Las caras de la Red Bull Defiance 2017

Red Bull Defiance: 142 km de bici, carrera a pie, kayak, rappel, sol y nieve.
Por Corinna Halloran

La Red Bull Defiance es una de las carreras de aventura más duras del mundo. Los atletas tiene que superar barro, nieve, y viento a lo largo de 142 km en Wanaka (Nueva Zelanda).

Debido al maravilloso paisaje neozelandés la Red Bull Defiance fue una carrera de una belleza brutal. Creemos que estas fotos te servirán para saber de lo que estamos hablando y te darán una pista de la dureza del evento.

El comienzo

La preparación para esta prueba es fundamental, luego las caras quedarán cubiertas de barro y los músculos empezarán a fallar. Los nervios están a punto de estallar y cualquier cosa puede ocurrir. Así es el comienzo de la Red Bull Defiance.

El medio

Ya se ha dado el pistoletazo de salida, lo que ha provocado una estampida de ciervos que corren sobre la fresca nieve del verano neozelandés. Los atletas de la Red Bull Defiance tienen que enfrentarse a un reto colosal.

 El final

Al igual que en la mayoría de las carreras, en la Red Bull Defiance hubo multitud de sorpresas, sobre todo en lo que se refiere a la climatología durante los dos días que duró la prueba. Aunque una cosa estaba asegurada: los atletas iban a cruzar exhaustos la línea de llegada. Tras superar la meta se les sacó una foto sin que tuviesen tiempo ni de quitarse el barro.

Creemos que la palabra “shock” es la que mejor define la expresión que vemos en sus caras. Las mayoría de los atletas llegaron congelados durante el segundo día después de tener que enfrentarse al viento y a la nieve. A pesar de todo disfrutaron (de alguna manera). “Esta carrera lo es todo. Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida”, dijo Branden Currie de Red Bull.

read more about
Next Story