Viaje al centro de Australia

Primera expedición en paramotor al inhóspito epicentro de Australia.
Por Ellie Ross

Dos gemelos británicos han conseguido ser los primeros en llegar en paramotor al Red Pole, el inaccesible centro de Australia... y casi se quedan allí.

Hugo y Ross Turner (también conocidos como The Turner Twins) son aventureros profesionales. Los hermanos recorrieron 1.600 km hasta alcanzar el Red Pole, que es como ellos han llamado al lugar más interior de este continente.

Durante el viaje de tres semanas estuvieron volando en paramotor a través de algunos de los lugares más inhóspitos del país para alcanzar el objetivo de llegar al interior.

Una vez allí quedaron varados al no encontrar un lugar seguro en el que poder despegar.

No te pierdas el vídeo de arriba y la entrevista que viene a continuación.
 

Ross y Hugo Turner con sus paramotores en Australia.
Ross (izquierda) y Hugo © The Turner Twins

Los gemelos tienen 28 años, proceden de Devon (Reino Unido) y ya han realizado unas cuantas aventuras. En 2011 cruzaron el Atlántico a remo, en 2014 recorrieron a pie Groenlandia y en 2015 escalaron el monte Elbrus en Rusia.

Todo esto es incluso más increíble si tenemos en cuenta que Hugo se partió el cuello tirándose al agua cuando tenía 17 años.

Estuvo durante dos semanas unido a una tabla que controlaba su espina dorsal y tras ser operado tuvo una recuperación milagrosa.

El accidente de Hugo cambió de manera espectacular la vida de los gemelos. A partir de entonces comenzaron sus aventuras.

Ross Turner se hace un selfie durante un viaje en paramotor al centro de Australia.
Ross y Hugo viajaron 1.600 km © The Turner Twins

“Mucha gente que ha sufrido un accidente como el mío no vuelve a caminar. Tuve muchísima suerte. Quiero vivir al máximo por la gente que no puede hacerlo”, dice Hugo.

“Hugo lo superó y eso marcó el comienzo de nuestras aventuras. Nos dimos cuenta de que la vida es algo muy preciado y que debes aprovecharla al máximo”, aseguró Ross.

La Red Pole Expedition se llevó a cabo en agosto de 2016 y ha sido la primera vez que los gemelos se han echado a volar.

“No somos pilotos. Aprendimos a usar el paramotor un año antes del viaje por lo que fue un gran reto para nosotros”, comentó Ross.

Silueta de uno de los gemelos Turner con su paramotor al atardecer en Australia.
Tuvieron una corta ventana para volar © The Turner Twins

“Nuestro objetivo era sacar una foto del centro de Australia. El país es tan gigantesco y el centro es algo tan remoto que volar era la mejor manera de llegar”.

“Un paramotor es ideal porque es rápido y fácil de preparar. No hace falta un aeropuerto o una licencia de piloto”.

Viajaron con Kestor Haynes, fotógrafo y guía, quien les enseñó a usar el paramotor. Los gemelos volaban de dos a cuatro horas diarias.

A lo largo del viaje pasaron por lugares como el lago Eyre, el desierto Simpson y parte del interior de Australia.

Hugo Turner delante de su paramotor en Australia.
Controlando el equipo © The Turner Twins

Planear el viaje les llevó un año. Ahí se incluye el entrenamiento con el paramotor, diseñar la ruta, y contactar con el gobierno australiano para encontrar la localización exacta del centro de Australia.

El objetivo se encuentra al noroeste de Alice Spring en una remota parte del país llamada Red Centre, que los gemelos renombraron como “Red Pole”.

La expedición supuso una increíble aventura. Cada día el vuelo dependía de las condiciones meteorológicas, el viento y las corrientes térmicas.

Al aterrizar en el Red Pole las cosas se pusieron difíciles. Lo que parecía desde el aire un buen lugar para aterrizar resultó ser una zona de árboles y arbustos que hacía peligroso el intentar despegar.

En este punto la expedición se convirtió en una misión de rescate.

El ala de Kestor era más pequeña que la de los hermanos, por lo que fue capaz de despegar y alcanzar el auto para recoger a los gemelos horas después en plena noche.

“Nos habría llevado mucho tiempo intentar volar para alcanzar el auto. El ala de Kestor era más reducida y podía volar más deprisa. No quedaba mucha luz así que no había otra opción”, dijo Hugo.

Hugo Turner despegando en el interior de Australia.
Hugo despega © The Turner Twins

“Al llegar al Red Pole sentimos que lo habíamos conseguido pero ahora teníamos otra aventura por delante pues había que regresar al auto”, añadió Ross.

“Fue precioso estar en el interior de Australia sin nadie a km a la redonda pero también fue un gran alivio cuando vimos las luces del auto de Kestor”.

Next Story