Verstappen se incluye en las grandes remontadas

Tras la remontada del holandés en China, recordamos otras remontadas históricas en la Fórmula 1
Por David Sánchez Olmos
Verstappen
Max Verstappen sigue haciendo historia © David Clerihew

Qué complicado panorama tenía Max Verstappen el sábado pasado cuando luego de tener problemas con el motor, ¡no pudo ni siquiera pasar a la Q2 del Gran Premio de China! Esto le haría arrancar desde el puesto 19 en el Shanghai International Circuit, pero la Diosa Fortuna se dio cuenta de su error y le empezó a guiñar el ojo, luego de que había sido muy enérgica con la joven sensación holandesa.

Penalizaciones para dos pilotos, Jolyon Palmer y RomainGrosejan, y un cambio de caja de velocidades en el auto de Giovinazzi, le harían avanzar 3 lugares en la parrilla a Max. Luego tuvimos una grandiosa primera vuelta en donde rebasaría a 9 monoplazas, que le haría cruzar la primera vuelta en noveno puesto. Desde ahí y en las 55 vueltas restantes, rebasaría a 6 autos más para terminar con el tercer lugar y su octavo podio en la F1.

Por ello, nos metimos a los libros y buscamos otras grandes remontadas, y encontramos algunas que vale la pena recordar.

Rubens Barrichello – GP de Alemania 2000
La primera victoria del brasileño con más Grandes Premios disputados en general en la F1 (322), fue una que recordaremos, no solo por la gran demostración del carioca, sino por aquel ex trabajador de Mercedes que entró a la pista reclamando que fuera despedido y que cambió el rumbo de la misma. Barrichello arrancó desde el puesto 18 y tras la primera vuelta, estaba ya décimo. En su Ferrari F1-2000, se quedó en pista cuando comenzaba a llover y eso le dio la punta, aguantando las vueltas finales con neumáticos para seco en pista mojada. ¡Carrerón y lágrimas al por mayor de Rubinho!

Kimi Raikkonen – GP de Japón 2005
Una leyenda de la F1 comenzó a forjar su nombre con demostraciones fantásticas. Una de ellas en el Lejano Oriente con un espectacular triunfo en Suzuka, donde partiendo desde el puesto 17, el finlandés nos dejó clase total en su última victoria con McLaren. Algunos accidentes delante suyo, pero, sobre todo, rebases fantásticos, fueron los factores para que Iceman fuera labrando esta victoria. El mejor de todos, el más espectacular, fue sobre Giancarlo Fisichella, a quien pasó en la última vuelta en la curva 1, y luego ya no hubo nadie antes que él. Eso sí, no hubo muchas sonrisas de parte del finlandés en el podio.

Olivier Panis – GP de Mónaco 1996
La única victoria del francés fue uno de los recuerdos más increíbles de carreras en el Principado de Mónaco. Y ojo, estamos hablando de Mónaco, donde es casi imposible pasar. Para Panis, quien corría con un Ligier y que con este triunfo le daba su última victoria a esta escuadra, ver los muros de Mónaco tan cerca y con piso mojado, no le detuvo. Partiendo desde el puesto 14 comenzó a prácticamente evitar autos accidentados o con problemas mecánicos, pero también, a realizar obras de rebase. Al final, de los 21 monoplazas que arrancaron con piso mojado en ese Gran Premio tan accidentado, solo 4 terminaron, y solo 3 lo hicieron en la vuelta del ganador, Panis.

Sebastian Vettel – GP de Brasil 2012
Si queremos mostrar drama en una definición de campeonato y a la vez tener una gran remontada, lo que hizo Vettel en Interlagos para lograr su segundo campeonato mundial es el mejor ejemplo. El alemán peleaba con Fernando Alonso la corona en esa última carrera del calendario, y un contacto en apenas la cuarta curva de la carrera, hizo que Vettel cayera hasta la posición 24, dándole la corona virtualmente al español. Sin embargo, Sebastian en su Red Bull RB8, comenzó a recuperar posiciones con un auto que fue dañado con el contacto de esa primera vuelta. Al final, Alonso terminaría segundo, pero el sexto lugar final de Vettel le daría su segundo título en la F1 por apenas 3 puntos de diferencia con el español.

Jenson Button – GP de Canadá 2011
Este es uno de los clásicos de la Fórmula 1. De inicio, esta es la carrera más larga en tiempo de la historia, con poco más de 4 horas de duración, esto debido a que la carrera paró por mucho tiempo debido a las condiciones climáticas. Pero lo increíble de esto es la actuación de Button en su McLaren MP4-26. Tuvo contactos con Lewis Hamilton, su compañero de equipo, y con Fernando Alonso, y además, tuvo penalización por ir a mayor velocidad cuando había Safety Car. Llegó a estar último en la carrera y con 30 vueltas por disputar, el inglés comenzó su remontada para terminar con la victoria a 6 curvas del final cuando consumó el rebase a Sebastian Vettel por el liderato. Todo esto, con condiciones climáticas increíbles bajo tremendo aguacero que llegó a suspender dos horas la carrera. ¡Locura total en Montreal!
 

read more about