Bucea el agujero azul más profundo del mundo

Stig Pryds te lleva al fondo del mar... Siente en primera persona cómo es bajar a un paraíso marino.
Por Josh Sampiero

¿Alguna vez te has preguntado qué se siente al descender decenas de metros por debajo de la superficie del océano sin tanque de oxígeno? No te pierdas el vídeo de abajo, en el que el buzo danés Stig Pryds se sumerge en el Agujero Azul de Dean, el agujero azul de agua salada más profundo del planeta.

Pero antes, recuerda nuestra historia de buzos explorando un avión hundido a 27 metros de profundidad.

Video: Stig Pryds se sumerge en las profundidades del océano

"Cuando mis inmersiones van bien, no pienso en nada", nos explica Pryds, competidor de buceo libre. "Te dejas llevar por el agua. No hay ningún miedo". La actitud tranquila del danés se evidencia en el vídeo de arriba, en el que le puedes seguir en una inmersión profunda de 49 m. al Agujero Azul de Dean.

Pero, ¿quién es Stig Pryds?

Bucear en el agujero azul de Dean, el más profundo
Subiendo de las profundidades © Daan Verhoeven

Pryds, que llega a mantener la respiración durante más de siete minutos en los ejercicios de entrenamiento, nos recuerda que la inmersión que has visto en el clip de arriba no se acerca a ningún récord.

De hecho, para él es un camino de rosas. "La mayoría de mis hundimientos profundos están sobre los 90 o 95 m.", nos asegura. "Después de una inmersión de 50 m., soy capaz de volver a zambullirme otra vez en ese mismo día". Por supuesto, la relativa 'facilidad' de esta inmersión fue lo que le permitió fijar una cámara GoPro a su pecho mientras caía a las profundidades, además de ser perseguido por el cámara Daan Verhoeven.

Agujero Azul de Dean desde arriba
El Agujero Azul de Dean, desde arriba © Daan Verhoeven

Pero, mientras para Pryds es una inmersión común y corriente, para los principiantes es una cosa de otro mundo, en concreto, un mundo donde no hay apenas luz y en el que el agua ya no te da la capacidad de flotar.

De vuelta a la superficie

Subiendo en el agujero azul de Dean
Y sube, y sube, y sube.... ¡Son 49 m.! © Daan Verhoeven

Prepararse para entrar en ese universo conlleva muchas horas de práctica, además de conocimientos médicos sobre cómo funciona nuestro cuerpo y la forma en que reaccionará. "Tienes que conocer tu cuerpo a la perfección", dice Stig. "Tienes que asegurarte de utilizar solo los músculos necesarios para bucear o gastarás un oxígeno precioso sin necesidad de ello. Necesitas tener el máximo control sobre tu cuerpo".

Pero, ¿cuál es la parte más importante? Coger mucho aire para después soltarlo con tranquilidad. "Cuanto más relajado estés, más fácil será todo". Después de ver el vídeo, le creemos.

¿Te ha gustado? Mantente al día de todas las aventuras de Red Bull en el Facebook de nuestro canal.

Next Story