6 lugares increíbles para bucear bajo el hielo

Entra en el mundo de los icebergs y comparte hielo con belugas y barcos hundidos.
Por Brooke Morton

No hay un deporte que exija mayor conocimiento del tiempo que el buceo, y sumergirse en el hielo lo único que hace es intensificar la naturaleza de vida o muerte de esta limitación. No se trata solamente de que no puedas salir a la superficie en el sitio que quieras por culpa de la densa capa de hielo, sino que también debes tener en cuenta que cada minuto que pases en este ambiente extremo incrementa la posibilidad de sufrir lesiones corporales debido a daños en los nervios e hipotermia.

Y después tenemos a los animales, muchos de ellos con colmillos, cuernos o dientes del tamaño de un vaso de chupito. Pero sé lo suficientemente valiente como para afrontar todo esto y serás testigo de la impresionante belleza de los icebergs y un mundo en el que la visibilidad se puede extender hasta los 60 metros.

Bajo el hielo en bikini

Buceo bajo el hielo en bikini: Chloé Villaume
¡Sí, está buceando bajo el hielo en bikini! © Pekka Tuuri

Dónde: Lago Päijänne (Finlandia).
Por qué: Buscando emociones fuertes.
Factor de peligrosidad: 8.

Los médicos advirtieron a la apneísta francesa Chloé Villaume que solo tenía tres minutos para nadar en el agua a una temperatura de 2°C con solo un bikini antes de que empezara a sentir dolor en las extremidades. Stig Severinsen, famoso por sus inmersiones en el hielo, también le advirtió de los posibles daños.

"Había riesgo, pero no pensaba en ello", dice la protagonista. Una cuerda conectada entre ella y un equipo de cinco buzos de seguridad en la superficie la rescatarían del agua en apenas 10 segundos. "El otro riesgo que hay es romperse el tímpano y no notarlo a causa del frío", asegura Villaume.

Pero eso tampoco le preocupaba. Un entrenamiento constante ha estirado sus tímpanos, lo que les ha hecho especialmente flexibles. Para Villaume, este ejercicio de natación fue estimulante: "Me dio mucha adrenalina, me sentí muy bien".

Haciendo un agujero en hielo canadiense

Romper hielo en Morrison's Quarry: buzos hielo
Otras formas de romper el hielo © Jo-Ann Wilkins

Dónde: Morrison's Quarry, Wakefield (Quebec, Canadá)
Por qué: Mejorar las habilidades de buceo bajo hielo y admirar los dibujos que tus compañeros buzos crean en la superficie al apartar el hielo.
Factor de peligrosidad: 4

El entrenamiento de los buzos de hielo se construye en base a la memoria muscular, pero lo primero que cambia es la percepción de la imagen: "Tenía miedo de que debajo del hielo estuviera oscuro y fuera claustrofóbico", dice el fotógrafo submarino Jo-Ann Wilkins. "En cambio, la situación era luminosa".

Una vez que te adaptas al ambiente, te toca aclimatarte al sistema de cuerdas que te unen a tu compañero de buceo y a la superficie. "Alguien en la superficie tira de la cuerda para preguntarte si estás bien y tú tienes que devolver el tirón para confirmarlo", nos cuenta. "Dos pequeños tirones para pedir que suelten más cuerda y un tirón fuerte para pedir ayuda si algo va mal".

"El mayor problema ocurre cuando un buzo no da ningún tirón", dice Wilkins. "Por eso siempre hay un buzo de seguridad preparado para salir en busca del desaparecido".

Barcos bajo el hielo

Un buzo de hielo en el naufragio de Alice G
Estas ruinas están bajo el hielo la mitad del año © Jerzy Kowalczuk

Dónde: Parque nacional marino Fathom Five de Tobermory (Ontario, Canadá).
Por qué: Explorar ruinas como las del remolcador Alice G.
Factor de peligrosidad: 8

Existe un protocolo para el buceo bajo hielo sólido, como las cuerdas que debes atarte a ti mismo y al equipo de ayuda que esperará en la superficie. Pero en el hielo roto el mayor apoyo es el canal del tiempo en la televisión, ya que la mejor forma de prepararse es estudiar las condiciones del viento. "15 nudos (28 km/h.) es demasiado", asegura el fotógrafo submarino Jerzy Kowalczuk.

Los vientos fuertes enviarán las formaciones de hielo a amontonarse en una sola dirección. "En ese caso te encontrarás en un callejón sin salida. Cuando esto ocurra tienes que seguir nadando mientras vas quitando el hielo que se cruza en tu camino", dice Kowalczuk. "Hay gente que piensa que bucear hielo roto es más fácil que cuando está completamente congelado, pero no es así, es mucho más peligroso cuando está hecho pedazos".

Hola, señora beluga

Bucear bajo hielo: beluga en el mar Blanco (Rusia)
Esto es una beluga © Franco Banfi

Dónde: Mar Blanco (Rusia).
Por qué: Encontrarte con belugas cara a cara.
Factor de peligrosidad: 5

La capa de hielo del mar Blanco ruso puede llegar al metro y medio, pero en los alrededores de la ciudad de Kandalaksha nunca llega a helarse del todo. Y para colmo, un grupo de belugas siempre está rondando la superficie, lo que evita que se endurezca. Aquí el riesgo no es el agua, ni tampoco unos animales tan simpáticos y curiosos como los delfines.

Lo más peligroso es el kilómetro en moto que debe recorrerse para llegar hasta el punto concreto. "No es muy agradable porque, cuando el hielo empieza a romperse, tienes que salir de un salto de la moto", nos cuenta el fotógrafo submarino Franco Banfi. "El mayor problema es que la nieve cubrirá los cortes que haya en el hielo", persiste, y además añade que ese es el motivo por el que solo viaja a este sitio acompañado de conductores locales experimentados. Según Banfi, "si vas por tu cuenta y montas sobre los huecos de hielo, acabarás cayéndote al agua".

Icebergs de Groenlandia por debajo

Icebergs en Groenlandia enormes
Enormes icebergs submarinos © Tobias Friedrich

Dónde: El fiordo de Tasiilaq (Groenlandia).
Por qué: Galerías de arte en forma de iceberg.
Factor de peligrosidad: 9

"Nadie había buceado aquí antes, no hay mapas de buceo", nos asegura el fotógrafo submarino Tobias Friedrich sobre Groenlandia, el hogar de algunos de los icebergs más grandes y peligrosos del mundo.

El mayor peligro es el desplome de un iceberg. "Solos nos sumergimos en los icebergs más pequeños, ya que los grandes son demasiado peligrosos", nos asegura. Friedrich examina cada uno de ellos en búsqueda de grietas y salientes.

"Si un iceberg desprende una parte, podría volcar el barco", asegura. Aunque también es verdad que el romper y despedazar constante de las formaciones los hace más bonitos. "Puedes bucear en un iceberg, volver al día siguiente y que haya cambiado completamente de forma. Eso es lo mágico de esto".

Travesía por un túnel de hielo submarino

Galería submarina helada en Suiza
Túneles helados de Suiza © Franco Banfi

Dónde: Lago Sassolo (Suiza).
Por qué: Explorar galerías submarinas.
Factor de peligrosidad: 8

"El hielo como este puede derrumbarse en cualquier momento", nos cuenta Franco Banfi al hablar de los icebergs de agua dulce que hay en el lago cercano a su casa. El hielo derretido hace que se formen túneles en la nieve, pero también causa roturas que se ven intensificadas a causa de la exhalación de los buceadores.

Por eso, el modelo de Banfi dudó en posar en esta foto. Los derrumbes pueden tirar todo abajo en solo 30 segundos y entierran a los buzos en una avalancha de nieve y hielo sin igual. "Normalmente se puede escuchar el chasquido y la avalancha, pero no siempre. Y si lo escuchas, da igual, es demasiado tarde".

read more about
Next Story