Así es la naturaleza mar adentro

Cuidado: ¡después de ver este vídeo querrás dejar tu trabajo y empezar a navegar!
Por Corinna Halloran

La mitad del océano es un lugar muy especial con una salvaje belleza, de una hermosura espectacular y casi fantasmagórica, incluso irreal. Sin tierra, a miles de kilómetros a la redonda, la madre naturaleza es dueña y señora de todos los confines. La tormentas con rayos y truenos son aún más estremecedoras. Casi puedes tocar los amaneceres y enmarcarlos como si fuesen un cuadro.

Durante la Volvo Ocean Race se recorren 40.000 millas náuticas a lo largo de todo el mundo, así que los navegantes tienen la oportunidad de vivir la naturaleza en estado puro.

Para estos hombres y mujeres es como si se encontrasen dentro de un documental sobre el ecosistema. Una experiencia que disfrutan cada día a lo largo de nueve meses.

El mar adentro es una zona mágica poco explorada, donde lo normal es ver a delfines salvajes compitiendo con el barco o albatros volar por encima de las aguas del océano Austral.

La naturaleza puede ser muy cruel con los navegantes, quienes acaban con quemaduras del sol… y al haber tanta agua salada los cortes no se curan. El velero se puede romper debido a los fuertes vientos y sin éste no se mueve del sitio. Hay ocasiones en que puedes acabar harto del canal meteorológico de 24 horas.

Días y días en alta mar sin verdadera comida, buen café, una reparadora ducha o una cama que no se mueva. “Oh, fantástico, otro maravilloso amanecer” llegan a decir los marineros con algo de sorna.

Luego, cuando piensas que ya no puede pasar nada más, “otro bello amanecer” asoma en el horizonte. La luz muestra al mundo de una manera nueva, mágica, y de repente, todo tiene sentido. Es en ese momento cuando la naturaleza se hace presente. No hay nada en el planeta que pueda compararse.

¿Has empezado a hacer las maletas? No dudes más, el océano está ahí esperándote.

read more about
Next Story