¡Sé un libertador, sé un Ghost!

Esto es lo que aprendi despues de mi tiempo en la beta de Ghost Recon Wildlands
¡Sé un libertador, sé un Ghost!
¡Sé un libertador, sé un Ghost!
Por Sir Draven


La serie Ghost Recon ha sufrido muchas transformaciones, Ha pasado del estilo dispara primero/pregunta después, hasta el estratégico tecnofuturista. Es más, hasta le tocó ser criticado por noticieros al “promover la anarquía” al incluir publicidad “políticamente incorrecta” en uno de sus títulos.

Afortunadamente en Wildlands ya no importa nada de eso mientras compartamos la aventura en línea con hasta tres desconocidos o amigos.

Y por ello, aquí mi experiencia en la beta de estas tierras salvajes.


Comunicación

Sí, hay muchas formas de abordar y cumplir un objetivo, pero si no mantienen una constante comunicación con sus compañeros, ninguna resultará efectiva.

El juego es generoso y no penaliza el estilo Rambo, pero definitivamente, si todos andan es su rollo y cada quién cree estar haciendo lo correcto (aunque no empate con las acciones del resto del equipo), la frustración no tardará en aparecer.

Sólo un par de ocasiones jugué con tipos comprometidos, y no saben lo rico que se sentía ejecutar enemigos sin ser descubierto

¡Sé un libertador, sé un Ghost!
¡Sé un libertador, sé un Ghost!

Paraíso tropical

Todo luce como esperarían que una isla paradisiaca luciera. Buen follaje, suficiente terreno para jugar al boy scout y efectos de luz natural que no le piden nada a ningún otro título. Sólo faltaría un Resort para relajar nuestra humanidad después de una sesión de spa… ¡y listo para derrocar a cualquier Cartel o dictador que se cruce en nuestro camino!


Lobo solitario

Aunque el sistema de juego está un poquito más cargado del lado de la cooperatividad, no significa que jugar solo sea una monserga. Hay más por cubrir que requiere la precisión que sólo se consigue con alguien de carne y hueso (esperamos que la IA mejore en la versión completa) pero aún así, tener todo bajo control ayuda a perfeccionar el estilo de juego.

No es por restar puntos a mis espontáneos compañeros, pero sólo de esta forma pude completar algunos objetivos sin armar una bacanal.

 

¡Sé un libertador, sé un Ghost!
¡Sé un libertador, sé un Ghost!

A la medida

Las opciones de personalización dividieron mi interés. Por un lado esta la creación de un soldado cuyas características físicas no afectan en lo más mínimo el desempeño en los tiroteos. Por lo mismo no hay clases como tales.

Más bien esto está regido por el tipo de arsenal que portes. Y aquí las cosas mejoran, pues aunque al principio el equipo básico cumple su propósito, tarde o temprano requerirán de mejoras que, afortunadamente, llegan en el momento indicado. ¿Mira telescópica? ¡Claro que sí! ¿Dron más ponchado? ¡Por supuesto! ¿Tus tacos van con todo? ¡Échele!


Por un caminito

Las formas de llegar a un objetivo son variadas. Cuando yace en una zona previamente explorada, el punto de viaje rápido hacer el trabajo sucio; pero las primeras veces hay que hacerlo en vehículos.

Nuestra preferida es la moto, porque permite cruzar terrenos accidentados en un santiamén. Eso si antes no sales volando o se hace añicos después de mucho daño. Si es así, basta acercarse al camino más cercano y hacerte con un vehículo nuevo si es necesario, a punta de pistola. ¡Justo como en GTA!


Y aunque lo que disfrutamos no es ni la punta del iceberg (mi Lic.), estamos seguros que la versión completa nos dejará ese saborcito dulce en la punta de los dedos que sólo los mundos abiertos de Ubisoft nos deja.

read more about
Next Story