5 deseos para 2017

Un nuevo año significa también nuevas aventuras.
Rafael Ortiz tirándose por una gran cascada con su kayak.
2017 – todo dependerá de tu cabeza © Marcos Ferro/Red Bull Content Pool
Por Mike Cianciulli

Las Navidades son tiempo de comer, beber y ser felices, pero una vez que se han acabado seguro que quieres seguir activo.

Puedes unirte a las masas apuntándote a un gimnasio o a una clase de yoga pero, ¿por qué no salir este año de tu zona de confort?

Prueba algo nuevo. Ponte un reto. Ya sabes, sólo se vive una vez...

Paracaidismo en solitario

Un paracaidista posa para una foto mientras está en caída libre.
Nos vemos en 2017 © Samo Vidic/Red Bull Content Pool

¿Has hecho paracaidismo con un instructor? Pues ahora ha llegado la hora de saltar solo.

“Saltar en tándem es una gran experiencia y no tienes la responsabilidad que supone hacerlo solo. Pero para aquellos que quieran ir más allá lo primero que les recomiendo es el túnel de viento, que es algo muy seguro, ¡además de muy divertido!”, dijo el experto Jeff Provenzano.

“En el túnel de viento puedes acostumbrar a tu cuerpo a las habilidades que se requieren para volar. Saltar la mayor cantidad de veces en el menor espacio de tiempo posible. Esto es fundamental, sobre todo cuando estás aprendiendo. Continúa volando en el túnel de viento mientras haces paracaidismo con un instructor”.

Esquiar desde un helicóptero

Un piloto de helicóptero mirando por encima de las montañas nevadas.
Buscando nuevas líneas © Red Bull Content Pool

Tírate por una catarata¿Por qué no hacer esquí por lugares vírgenes? Ya volar en un helicóptero es una aventura pero encima sería hacerlo para llegar a sitios inaccesibles.

“En un helicóptero puedes ir a esquiar a casi cualquier sitio. He explorado de esta manera buena parte de Alaska donde hay algunas de las mejores zonas del mundo para hacer esquí. Soy un adicto a la hora de buscar nuevos lugares. Ahí afuera puedes estar toda la vida buscando”, dijo Jeff Hoke, guía de esquí en Alaska.

Tírate por una catarata

Dane Jackson observando cómo Rafa Ortiz se tira por una catarata.
Rafa Ortiz preparándose para el aterrizaje © John Rathwell/Red Bull Content Pool

Hemos hablado con Rafa Ortiz, un kayakista con varios récords del mundo.

“Tirarte por una catarata puede ser menos peligroso de lo que piensas, algunas son bastante seguras. Hay que conocer el agua, la velocidad, las rocas y todo lo demás. Tiramos un trozo de madera, eso nos ayuda a tener una imagen en nuestra mente de cómo va a ser la caída. No es lo mismo que haya mucha o poca agua. Aterrizas sobre una combinación de agua y aire. Mi regla de oro es no tirarme por cataratas con poco volumen de agua”.

Rafa Ortiz observando una cascada.
Rafa Ortiz observando una cascada © Alfredo Martinez/Red Bull Content Pool

“Si es perfectamente vertical hay que ir un poco más deprisa que el agua. Si entras muy lento puedes tener problemas. El cuerpo tiene que estar lo más echado hacia delante posible. Al final, tira el remo y agárrate al kayak. También puedes mantener el remo. Uso mi brazo derecho para protegerme”.

“Al chocar contra el agua el impacto es muy grande. Muchas veces acabas viendo las estrellas. Además puedes quedarte sumergido durante 10 segundos. Una vez que sales a la superficie respiras con fuerza, esta es la mejor parte. En ese momento estás lleno de adrenalina”.

Planea una ascensión que no haya sido conquistada

Stefan Glowacz y Chris Sharma buscan un sitio por donde ascender en Omán.
Stefan Glowacz y Chris Sharma © Klaus Fengler/Red Bull Content Pool

“Para mí hacer una primera ascensión es cuando el alpinismo se convierte en una obra de arte. Hay pocas cosas que me inspiren más que encontrar estas líneas en la naturaleza”, dice el legendario Chris Sharma.

Lo has conquistado todo en el gimnasio. Pero ahí afuera hay una línea que siempre has querido atacar pero que nunca lo has hecho. 2017 puede ser el año. ¿Cómo se planea conquistar una nueva ruta?

Sasha DiGiulian conquista una primera ascensión en Brasil.
Sasha DiGiulian en Brasil © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

“Para completar una primera ascensión hace falta concentración, resistencia, fuerza y suerte. No sólo tienes que encontrar la línea sino hacer los agujeros. Además es necesario limpiarlo todo un poco. Rocas sueltas, vegetación, etc. Hace falta todo un equipo para conquistar una nueva ascensión. Me siento de maravilla cuando he completado una nueva ruta. La experiencia es un viaje mental y una batalla física”, dijo Sasha DiGiulian, campeona del mundo de alpinismo.

Se el capitán de un velero

Navegando por Tahití con un velero.
En aguas de Tahití © Tim McKenna/Red Bull Content Pool

“Es un estilo de vida increíble. Amo el mar y la naturaleza. Además he aprendido a respetar el océano”, dijo Alexandra Maloney.

No puedes aprender a manejar un velero del día a la noche. Hacen falta muchas horas de entrenamiento. Lo mejor es que un veterano te enseñe. Si no conoces a nadie, intenta trabajar primero en un velero, como ayudante o cocinero.

 

Navegando por Tahití con un velero.
Navegando por las islas de Tahití © Tim McKenna/Red Bull Content Pool

Conocer la climatología, las cartas de navegación, las velas, atracar... Todo esto no se puede aprender en el aula. Debes conocer multitud de detalles antes de intentar gobernar un velero.

¿Qué recibirás a cambio?

“Agua azul y una agradable brisa en la cara”, dijo Jimmy Spithill, mientras navegaba por las aguas cristalinas de las Bermudas.

Related
Rafael Ortiz
read more about
Next Story