Escala con Sasha DiGiulian

Averigua por qué 2017 supondrá para la gran escaladora el mayor reto de su vida.
Sasha Digiulian escala en Shawangunks en New Paltz, Nueva York, el 20 de junio de 2016.
Sasha DiGiulian siempre sube el listón © Greg Mionske/Red Bull Content Pool
Por Whitney Boland

Para Sasha DiGiulian los cuatro meses después de acabar sus estudios fueron un no parar. En mayo de 2016 se graduó en la Universidad de Columbia, a partir de ahí visitó Colorado, Francia, Montana y Brasil, en ese país completó la primera ascensión de una pared de 650 m junto con Felipe Camargo en una ruta llamada Planeta dos Macacos.

Fue una gran gesta para DiGiulian pero la atleta continuó hasta Río, allí recibió la noticia de que el deporte de escalada será incluido en los juegos de 2020. Sasha tenía ganas de terminar los estudios pero con tanta actividad era difícil mantener la concentración.

Después de mudarse a Boulder (Colorado) en el otoño comenzó el año con el objetivo de ser optimista acerca del presente y no preocuparse por el futuro. Para DiGiuliani es siempre difícil decir no a nuevas oportunidades.

La escaladora Sasha DiGiulian posa para un retrato en el Yosemite National Park (EE.UU) el 22 de julio de 2015.
Sasha vuelve al Yosemite © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

“Es fácil estar todo el día con viajes y eventos pero al final lo que quiero es que lo que haga tenga sentido”, aseguró la escaladora. Para DiGiulian tener sentido significa alcanzar el éxito escalando y dando conferencias.

“Tengo muchos objetivos que son propios de la escalada pero también quiero ser una voz para las plataformas en las que creo”. La atleta ya forma parte del consejo directivo de la Women's Sports Foundation, además de ser embajadora de Right to Play, Up2Us Sports y del Club Alpino Americano.

DiGiulian quiere que los jóvenes se desarrollen a través del deporte, además trabaja para que la mujer cada vez sea más reconocida.

Sasha DiGiulian asciende por Pedra Riscada en Sao Jose do Divino, Brasil, el 24 de julio de 2016.
Sasha asciende por Planeta dos Macacos © Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool

“Creo que si practicas mucho la escalada (ya sea en exteriores o interiores) ello te ayudará a mejorar. Puedes intentar siempre escalar los mismos lugares o hacer los mismos ejercicios para activar los mismos músculos y zonas del cerebro. Luego llegamos a un nivel en el que nos quedamos, que es difícil de superar”, dijo DiGiulian.

Para ir más allá de este nivel de prestaciones la atleta ha estado trabajando con Patxi Usobiaga, un español que practica la escalada de manera profesional. Patxi, entre 2005 y 2009, ganó innumerables competiciones internacionales. DiGiulian estuvo entrenando con Patxi Usobiaga en España durante el mes de febrero.

“Toda mi preparación es un bloque estructurado”, dijo DiGiulian. Ahora su objetivo es completar la ruta de Oliana (España), que sólo ha sido conquistada por unos pocos hombres. Este bloque de trabajo consiste en cuatro días de entrenamiento (ocho horas diarias) y dos días escalando en el exterior, así cada semana.

Sasha DiGiulian posa para un retrato antes de ascender Peace en Tuolumne Meadows en el Yosemite National Park el 22 de julio de 2015.
Sasha ya ha terminado sus estudios © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

“La parte más difícil de mi entrenamiento ha sido confiar en el proceso. No noto una mejora instantánea. En realidad durante muchos días he escalado peor que antes de comenzar el entrenamiento. Esto ha aumentado mi conciencia en el poder que tiene creer en lo que estás haciendo. Da igual lo duro que entrene, si no creo en lo que estoy haciendo no alcanzaré el éxito que persigo”.

La verdadera prueba será completar todo el año con tantos viajes, que comenzarán con otra visita a España, para luego realizar varios proyectos en los que atacará enormes paredes en el Tíbet, Perú, Yosemite y posiblemente Madagascar.

“Quiero ver qué ocurre cuando voy más allá. Quiero explorar lo que ni siquiera sabía que tenía dentro de mí”, confesó Sasha.

read more about
Next Story