Hasta el infinito (submarino) de las cuevas

Patrick Widmann marcó un nuevo récord cuando exploró la las profundidades de República Dominicana.
Patrick Widmann en la cueva más profunda Rep Dominicana
Felicidad en el rostro de Patrick Widmann © Phillip Lehman
Por Brooke Morton

La mayoría de gente que vuela a República Dominicana en vacaciones es para disfrutar del relax, las playas y los cócteles bajo las sombrillas y ante sus aguas cristalinas.

Pero, para buceadores y exploradores como Patrick Widmann, lo importante es otra cosa. El austríaco prefiere los túneles submarinos, profundos y oscuros en los que no sabes con lo que te puedes topar.

Y el 23 de septiembre fue un buen día para cambiar su historia y batir un récord en la cueva submarina más profunda del país.

Y hablando de profundidades, ¿te atreves a ver los 8 lugares más profundos de la tierra?

Patrick Widmann se sumergió en la cueva submarina más profunda de la República Dominicana

Ayudantes para cueva más grande de República Dominicana
Los ayudantes del aventurero © Phillip Lehman

Bucear en cuevas submarinas es bastante arriesgado. ¿Por qué puede enganchar una cosa así?
No hay nada más gratificante que ser una de las primeras personas en ver algo nuevo. Aunque estés en el espacio exterior, las imágenes de satélites te permiten saber lo que te espera. En la exploración de cuevas no sabes lo que te va a suceder cinco segundos después. Puede que descubras el final de las cueva o encontrarte con una sala más grande. Es una montaña rusa de emociones.

¿Cómo se hizo la última expedición?
Es bastante divertido. La cueva está muy cerca de donde vive mi socio de expediciones, Phillip Lehman. Como jefe de la Sociedad Espeleológica de la República Dominicana tiene una gran reputación: la gente le llama si tiene algún indicio de una posible cueva sin investigar.

La gente le cuenta a Patrick las posibles cuevas interesantes por descubrir

¿Así fue como os enterasteis de la cueva Nascimento del Río Sonador?
Efectivamente, fue una recomendación de un lugareño. La ciudad más cercana es Puerto Plata. Desde allí conduces 30 minutos hacia el sur y después son 40 minutos de caminata por la selva. Cuando fuimos a sumergirnos, caminamos y las mulas llevaban el equipo.

¿Cómo son las entradas a la cueva?
La cueva tiene dos sumideros: uno de ellos es un pasadizo lleno de agua de una cueva seca. Haces una primera inmersión y emerges en una cavidad seca. Entonces, te quitas las aletas y caminas por el río con el agua a la cintura. Son solo 20 m., pero tardas como 15 minutos porque llevas un respirador de 45 kg. a la espalda. Es un río de alta intensidad en toda regla.

Alcanzó los 100 m. antes de tener que volver

Patrick Widmann explora la cueva República Dominicana
En lo desconocido © Phillip Lehman

¿Cómo es vuestro procedimiento a la hora de bucear?
Phillip nada primero y es el que abre la línea. Yo voy detrás y la voy inspeccionando. Registro la profundidad, distancia y los límites que hay entre los puntos de amarre. También saltan a escena las llamadas botellas de buceo: si algo fuese mal, estos tanques llenos de gas nos sirven para respirar y poder salir a la superficie con seguridad.

¿Qué es lo más peligroso?
En este tipo de inmersiones en cuevas estás a bastante profundidad durante mucho tiempo. Si subiera a la superficie directamente, sin parar, no sobreviviría. Como cuando te tomas un refresco de Cola y lo agitas: si asciendo demasiado rápido, mi torrente sanguíneo se llena de burbujas de helio y nitrógeno y te hacen sufrir el 'mal del buzo'.

Esas burbujas podrían llegar a mi cerebro o médula espinal y es terriblemente peligroso. En cambio, tienes que hacerlo como cuando abres una Coca-Cola, de forma lenta. Ese tiempo de espera se hace para que el nitrógeno y el helio se escapen y se llama descompresión. Es muy aburrido porque te quedas parado en las profundidades.

Esta cueva es la más profunda de la República Dominicana

¿A qué se parece esta cueva de récord?
Es como un cañón en el que no ves el final. Estás atrapado entre dos paredes de roca. Muchas veces he pensado que la mayoría de la gente que soñara con estar en sitios así viviríauna pesadilla, seguro que se despertarían entre sudores, pero en esas situaciones yo tengo una sonrisa de oreja a oreja.

¿Qué viste al final de la cueva?
Hubo un momento en el que el techo se cayó y me doy cuenta de que la única manera de salir de allí es seguir hacia abajo. Estoy en un pequeño túnel con dimensiones semejantes a un coche. Entonces algo me escupe hacia otra gran sala y el suelo se vuelve a caer. Sabía que estaba nadando por una grieta gigante. Por debajo de mí no se veía nada, todo estaba negro. Podría haber buceado la cueva de forma horizontal para ver hasta dónde llegaba en esa dirección, pero decidí descender, descubrir la profundidad de la grieta.

Cuando por fin llegué al final, me di cuenta de que era la cima de una bella ladera. El sentimiento en ese momento fue tan fuerte como el de los alpinistas que culminan una montaña y pueden deleitarse con las panorámicas de las cimas.

Volverá para bucear más lejos

La cueva más profunda de República Dominicana
La cueva más profunda de República Dominicana © Phillip Lehman

¿Cómo se puede descender tal abismo?
Primero bajo 85 m., sin tocar suelo. Después, hasta los 95 m., y sigo sin ser el fondo. Me mantengo en la posición llamada de ataque. Es como si estuviera haciendo paracaidismo: con los brazos extendidos, los hombros hacia arriba y las rodillas flexionadas, pero a una velocidad muy inferior.

¿Y qué ocurre después?
En ese momento pensaba que estaba en lo más fondo de la cueva y grité de emoción y felicidad. La verdad es que suelo gritar cuando la adrenalina y la emoción me invaden y no pudo contenerme.

Aún no conocen la profundidad total de la cueva

¿En qué punto supiste que esa cueva batía el récord de la República Dominicana?
Cuando llegué a los 100 m., que se ha convertido en el nuevo récord.

Bonito número redondo...
La profundidad máxima a la que funcionaba el gas de rescate era 100 m., así que tuve que parar.

La ubicación es un secreto y está tan remota que las mulas llevaron el equipo

Burro para llevar el equipo hasta la cueva submarina
Aquí estaba implicado hasta el burro © Phillip Lehman

¿Quieres decir que cualquiera que vaya establecerá un nuevo récord?
Te equivocas. No será cualquiera, seré yo cuando vuelva.

Y ya estás programando la expedición para marzo de 2016. ¿Por qué no antes?
Podría haber ido en octubre, pero me hubiera congelado.

No se logrará cuando cualquiera vaya. Será cuando YO vuelva.

– Patrick Widmann

Explorando lo más profundo de República Dominicana
Explorando lo más profundo de República Dominicana © Phillip Lehman

¿Te preocupa el hecho de que alguien bata tu récord?
Nadie sabe dónde está. Tendría que conocer al agricultor del campo cercano a la ubicación de la cueva. Además, no hay mucha gente que investigue cuevas de 100 m.

¿Hasta qué punto serás capaz de romper el récord?
Dios proveerá. Puede que sean 200 m. Al fin y al cabo, quizás estemos ante la cueva más profunda del mundo. Para un buceador de cuevas el peor momento es este entretiempo. Ni te imaginas el daño que hace.

read more about
Next Story