Volando y casi rozando los cañones

Valentin Delluc necesitó miles de horas de entrenamiento para realizar este vuelo.
Por Dom Granger

¿Has soñado con volar entre las montañas? Bueno pues Valentin Delluc no sólo lo ha conseguido sino que lo ha hecho a 125 km/h por delante de una avalancha.

Échale un vistazo a este vídeo filmado con una GoPro para que sepas lo que se siente volando dentro de un cañón.

Pero esto no es para cualquiera. Para realizar este vídeo ha tenido que entrenar durante miles de horas. El francés no sólo hace todo tipo de maniobras entre las rocas sino multitud de looping.

Delluc eligió el Massif du Dévoluy en Francia para practicar el speedflying a 2.789 metros de altura. El lugar se llama Grande Tête de l’Obiou y es un cañón que parece sacado de un paisaje lunar.

Tienes que tener unas condiciones ideales para poder meterte en un cañón de esta naturaleza.

Valentin Delluc

¿Cómo se te ocurrió volar aquí?
Soy instructor de aviones ultraligeros así que todo el verano traigo a gente a volar por el área. Ya había volado sobre la montaña que es preciosa, parece que estés en luna. Durante un vuelo en ultraligero descubrí el lugar, hace uno o dos años. Hace tres meses encontré el cañón por donde he volado. Luego estuve caminando por él para buscar una zona donde aterrizar, ver si tenía que cortar un poco algún árbol y controlar el sitio del despegue.

¿Cómo te preparaste para todo esto?
Son muchas las horas de entrenamiento que tengo detrás. Debes conocer el parapente que usas de memoria, esto es primordial. No puedes salir con un parapente nuevo. También entreno durante los meses de invierno, lo hago todo el año, no paro nunca. No puede haber viento, pues podría cambiar de repente tu trayectoria. Volé por encima del cañón tres veces antes de meterme en él. Esto es algo que puedes hacer pocas veces pues llega un momento en el que puedes perder la concentración. No lo voy a hacer 15 veces seguidas. Para entrar en un cañón así las condiciones tienen que ser ideales.

¿Qué se te pasa por la cabeza cuando está volando por dentro del cañón?
Estoy concentrado, sólo pienso en eso. Intento anticiparme hacia dónde voy. Siempre tienes que anticipar el próximo movimiento. Tienes que ir por delante de lo que le vas a pedir al parapente para no tener sorpresas. Toda mi mente está en ello, en ser tan preciso y limpio como sea posible. Tras el vuelo pienso mucho y antes también. Sé exactamente qué es lo que voy a hacer. Antes del despegue visualizo todo el vuelo. No llego al cañón pensando: ‘Vamos, nos tiramos a ver qué pasa’. Si no estoy seguro no vuelo. Tengo un plan de vuelo. Si algo no está correcto lo dejo para otro día.

Si no estoy seguro no vuelo. No me voy a forzar a mí mismo. Tienes que saber decir no.

Valentin Delluc

Entonces, ¿el instinto es fundamental?
Exacto. Para mí la seguridad es eso. Fui allí a volar pero las condiciones no estaban bien, así que no lo hice. Esperé al día en el que me sentí bien, donde todo era ideal. No porque lo haya planeado voy a volar. Tienes que saber decir que no.

¿Qué se siente cuando por fin tocas tierra? ¿Estás feliz porque se ha acabado?
Estoy feliz por haberlo hecho. En los primeros momentos estoy feliz porque todo ha ido bien, ¡pero después de 10 segundos me vienen las ganas de volver a hacerlo!

Has volado por delante de una avalancha, has volado entre cañones... ¿qué es lo próximo que hará Valentin Delluc?
Para este invierno tengo un proyecto bonito pero no puedo hablar de ello. Siempre estoy explorando y volando en lugares impresionantes.

read more about
Next Story