¡A la conquista de la tierra helada!

Mike O'Shea se ha enrolado en una aventura que le llevará a cruzar los lugares más fríos del planeta
El explorador Mike O'Shea cruzando el Kilimanjaro en África
Cruzando el Kilimanjaro © The Ice Project
Por Will Gray

Si el hielo y la nieve te hacen temblar, entonces deberías conocer la historia de Mike O'Shea y su compañero Claire O'Leary, una pareja de aventureros que está tratando de atravesar varias capas de hielo de la Tierra... El proyecto, denominado ‘The Ice Project’, tiene como objetivo cruzar las superficies heladas del norte y sur de la Patagonia, el Polo Norte y Polo Sur, el Kilimanjaro, Groenlandia, Islandia y el lago Baikal. Pero, como nos explica O'Shea a continuación, llevar a cabo esta tarea no es algo sencillo...

El aventurero Mike O'Shea en el Ártico
El aventurero Mike O'Shea © The Ice Project

¿Por qué habéis elegido casquetes glaciares ?
Porque están en lugares remotos y se necesita ser autosuficiente para sobrevivir.

¿Cuáles son los mayores retos?
El clima es el más extremo del mundo. Llegamos a estar a -55 grados centígrados en el Polo Norte. Para ponerlo en contexto, la temperatura de un congelador doméstico es de -18ºC. Sobrevivir fue difícil. Luego están los vientos catabáticos, que alcanzan más de 160 kilómetros por hora. Te golpean una y otra vez y son capaces de romper una tienda en cuestión de segundos.

Además tenemos que llevar o arrastrar todo con nosotros y hacemos todo lo posible para reducir el peso (por ejemplo, llevar cepillos de dientes partidos por la mitad), pero los trineos pesan más de 90 kg. y se necesita estar física y mentalmente fuerte.

Por último, está el coste de los viajes. Que dos personas viajen hasta el Polo Norte, por ejemplo, cuesta alrededor de 250.000 euros.

Mike O’Shea remolcando su pulk en Iqualuit, Canadá
Mike O’Shea remolcando su pulk en Iqualuit, Canadá © The Ice Project

¿Has tenido algún problema que pensaste que no ibas a sufrir?
¡Sí! Cuando fuimos al Polo Norte en 2014 nos quedamos atrapados en un bloque de hielo móvil que se rompió por la mitad. Nuestros trineos cayeron al agua y nos vimos rodeados por paredes de dos metros de alto. No había manera de escapar. Por suerte, pudimos abrir una brecha en las paredes, pero nuestros trineos casi nos arrastran. Estuvimos cerca.

Mike O'Shea entrenando en el Polo Norte
Sintiendo el frío en el Polo Norte © The Ice Project

¿Cuál ha sido la experiencia más extraña?
Caminar y dormir sobre el hielo en el lago Baikal (Rusia). Este lago está sobre una falla, así que sufrimos varios temblores. ¡Es aterrador dormir en una tienda de campaña sobre el hielo escuchando ruidos y sacudidas a tu alrededor durante toda la noche! En realidad, el hielo del Baikal era bastante seguro (los lugareños conducen camiones gigantes sobre él). El hielo del Polo Norte es mucho más delgado y tuvimos que abandonar el campamento varias veces cuando el suelo se abría en plena noche.

Mike cruzando el lago Baikal en Rusia
Mike cruzando el lago Baikal © The Ice Project

¿Cómo se planifica una aventura como esta?
Se tarda hasta dos años desde que tienes la idea hasta que subes al avión: conseguir permisos, vuelos, trineos, viajes en barco, estudiar los mapas, planificar la alimentación, probar el equipo... ¡Pero eso me gusta casi tanto como la propia aventura!

¿Cuántas personas van a las expediciones?
Generalmente tratamos de organizar los viajes por nuestra cuenta y llevar con nosotros a personas con experiencia, como a equipos con perros. En Georgia del Sur fuimos seis más dos tripulantes del barco.

El equipo del 'Ice Project' en Groenlandia
El equipo del 'Ice Project' en Groenlandia © The Ice Project

El intento en el Polo Norte no fue nada exitoso. ¿Por qué? ¿Cómo te sentiste cuando viste que no lo habíais logrado?
Estábamos bajando por un gran bloque de hielo y este se movió. Nuestro trineo de 90 kg. aterrizó sobre nosotros y teníamos un itinerario tan apretado que no tuvimos tiempo de descansar y recuperarnos, así que tuvimos que parar. Es un reto difícil; sólo 152 personas han caminado por el Polo, mientras que más de 500 han ido al espacio.

Nuestro equipamiento se encuentra todavía en Resolute a la espera de otro intento, pero la compañía que organiza los vuelos ha dejado de apoyar las expediciones.

El Ice Project team en Groenlandia
La capa de hielo de Groenlandia © The Ice Project

Descríbenos las tormentas de hielo en Islandia. ¿Cómo de aterradoras eran?
La tormenta nos golpeó durante ocho días. La cantidad de nieve era tal que tuvimos que cavar alrededor de la tienda cada dos horas para evitar quedar enterrados. ¡Fue implacable!

En 2015 completasteis la ruta de Groenlandia. ¿Cuál fue el mayor reto?
¡Trabajar con los perros! No tengo prisa por volver a esquiar sobre excrementos de perro durante 25 días.

El explorador Clare O'Leary en el lago Baikal en Rusia
Clare O’Leary en el lago Baikal © The Ice Project

¿Quién o qué te inspira a seguir adelante con una aventura como esta?
Tom Crean y Ernest Shackleton, por su gran resistencia y valentía, y también aventureros de hoy en día como Borge Ousland y Joe Simpson.

¿Cuál dirías que es la superficie helada más accesible para un aventurero promedio?
La de Islandia, ya que hay una serie de empresas que llevan a excursionistas con una experiencia mínima.

Mike O'Shea acampa en el norte de la Patagonia
Así es el norte de la Patagonia © The Ice Project
Mike O’Shea en el lago Baikal en Rusia
Mike O’Shea en el lago Baikal © The Ice Project

Has estado involucrado en Star Wars. ¿Cómo exactamente?
Soy especialista de rescate de alturas y, además, proporciono consultoría de acceso. He trabajado en dos eventos de Red Bull Cliff Diving en Irlanda, en el Crashed Ice de Belfast, y en la Guerra de las Galaxias cuando se filmó en las Islas Skellig. ¡Fue increíble conocer a los actores y poder tomar una pinta con ellos!

El explorador Mike O'Shea acampa en Groenlandia
Antigua base estadounidense en Groenladia © The Ice Project
read more about
Next Story