Buscando en el baúl de los recuerdos del parapente

Francis Heilmann reedita el primer vuelo en parapente de la historia 50 años después. 100% nostalgia
Por Alison Mann

Han pasado 50 años desde el primer vuelo en parapente realizado con una vela de barco. La tecnología ha avanzado a pasos agigantados desde entonces y ha permitido a los pilotos llevar a cabo maniobras tan difíciles como la 'infinity tumble'.

Sin ella, movimientos de ese calibre no hubieran sido posibles y completar un evento como el Red Bull X-Alps con sus caminatas y vuelos (¡que ya está en marcha y puedes seguirlo en directo!) serían solo un sueño.

En 2005 se hizo una réplica del primer parapente

Primer parapente de la historia: réplica de Heilmann
La réplica del primer parapente de Heilmann © Françoise HURLIN

La vela de barco adaptada al parapente la desarrolló el ingeniero estadounidense de la NASA David Barish mientras trabajaba en mejorar los paracaídas que devolverían a los astronautas a la tierra. Su invento fue utilizado por primera vez en 1965 por Lee Guilfoyle. La proeza se festejó en el festival Coupe Icare de 2005 con una réplica de esa vela de barco.

La copia tardó en crearse cinco años y fue obra del francés Francis Heilmann, el mismo que la hizo volar en parapente. Asegura que construir la réplica le llevó bastante esfuerzo: "Me he tirado cinco años para crearla, desde el 2000 hasta el 2005. Solo tenía dos imágenes sobre las que trabajar, no había un patrón y David Barish, el creador del ala con una vela de barco, no quiso ayudarme".

"No me dio nada de información, me dijo que si viviera en EE.UU. nunca me hubieran permitido reproducir el parapente. Pensaba que rehacerlo era demasiado peligroso y si tenía un accidente, le cargarían las culpas a él".

Construir la réplica no fue cosa de dos días...

David Barish y Francis Heilmann
David Barish y F. Heilmann (pasado y presente) © Francis Heilmann

¡El parapente original tenía que ser ligero porque el objetivo era llegar al espacio! Las alas funcionaban como una vela de barco, es una superficie sencilla y no hay cámara de aire.

Pero Francis continuó con su misión e hizo volar la réplica por sí mismo, a lo que agrega: "¡El parapente original tenía que ser ligero porque el objetivo era llegar al espacio! Las alas funcionaban como una vela de barco, es una superficie sencilla y no hay cámara de aire".

Conseguir que la réplica volara no era para nada una tarea fácil: "Pensaba que Barish había volado bastante tiempo desde un acantilado gracias al viento", asegura Francis. "De hecho, solo levantó 10 o 30 metros del suelo, una cosa que no sabía cuando despegué por primera vez. Así que puede decirse que he sido el único que ha volado muy alto con este tipo de alas", añade.

La réplica consiguió volar en 2005

Primer parapente de la historia: Francis Heilmann
Volando...¡a la vieja usanza! © Michel Ferrer

¿Que si se puede hacer una caminata y volar con una vela de barco? ¡Creo que tendrás que caminar mucho!

Aunque se las arregló para volar con la vela de barco, no es algo que se pueda utilizar de forma continua en el parapente de hoy en día.

Francis lo explica así: "Es el pleistoceno del parapente, hay buenas razones por las que desapareció. El ala es lenta y muy poco manejable. Es difícil girar, no soporta las turbulencias y no se puede despegar con viento de cola. Solo vale en condiciones con viento de cara y aterrizar es toda una odisea. No hay hipertensión, así que aterrizas en vertical".

Desde luego, los atletas del X-Alps de este año deben estar agradecidos a los parapentes modernos porque Francis cree que sería muy difícil completar el recorrido de la prueba con una vela de barco como ala.

¿Podríamos hacer una caminata y volar con una vela de barco? ¡Creo que necesitaríamos caminar muchísimo! Despegar solo funcionaría con una gran pendiente y viento de cara. Haría falta que las condiciones fueran perfectas porque la vela es mucho menos flexible que los parapentes de hoy en día.

"Pero todavía hay veces que uso el ala, vivo en Aix-en-Provence... ¡y la idea de volar con el primer parapente de la historia me emociona mucho!".

Francis volverá a volar con la vela de barco en el festival Coupe Icare en septiembre.

Next Story