Así se supera el miedo

El aventurero Matt Prior nos enseña a ser más fuertes que nuestros temores.
Sintiendo el miedo.
Sintiendo el miedo © Unsplash
Por Matt Prior

La última vez que sentí miedo de verdad fue en los Andes en 2012 con unas de las peores condiciones que he experimentado nunca en una montaña. En medio de la tormenta la nieve me llegaba a los sobacos y costaba muchísimo avanzar.

Todos los demás se habían quedado en el campamento. Estábamos yo y el guía encarando el final de la ascensión. Las alturas no me vuelven loco así que cuando nos acercamos al precipicio dije bromeando: “¿Qué pasa si me caigo?”.

El guía, que era muy bajito, sonrío y me aseguró que me atraparía con un pequeña cuerda que tenía. Tras explicar algunos principios básicos de física estaba claro que si resbalábamos nos mataríamos. Fue tan peligroso que casi me daba risa... y eso me ayudó a superarlo.

Cómo el miedo nos atenaza

El miedo es: “Una emoción angustiosa debido al peligro, dolor, etc. El peligro puede ser auténtico o imaginado. A esto se le llama tener miedo”.

Creo que en gran medida el miedo es una ilusión que nos fabricamos en la cabeza. La mayoría de los miedos son irracionales. Nos formamos nuestra propia idea de la realidad que puede que no tenga mucho que ver con la verdadera realidad. En muchos casos se basa en experiencias anteriores y en falta de confianza o conocimiento sobre nuestras propias habilidades.

Temeroso pero muy apuesto.
Temeroso pero muy apuesto © Red Bull Content Pool

El miedo es un amigo, no un enemigo

El miedo es importante pues te avisa de un potencial peligro. Dicho lo cual, puede que le demos tanto peso que llegue a paralizarnos. El miedo y la ansiedad se multiplican si no eres capaz de controlarlos. Al final tienes que tener siempre presente que todo está en tu cabeza.

El año pasado tuve una sorpresa en una de las aventuras que viví en Indonesia. Estaba con una chica que no sabía lo que era el miedo, carecía del sentido de auto preservación. Nunca había visto nada igual y la verdad es que era algo preocupante. Estábamos rodando en moto por carreteras de montaña en un país en desarrollo, ¡no es la situación ideal para perder tu sentido de supervivencia! Normalmente es al revés, así que le tuve que enseñar sobre la marcha cómo conocer el miedo.

“Empiezas a sentirte cómodo con sentirte un poco incómodo”.

El miedo es algo que se puede aprender a controlar, depende en gran medida de la experiencia. Cuanto más te arriesgues más referencias tendrás en tu mente sobre qué es lo que tú y otros pueden y no pueden hacer. Esto está conectado de manera directa a todo lo que sintió tu cuerpo durante el momento de temor. Un sentimiento que volverá cuando se produzcan las mismas señales de peligro.

Las alturas y las serpientes son dos de mis mayores temores pero he logrado controlarlo bastante con el tiempo. ¡Saltar desde algunos aviones y dejarte morder por una serpiente cambia tus percepciones! Si te enfrentas a tus miedos es muy posible que logres superarlos.

 

Infierno blanco.
Infierno blanco © Red Bull Content Pool

Empiezas a conocerte muy bien a ti mismo, desarrollas como un sexto sentido y sabes qué es lo que te conviene. Así tienes estrategias para usar en situaciones futuras.

Me gusta emplear el sentido del humor en esas situaciones. Si le ves el lado divertido, entonces es más fácil enfrentarse a una situación extrema. En el mundo militar y médico hay un poco de humor negro y realmente funciona.

Otra cosa que funciona es tener un objetivo, un foco. Lo que te ayudará a bloquear lo demás (incluyendo el miedo) y concentrar tu energía en lo que quieres hacer.

Me gusta usar una combinación de visualización y control de la respiración. Es algo muy poderoso y puedes llegar a convencer a tu cerebro que lo que estás visualizando ya ha sucedido. Si eres capaz de verte logrando el objetivo esto te ayudará una barbaridad.

Cada persona es única. Lo que funciona para una puede que no funcione para otra. Al final encontrarás qué es lo que te conviene. Cuando lo logras el mundo se convierte en un lugar mucho más interesante pues los límites que tienes en tu cabeza se expanden de manera exponencial.

Retarnos a nosotros nos ayuda a vivir más intensamente

Cuanto más te empujes a ti mismo, más consciente serás de lo que es posible en realidad, y no sólo lo que tú crees que es posible. Empiezas a sentirte más cómodo con estar un poco incómodo.

Está muy bien leer sobre ciertas cosas o verlas en TV, pero una vez que experimentas lo que ocurre en primera persona es cuando empiezas a cambiar. Las aventuras te permiten vivir experiencias que te ayudan a conocer mejor la vida en un periodo muy corto de tiempo. ¡Por eso soy adicto a ellas!

Cuidadín, cuidadín...
Cuidadín, cuidadín... © Red Bull Content Pool

A medida que te vas retando a ti mismo llega un momento en el que pocas cosas te alteran. Sigues teniendo respeto al miedo pero tienes tantas experiencias detrás que te sientes cómodo en la mayor parte de las situaciones.

Mira los árboles

Cuando eres joven tienes menos miedos. Sigues tu curiosidad allá adonde te lleve. Si eres capaz de mantener este impulso podrás conseguir lo máximo de la vida.

No es fácil. Los medios de comunicación y la sociedad nos dicen que no podemos fracasar y que por eso hay que tomar el camino fácil. Pero esto sólo te llevará hacia la mediocridad, frustración y depresión.

Echa un vistazo a la naturaleza, todo sigue creciendo. Un árbol no se para después de unos años. Quiere crecer todo lo que pueda. La naturaleza no tiene miedo a crecer. Con un saludable respeto al miedo tú puedes hacer lo mismo.

Por supuesto superé el acantilado en los Andes pero nunca olvidaré la experiencia o los sentimientos de aquel día. Enseguida se liberaron las endorfinas que te dicen que están viviendo a tope.

Nunca habría experimentado este sentimiento si no hubiese sido por el miedo. Y para mí esto lo es todo.

Matt Prior es un aventurero, piloto, fotógrafo y plusmarquista. Fue piloto de la fuerza aérea británica y ha liderado varias expediciones por el mundo. Ha visitado más de 100 países y ascendido a varias de las cimas más famosas de los cinco continentes.

read more about
Next Story