El hombre que no puede andar ¡pero surfea a tope!

Un terrible accidente le robó el uso de sus piernas... ¡y Baptiste Gossein sigue divirtiéndose!
Por Josh Sampiero

Baptiste Gossein en agosto de 2009 era un windsurfista profesional en el cénit de su carrera.

El francés viajaba por el mundo buscando la mejor combinación de olas y viento hasta que decidió afincarse en Tahití y un día en la famosa zona costera conocida como Teahu’upo todo cambió.

Un accidente en el arrecife lo dejó paralizado de cintura para abajo. Un reto increíble para cualquier ser humano, pero que él afronto con optimismo y determinación.

Todavía no había pasado un año de su accidente cuando recibió la llamada de su amigo Raimana van Bastolaer, un conocido surfista de Tahití. Se esperaban grandes olas y Raimana necesitaba a alguien que se encargase de la moto de agua. Y quería que fuese Baptiste: “Ni siquiera me lo pensé. Le dije que sí, y fui a echarle una mano”, dice Gossein. Desde entonces, colaboran mucho juntos, y cuando hay olas los dos van en busca de los gigantes líquidos.

"Somos un equipo. Esperamos juntos fuera a que vengan los mayores grupos de olas, a veces pasan dos o tres horas. No nos vale cualquier tipo. Cuando comienza la acción ni siquiera tengo que mirar dónde está, siempre se encuentra en el sitio correcto. Me fijo a ver si se cae, y si eso ocurre voy a buscarlo”, dice el francés.

Baptiste Gossein y Raimana von Bastolaer en una moto de agua.
Junto con Raimana Van Bastolaer © Ben Thouard

Raimana no es el único amigo con el que se divierte Baptiste. Desde su accidente, los compañeros se lo llevan a hacer surf, montar en canoa e incluso tirarse en paracaídas.

Por supuesto, ha formado parte en la Wings for Life World Run, una carrera mundial dedicada a ayudar en la lucha por la cura de las lesiones medulares.

“Tuve la oportunidad de hacer la carrera en Ruan (Francia) con mi tío, que es corredor de maratón. No soy el único que está en silla de ruedas, el hijo de mi tía también sufrió un accidente”, admite Baptiste.

Gossein recorrió 22 km. en Ruan, algo increíble si pensamos que lo hizo con la silla de ruedas que utiliza cada día y no con una especial para carreras. "¡Nunca había ido tan lejos! No era llano, había que subir cuestas y superar vías del tren", confesó nuestro héroe.

Justine Dupont, Pierre Gasly, Cyril Despres, Richard Permin, Luc Alphand, Yannick Granieri, Alice Arutkin, Nouria Newman, Loic Bruni, Vincent Luis, Antoine Meo, Alexis Pinturault, Sandra Laoura, Baptiste Gossei Johnny Aubert
Baptiste Gossein, delante en el centro © Teddy Morellec for Wings for Life World Run

Hacer viajes internacionales no es algo fácil para quien tenga que desplazarse en una silla de ruedas, así que este año participará en la carrera con la aplicación Wings for Life World Run Selfie App. Además, espera que la prueba se pueda celebrar en Tahití en 2017, pues con su apoyo seguro que sería un enorme éxito.

¿Quieres correr el Wings for Life World Run y ayudar en la lucha para curar las lesiones medulares? Apúntate aquí.

read more about
Next Story