Mira cómo este windsurfista se enfrenta a Jaws

Jaws es una de las olas más peligrosas del mundo pero Jason Polakow sabe cómo dominarla.
Por Josh Sampiero

Hay olas y olas, y luego está Jaws, que aparece una vez cada año en la North Shore de Maui (Hawái). Los windsurfers se enfrentaban a ella ya antes de que se estableciese el surf a remolque. Este tubo monstruoso se ha convertido uno de los mayores retos para los surfistas de grandes olas de todo el mundo.

Pero para algunos, casi más que un reto en el que arriesgar la vida, es un juego. Para estos veteranos, Jaws es el patio de su casa, y cada vez que las olas aparecen con ganas de jugar ellos recogen el guante. Entre los mejores de estos súper hombres se encuentra el australiano Jason Polakow, quien tiene más experiencia que nadie en Jaws. Écha un vistazo en el vídeo de arriba a lo que JP es capaz de hacer.

“Este invierno ha sido el más constante que he visto en los últimos 30 años en lo que se refiere a grandes olas. Nunca había experimentado nada igual. Hemos sido capaces de ir al límite, haciendo algunos movimientos interesantes, tanto dentro como fuera del agua”, dice Polakow.

En un día de no mucho viento los surfistas tenían las olas para ellos solos, hasta que Polakow decidió intentarlo con una vela vertical. “Fui el primero en tentar a la suerte. Cuando hay poco viento tienes que jugártela y quedarte tan cerca como sea posible de la zona de impacto”, dijo el australiano.

Puede que no estés familiarizado con esta terminología. “Zona de impacto” significa lo que piensas: es cuando hay una alta posibilidad de que te atrape una gran ola. Lo que, de hecho, ocurrió. “Ese día sufrí muchas caídas. ¡Fue duro pero ha quedado un vídeo muy divertido!”, dice Polakow.

La violencia fue de tal magnitud que se rompió la tabla y la vela de Jason antes de que tuviese oportunidad de pillar ni una ola. Pero este pequeño percance no lo iba a detener. “Regresé al bote rebosante de energía por la adrenalina. El viento estaba empezando a aumentar, ¡al final pude divertirme con unas cuantas olas aquel día!”.

Si a esto Jason Polakow le llama diversión, ¡no quisiéramos ver unas olas que considere peligrosas!

read more about
Next Story