Documental Last Desert

Descubre cómo se vive un ultramaratón de 250 km y de 7 días en la Antártida.
Por Pedro Domínguez García
Almanza
Almanza en la Antártida © Daniel Almanza

Documental Last Desert

El mexicano Daniel Almanza corrió 4 ultramaratones en 2016. Carreras que constan en recorrer 4 desiertos de un recorrido de 250 kilómetros cada uno. La productora Phonocular, bajo la dirección de Olivia Luengas, ha realizado un documental sobre la aventura de Almanza.


El documental "Last Desert" se enfoca especialmente en la última carrera, el cierre del Grand Slam que fue en la Antártida. sin embargo, las experiencias vividas durante el proceso, hicieron de este documental uno particularmente especial.
De acuerdo con Daniel, la idea de llevar a la pantalla esta aventura nació por la iniciativa de dar a conocer a la gente que a pesar de las dificultades que se puedan encontrar durante algún proyecto (en este caso una carrera) los objetivos se pueden lograr con esfuerzo. Encontrarse con una productora que entendiera la idea, era vital para Almanza y así sucedió, "Esto nació por una necesidad de que no se perdiera la experiencia, lo que hice fue seguir una estructura narrativa clásica y basarme en ello para pedirle a Dani que grabara ciertos momentos específicos. Cuando él me contó de que trataba la carrera, los riesgos, los ambientes, los obstáculos; le hice un documento que realmente era una biblia con las indicaciones de qué hacer en determinadas circunstancias y la verdad es que Dani me lo entendió súper bien".


A pesar del interés por llevar a buen puerto el documental, Olivia y la productora no dejaron de reconocer al verdadero protagonista de esta historia. "Yo siempre tuve claro que sin proyecto no había documental y eso era lo más importante. La historia y el proyecto de Dani".
Como sucede con todo, al involucrarse tanto en un tema, la identificación con el mismo es inevitable y eso le sucedió a Olivia, "Cuando me contaba las complicaciones por las que pasaba el proyecto como que en algunas ocasiones estaba a punto de no ir a alguna carrera, sentía pena por el documental, pero mucho más por su proyecto".

Lo más interesante de este documental es que no se grabó con las producción en locación, es decir que el mismo Daniel se encargó de sacar el material para la realización del mismo. Olivia y la productora lo equiparon con una cámara de mano y al mismo tiempo que realizaba su carrera, iba grabándose a sí mismo. "A veces no encontraba el momento o decía 'chin, porqué no grabé esto', fue un poco complicado adaptarse a grabar todo mientras corría al mismo tiempo. Básicamente era la idea de estar con la cámara en todo momento, porque no sabía cuando iba a salir algo digno para grabarse. No cambió mucho mi forma de correr, lo único que cambio, fue la cámara, a veces se me olvidaba sacarla, o la pila era un problema. El Sahara, Gobi y Atacama fueron pruebas y errores, todo enfocándonos para el de la Antártida." cuenta Daniel

Además de no tener una producción en el lugar donde se llevaba a cabo la carrera, otra gran complicación fue que durante la carrera (que dura aproximadamente 7 días) Daniel se encontraba incomunicado por lo que la comunicación con Olivia se daba antes de la carrera y al final de la misma. "Era muy difícil porque no teníamos contacto durante la carrera entonces era angustiante para mí el no saber nada de Dani".
Por eso mismo, cuando se sabían noticias de Almanza, eran más significativas, "cuando fue la ocasión que terminó la carrera del Sahara, vi las fotos que subieron al final, y cuando vi a Daniel cruzando la meta, grité de emoción porqué es algo muy difícil".

Daniel cuenta que no fue una carga el estar pensando en el documental, pues para él, fue una motivación más. " El proyecto fue mutuo, yo corrí, pero ella ayudó mucho, ella fue parte de este proyecto".

El fin del documental no es otro que el mismo objetivo por el que Daniel corrió de acuerdo con Olivia, "El legado, de dejar una memoria de este reto y creo que la satisfacción más grande es que se haya logrado, porque además, como mexicana, se siente muy padre ver el trabajo que hizo Dani y que lo logró. Es un contenido que si lo veo en 30 años, seguramente me seguirá dando esa sensación de motivación que genera ver a Dani superando las adversidades."

Según Dani, "el proyecto finalmente es una prueba de que las cosas se pueden lograr, que esto sea testigo de que trabajando se pueden cumplir objetivos".

Este es el documental Last Desert:

© Daniel Almanza
read more about
Next Story