Mira este fascinante desprendimiento de arena

El agujero azul más profundo del mundo esconde un fantástico y exclusivo secreto.
Por Corinna Halloran

A sólo ocho metros de las arenas blancas de la costa de Long Island, en las Bahamas, se encuentra el agujero azul más profundo del mundo: el agujero azul de Dean. Esta maravilla de la naturaleza bajo el mar ha atraído a multitud de buceadores a pulmón libre y a todo tipo de amantes de la naturaleza. Pero, a menos que seas un buceador a pulmón libre de élite, lo más probable es que nunca puedas ver el agujero azul de Dean de esta manera: con una catarata de arena.

El agujero azul de Dean pasa rápidamente de 10-12 metros a 220 m de profundidad y su forma cónica actúa como un embudo. En este lugar el ángulo es tal que permite que la arena no deje de caer.

“Nunca he visto esto en ninguna otra parte del mundo” dijo el cineasta Daan Verhoeven, especialista en el mundo submarino.

El ancho de la “cascada” puede variar desde un hilito hasta llegar a tener un metro de lado a lado, con mucha o muy poca cantidad. La arena de las Bahamas es increíblemente fina, por lo que casi parece niebla, algo similar a lo que ocurre con las cataratas en tierra firme.

La arena cae cuando hay marea llena y se produce movimiento en la playa. Se estaba celebrando una competición de buceo a pulmón libre, así que tanta actividad ayudaba a crear este fascinante fenómeno.

Verhoeven aseguró que cuando ve caer la arena enseguida reúne a buceadores a pulmón libre para capturar algunos vídeos e imágenes increíbles. En este vídeo, Anna von Boetticher y Georgina Miller juegan con la bella cascada. “La arena es tan fina que los buceadores tienen que llevar un gorro, o de lo contrario estaría días y días quitándosela del pelo”, añadió Verhoeven.

La arena casi parece niebla en el Dean's Blue Hole.
La arena casi parece niebla © Daan Verhoeven
En medio de la arena en el Dean's Blue Hole.
En medio de la arena © Daan Verhoeven

Y, por si este desprendimiento de arena no fuese lo suficientemente único en el mundo, Verhoeven explicó que tiene que haber una salida de escape para la arena pues, de lo contrario, ya se habría llenado la fosa. Es como un reloj de arena eterno y gigantesco.

read more about
Next Story