Protección de la marca

Red Bull se toma la protección de su marca muy en serio. Nos gusta pensar que está para algo, por lo que esperamos que nuestros consumidores sepan que pueden confiar en todo aquello que lleve el nombre de nuestra marca. Poseemos una enorme cartera a nivel mundial de derechos de marca, tanto registrados como no registrados, de ahí que ninguno de estos derechos de marca ni ningún símbolo similar que pueda llevar a confusión podrá utilizarse sin el consentimiento previo de Red Bull. Red Bull se toma muy en serio este tipo de violaciones y estas se perseguirán legalmente.

Al adquirir productos falsificados:

  • Te estás engañando a ti mismo ya que no obtendrás la misma calidad a la que Red Bull te tiene acostumbrado y al final pagarás un mayor precio.
  • Estás apoyando a delincuentes y a bandas terroristas, los cuales financian sus actividades, entre otras, a través de la venta de productos falsificados.
  • Estás apoyando la producción de artículos conforme a unas condiciones humanas, higiénicas y medioambientales que resultan inaceptables.
  • Estás incrementando tu carga tributaria ya que los falsificadores no pagan sus impuestos como lo hacen las empresas de buena fe y, en consecuencia, el gobierno revertirá sobre ti los impuestos perdidos.

Red Bull protege de forma enérgica sus derechos absolutos, razón por la cual le gustaría recabar información referida a productos de apariencia similar, de imitación o falsificados.

Si la oferta es demasiado buena como para ser cierta, posiblemente te encuentres ante una falsificación. Así pues, en caso de ver uno de estos productos o de tener dudas de su autenticidad, por favor, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario. A través de este formulario también podrás facilitarnos información de trasfondo o preguntar sobre la autenticidad de un producto de la marca Red Bull o sobre otros productos y servicios relacionados con esta.

Ejemplos de fraude:

Ha llegado a nuestro conocimiento que la marca Red Bull ha sido utilizada con el objetivo de cometer determinados tipos de fraudes. El principal objetivo de tales fraudes es obtener datos personales de las personas contactadas (lo que se conoce por suplantación de identidad o phishing) para, posteriormente, utilizarlos en asociación a determinadas prácticas ilegales (robo de identidad). A continuación se describen las diferentes prácticas engañosas:

1. Práctica engañosa asociada a una promoción: los autores del fraude envían correos electrónicos en los que se informa a los destinatarios de una supuesta campaña de promoción de Red Bull. Con el objeto de poder acceder a esta promoción para ganar una cantidad de dinero dentro de esta supuesta campaña de Red Bull, los destinatarios deben remitir sus datos a través de un formulario, en el cual se pueden observar varias marcas comerciales falsificadas de Red Bull. A este respecto hay que decir que Red Bull no desarrolla este tipo de campañas promocionales, promociones o similares, ni tampoco participa en este tipo de actividades con terceros.

2. Práctica engañosa asociada a un sorteo: otra práctica que hace uso de la marca Red Bull es dirigirse a la gente mediante mensajes electrónicos (mensaje corto, correo electrónico, etc.) para informarles de que han ganado una cantidad de dinero en un sorteo celebrado por Red Bull. A este respecto hay que decir que Red Bull no celebra este tipo de sorteos, ni tampoco participa en este tipo de juegos organizados por terceros.

3. Práctica engañosa asociada a una oferta de empleo: los autores del fraude crean sitios web falsos y/o envían formularios de selección de personal no solicitados en los que se ofertan oportunidades de puestos de trabajo ficticios haciendo uso del nombre y la marca de Red Bull con el objeto de obtener los datos personales de los destinatarios. A este respecto hay que decir que Red Bull no envía formularios de selección de personal no solicitados, ni exige nunca que se abonen costes para una oferta de empleo como, por ejemplo, gastos de envío o de tramitación.

4. Práctica engañosa asociada a una publicidad en vehículos: los autores del fraude pretenden hacer creer a las víctimas que ganarán una cantidad de dinero si anuncian a Red Bull en sus vehículos privados, para lo cual se les pide primero sus datos personales. Esta práctica forma parte de un ataque a mayor escala de robo y de una suplantación de identidad. A este respecto hay que decir que Red Bull no desarrolla este tipo de publicidad, ni tampoco pide nunca a terceros que publiciten su marca en vehículos privados.

Red Bull muestra una gran preocupación por el hecho de que su nombre y su marca puedan der utilizados en actividades fraudulentas, razón por la cual pondrá todo su empeño de cara a poner fin a este tipo de prácticas.

Por favor, no respondas a ninguna de las comunicaciones fraudulentas que se han descrito aquí. En su lugar, puedes informar de estos actos a la policía local o a nosotros mismos a través de la siguiente dirección: brandprotection@at.redbull.com. Asimismo, puedes utilizar esta dirección si tienes alguna pregunta relacionada con prácticas fraudulentas.

No se responderá ni se derivará a otros departamentos de Red Bull aquella solicitud de información que no esté vinculada a la protección de la marca o cuyo objetivo no sea el de denunciar la infracción de una marca. Para preguntas generales, por favor, ponte en contacto mediante nuestras direcciones para información general.

Si lo que te interesa es la veracidad, podrás encontrar productos auténticos del mundo Red Bull en www.redbullshop.com y en www.redbullcollection.com.

¡Muchas gracias! El equipo de Red Bull.