The White Maze o cómo lo imposible se hizo posible

The White Maze, una increíble aventura de vida, ya está disponible en Red Bull TV.
Por Corinna Halloran

The White Maze (El Laberinto Blanco) ha sido descrita varias veces como la misión imposible: adentrarse miles de kilómetros en Siberia oriental, a cientos de kilómetros de un hospital, en un laberinto de nieve blanca. Todo, para esquiar una montaña seriamente grande. Pero algunas misiones imposibles valen la pena, especialmente cuando eres el primer grupo de personas que lo intenta.

Esencialmente, la historia comenzó cuando Matthias 'Hauni' Haunholder y Matthias Mayr volvían de una misión en Onekotan. De vuelta en el avión que les llevaría a Europa pasaron por las prístinas montañas de Siberia, unas montañas que estaban pidiendo ser exploradas. Un año más tarde, Haunholder y Mayr estaban en el suelo y la aventura comenzó oficialmente.

Pero planificar este tipo de aventuras puede ser mucho más fácil que ejecutarlas. Sobre todo porque el problema con una misión como esta, donde el refugio más cercano está fuera del alcance de los helicópteros y tienes que arrastrar cada kilo que lleves por ti mismo sobre los caminos parcialmente congelados, es que desde el inicio todo el mundo dice que el éxito es imposible, incluyendo tu propio instinto.

"Desde el primer momento dudé que pudiéramos realizar este proyecto", nos cuenta Hani. "Es imposible siquiera acercarse a esta zona: no hay calles, la gente suele conducir en ríos congelados y lagos que se derriten. También teníamos que llevar cosas mucho más aparatosas que un equipo habitual de escalada porque queríamos filmar. Una vez nos llevó seis horas recorrer dos kilómetros”.

Ante un viaje como ese, sabemos que algunos podrían pensar que Haunholder y Mayr estaban locos, y otros podrían decir: "¿dónde tengo que apuntarme?". De cualquier manera, es difícil no querer dejarlo todo y ver su experiencia. Con sus hermosas imágenes de temperaturas frías y tormentas de nieve en una de las ubicaciones más remotas del mundo, The White Maze es una aventura de montañismo como ninguna otra.

La furgoneta

Esta furgoneta llevó al equipo a donde necesitaban, pasando por ríos derretidos, y una carretera llamada el Camino de los Huesos. Aguantó más de 40 horas en el corazón de Siberia.

Gracias a un equipo increíble (y una furgoneta increíble) la misión imposible se llevó a cabo y vivieron para contar (y mostrar) la historia. Y ahora puedes revivir toda su aventura con The White Maze en Red Bull TV.

Next Story