¡Récord del mundo! La slackline de 1 km

Este nuevo deporte ha logrado un hito de más de un kilómetro de longitud.
Por Josh Sampiero

El slackline es un deporte con muchos récords, pero créenos cuando te decimos que éste es espectacular.

Nathan Paulin ya tenía el récord del recorrido en highline más largo del mundo, y ahora ha batido su propia marca.

En Aiglun, Francia, el martes 19 de abril este equilibrista, junto con Danny Menšík, consiguió un nuevo récord: el slackline más largo del mundo, con más de 1 kilómetro de longitud.

No te pierdas el vídeo de arriba y flipa con esta increíble hazaña.

Paseando por la línea

Nathan Paulin, Danny Menšík y amigos caminando por Provence-Alpes-Côte d'Azur, Francia.
Nathan Paulin, Danny Menšík y más amigos © Pierre Chauffour

Por cierto, acabar de poner la línea costó una hora y media, 4 km, y una caída vertical de 500 metros. El trabajo fue arduo hasta que se ataron ambos extremos. La cuerda y el material necesario pesaba 80 kg. en total, así que dividieron toda la carga en tres mochilas mientras subían por la montaña.

La highline se puso entre Paroi Dérobée y Créte de Mont Mal, muy por encima del río La clue d'Aiglun. Se trata de una zona cerca de Aiglun, un área muy frecuentada por los escaladores. Preparar la línea en su totalidad les llevó dos días, ocho personas y la ayuda de un dron. Por un lado estaba atada a un árbol y por el otro estaba sostenida por cuatro tornillos.

Un poco de ayuda aérea

Se usó un dron DJI Phantom para alinear la slackline en Provence-Alpes-Côte d'Azur, Francia.
Se usó un dron para enderezar la línea © Pierre Chauffour

El dron llevaba un hilo de pesca de un lado al otro de la garganta. Luego se emplearon dos hilos de pesca más grandes que el primero, que fueron usados para tirar de una cuerda de 4mm, la cual fue la que finalmente arrastró la slackline y la cuerda de repuesto. Según nuestros cálculos estamos hablando de 5.000 metros de cuerda.

La ayuda del dron fue fundamental: “Con el dron sólo nos costó ocho minutos llevar el hilo de pesca de un lado al otro. Con la gente tirando de la línea nos habría llevado un par de días”, dice Danny. Pero esta era la parte más fácil. Lo siguiente era llevar la slackline a través de la garganta con el viento soplando con fuerza. Tardaron cinco horas y no acabaron hasta las 10 de la noche.

Recogiendo la captura

En Aiglun, Francia, el martes 19 de abril, Nathan Paulin y Danny Menšík consiguieron el récord de la slackline más larga.
El hilo de pescar vino muy bien © Pierre Chauffour

La línea estaba a 600m del suelo en la parte más alta sobre el río y tenía una longitud de 1.020 metros, lo que les daba un poco de margen, al superar el objetivo de 1 km.

Suena fácil caminar durante 1 km, ¿verdad? Pero la cosa cambia un poco cuando el mundo se mueve debajo de tus pies. Dice Paulin: “Necesitas estar todo el tiempo concentrado. Lo más difícil es al final. Pensé que ya estaba cerca pero todavía faltaban 200m para llegar”. Al día siguiente su amigo Menšík también lo hizo.

¡Qué altura!

Nathan Paulin cruza la slackline de 1.020 metros en Provence-Alpes-Côte d'Azur, Francia.
Nathan Paulin cruzando la línea © Pierre Chauffour

Para Nathan, el pequeño paseo de 1 km le llevó una hora y 15 minutos (normalmente caminando se recorre 1 km en unos 10-12 minutos). La línea se movía bastante debajo de Paulin, que caminaba descalzo.
Menšík, que no miró la línea, completó el paseo en su tercer intento en sólo 40 minutos.

Se puede ver con claridad cómo la línea se curva por el viento, pero no es un problema, en realidad ayuda. “Un poco de viento constante ayuda a que la línea se estabilice. Pero si el viento es fuerte la línea empieza a comportarse como una víbora”, dice Danny.

Viento

Un atleta cruza la slackline durante un momento en el que hay viento.
Danny además se tuvo que enfrentar al viento © Pierre Chauffour

¿Dónde se atará la próxima línea? Seguro que será más alta y más larga. No lo sabemos pero sí que tenemos claro que pasará tiempo hasta que se pueda superar este récord. Paulin está de acuerdo: “Nunca habíamos ido tan lejos, hemos duplicado nuestro récord anterior. Ahora no queremos preocuparnos por la longitud, sino por encontrar otros sitios increíbles”.

read more about
Next Story