Jason Paul: ¡Freezerunning!

El freerunner alemán reta al invierno más singular en el norte de China.
Por Santiago Luna

Cada año, durante los últimos 33 inviernos, cubriendo un área del tamaño de 12 campos de fútbol, la ciudad de Harbin en el norte de China se transforma en un palacio de hielo virtual. 10.000 trabajadores y escultores combinan fuerzas para construir palacios, puentes y catedrales con vastos bloques de hielo provenientes del río Songhua, que separa el norte y el sur de la ciudad.

Para el freerunner alemán de 23 años, Jason Paul, ha sido un reto cambiar el chip de rodar en la terminal de un aeropuerto alemán en la que grabó su último vídeo por un laberinto de hielo.

Deslizándose y derrapando por todas partes haciendo lo que él denomina como “freezerunning”, ha necesitado un nuevo y completo programa de entrenamiento para poder llevarlo a cabo, así como cambiar su calzado habitual por calzado con crampones para garantizar su seguridad, ya que la superficie era muy resbaladiza.

 

Había visto imágenes fascinantes de Harbin en internet, pero, tras meses de preparación para este proyecto, me quedé helado cuando entré en la ciudad de hielo por primera vez. Es un patio de juegos épico para un freerunner.

Jason Paul

 

Paul se enfrenta al hielo en dos partes: bajo los cielos azules durante el día y al anochecer, ya que las brillantes luces transforman la ciudad de hielo en un escenario para el freerunning completamente diferente.

“La singular mezcla de los diferentes elementos y el hielo me han empujado mucho”, admitió. “He conseguido inventar nuevos movimientos que no habrían sido posibles en ningún otro escenario que no fuera la ciudad del hielo. He descubierto una nueva faceta de mi deporte en Harbin. Mi mejor combinación ha sido hacer una voltereta sobre una cuesta, derrapar y enlazar con otra voltereta en el canto. Al no llevar crampones en esta parte, ha supuesto un verdadero reto para mí”.

Sin embargo, el tiempo corre para el paisaje invernal de Harbin ya que las crecientes temperaturas de marzo harán que esta ciudad de hielo se derrita un año más. Paul ya está planeando su vuelta.
“Construyen una singular ciudad de hielo aquí cada año”, añadió. “Como atleta, esto supone un nuevo y divertido escenario cada invierno, así que me encantaría volver”, concluyó.

read more about
Next Story