, la comida es genial... es como nuestro paraíso".

Acrobacias con parapente en las Islas Canarias
El Hierro es una isla única para hacer acrobacias © Ondrej Prochazka/David Gutierrez Gonzalez

Puede que para ellos sea el paraíso, pero no es un sitio para aprender a volar ni territorio para inexpertos. Se necesita mucha maestría para volar entre los vientos fuertes de la isla y más aún con tantos sitios en el mundo para aprender mejores que el cielo de El Hierro.

Ovcharov afirma: "Dos pilotos con mucho talento se dejaron las alas en un acantilado después de un accidente. A veces pasan este tipo de cosas".

"En otra ocasión, los pilotos entraron en la nube y terminaron dando vueltas y vueltas al revés. Aquí aprenden cosas nuevas hasta los mejores".

Pero, para los que tienen talento y pasión por la isla, ¡no hay nada que no les haga volver!

Next Story