¡Adéntrate en el 'corazón muerto de Australia'!

Serpientes mortales, dunas y ninguna ayuda no pudieron detener a Sebastian Copeland y Mike George.
Dos hombres arrastran su equipo subiendo una duna.
Sebastian Copeland y Mike George en una duna © Ryan Claypool
Por Corinna Halloran

En estos momentos Sebastian Copeland oye música tecno por sus auriculares mientras marcha por el Desierto de Simpson en Australia.

“Los 120 latidos por segundo de la música house es un buen ritmo para el senderismo. Te dejas llevar por la música y se convierte en una especie de meditación”, dijo Copeland.

Junto a su compañero Mark George, lleva 170 kg de agua y material para una aventura de más de 25 días.

Copeland y George están haciendo senderismo por lo que se conoce como 'el corazón muerto de Australia'. Una aventura de 520 km sobre las dunas del cuarto desierto más grande de Australia, el Desierto de Simpson. Por si esto fuese poco, intentan lograr un imposible (hasta ahora): recorrer el desierto sin ayuda.

Copeland explicó con indiferencia que podría solventar que le picase un escorpión pero que algo más peligroso ya sería diferente...

Quizá la tranquilidad que demuestra se deba a que esta no es su primera aventura. Ha estado en la Antártida (dos veces) o en Groenlandia,y  parece que Copeland lo ha hecho todo. No vamos a entrar en su increíble currículo pero digamos que podría optar al título de “hombre más interesante del mundo”.

¿Qué ha traído a estos dos hombres a uno de los lugares más desolados del planeta? Simplemente para entrenarse y, ya puestos, realizar un reportaje para la próxima temporada de Explorers de Red Bull TV.

Esta hazaña les sirve de entrenamiento para otra ardua aventura: cruzar el Polo Norte a pie en 2017. Estos viajes son parte de The Last Great March. Realizan estas gestas para hacer llamar la atención acerca del gravísimo problema del cambio climático.

Ambas aventuras serán duras. Lo del Polo Norte será un poco más difícil pero en Simpson el desierto nos va a dar una patada en el culo. Será la misión más dura en la Tierra.

Sebastian Copeland 

Cuando Copeland dice que va a ser duro, puedes estar seguro que va a ser un infierno.

Para empezar va a hacer más calor que en el infierno. La misión será dura tanto desde el punto de vista físico como mental.

“Comenzaremos cubriendo distancias cortas en los primeros días porque llevamos muchísima agua. A medida que vaya bajando el peso aumentaremos la distancia”.

Cada mañana nuestros héroes comenzarán creyéndose invencibles. Luego, a medida que pasa el tiempo, el cuerpo empezará a sentir el esfuerzo tras haber caminado 15 o 20 km.

“Primero la espalda, luego los glúteos, caderas... Tu entusiasmo se va minando, hasta que los pies y las pantorrillas dejan de funcionar”, dijo Copeland.

Pero eso no es todo, por encima del cuello es todavía peor. “El 80 por ciento del daño ocurre en tu cabeza. A medida que se va acabando el día, los minutos pasan cada vez más lentos. Jurarías que han pasado 10 minutos pero en realidad sólo han sido cuatro”, dijo.

Por suerte, siempre le acompaña la música... ¡que te hace seguir empujando lo más fuerte posible!

Puedes seguir la hazaña EN DIRECTO aquí mismo. Si te gusta la aventura, no te pierdas la temporada 4 de la serie Explorers de Red Bull TV.

Next Story