Acompaña a los pro de BMX por Milán

Kriss Kyle, Felix Prangenberg y Jordan Godwin visitan la ciudad del norte de Italia.
Por Fred Murray

Los adoquines y las BMX no son la mejor combinación, más bien lo contrario. Juntar un cuadro rígido con ruedas pequeñas hace que tus muñecas se resientan después de un largo día por la ciudad.

Italia es famosa por sus antigüedades y por sus vías de adoquines. Así que no nos extrañaría que te preguntases por qué demonios se nos ha ocurrido hacer en Milán un episodio de la serie Three Day Metro Pass

El equipo 3DMP espera en el metro de Milán durante la filmación de Three Day Metro Pass.
Esperando el próximo tren © Fred Murray

El equipo para este viaje ha sido de lujo con Kriss Kyle, Jordan Godwin y el alemán Felix Prangenberg. Casi da igual adonde ir cuando tienes a tres riders con estilos tan diferentes.

Hoy podemos compartir de manera inmediata cualquier información con todo el mundo, por lo que habría sido fácil no haber ido a Milán pues no es un lugar muy famoso para la práctica del BMX.

Si la comparamos con otras ciudades italianas, Milán tiene calles anchas que facilitan la tarea pese a que los adoquines están por doquier. Al principio Milán era una urbe similar a Venecia con canales que comunicaban distintas partes de la ciudad pero ahora muchos han sido cubiertos.

La ciudad es bastante llana, algo que no nos dimos realmente cuenta hasta que estábamos allí. Lo que no siempre es una ayuda cuando tratas de encontrar los mejores lugares en las calles. ¡Si no hay cuestas no hay barandillas! Camino de nuestro apartamento no vimos ni un sitio interesante para la práctica del BMX. Tenía que haber algún lugar donde practicar...

 Kriss Kyle hace un 360 durante la filmación de Three Day Metro Pass en Milán.
Kriss Kyle hace un 360 © Fred Murray

Así que tiramos del conocimiento local y llegamos a un sitio muy interesante que discurría a lo largo de una acera bastante ancha. Enseguida todo el equipo comenzó a rodar y la motivación subió muchos enteros.

A partir de ahí el día no hizo más que mejorar y hasta descubrimos algunos lugares que visitamos a la mañana siguiente. Al final del segundo día habíamos estado en sitios muy interesantes pero cada vez que preguntábamos a la gente eran incapaces de mostrarnos otros tesoros por descubrir. ¿Sería posible que nos habíamos acabado la ciudad en sólo dos días?

Había una zona de Milán que no habíamos visitado y al llegar allí enseguida nos dimos cuenta de que era un sitio fantástico. Después de un viaje de 30 minutos llegamos a nuestro destino, en el que encontramos una caída espectacular, una rampa extraordinaria sobre las escaleras y dos barandillas.

El sitio estaba desierto, sin guardias de seguridad, así que aprovechamos a tope nuestra oportunidad. Kriss fue el primero en saltar. Luego se animó Felix y más tarde Jordan, quien tuvo un percance con una barandilla, por fortuna no se hizo daño pese a que dejó el trozo de metal en bastante mal estado.

A pesar de que la barandilla no estaba muy bien soldada, Jordan siguió intentándolo y clavó un 180 antes de que llegara la noche.

Después de recuperarnos de un largo día, a la mañana siguiente fuimos a una ruta más conocida pero que no habíamos podido atacar hasta entonces.

Cerca de nuestro apartamento había un salto gigantesco en el que se podía hacer un 360. Así que llamamos a Jordan, el especialista en estos menesteres. En frente había un niño con sus padres observando toda la escena. Cuando vio la foto nos regaló una amplia sonrisa. Nos da la impresión de que salió disparado para él mismo intentar algunos trucos con su bici. Fue uno de esos momentos en los que ves con optimismo el futuro de la nueva generación.

Jordan Godwin hace un 360 durante la filmación de Three Days Metro Pass en Milán.
Jordan Godwin hace un 360 en Milán © Fred Murray

A pesar de que la arquitectura en Milán no es la más favorable, la ayuda del metro te permite salir del centro de la ciudad. Además los habitantes nos dieron algunos consejos que fueron fundamentales para encontrar sitios interesantes, ¡pese a tener adoquines! Aunque espero no tener que volver a comer una pizza durante bastante tiempo.

read more about
Next Story