Road To Dakar – El Final

Las experiencias que vivieron los hermanos Nosiglia en su primer Dakar todavía siguen latentes.
© Red Bull Content Pool
Por Marlen Lorberg

“Todavía me sigue pareciendo un sueño”

Las emociones se van apagando poco a poco. El Rally Dakar ya terminó, pero los hermanos Nosiglia todavía tienen el sabor de su primera experiencia corriendo en el Rally más duro del mundo. Los resultados ya quedaron atrás (Daniel Nosiglia posición 24 y Walter Nosiglia 41) pero los recuerdos de ver ondeando la bandera de Bolivia al entrar al país, no se los quita nadie.

Walter y Daniel Nosiglia completaron su 1er DAKAR
Walter y Daniel Nosiglia completaron su 1er DAKAR © Red Bull Content Pool

“La primera sensación al largar fue como sacar un peso gigante de mis hombros. Fueron largos meses de preparación para ese momento, entonces fue un gran alivio el comenzar. De ahí en adelante, adrenalina pura”, recuerda Walter Nosiglia, el mayor de los hermanos.

“Sentí desahogo. Fue más de un año y medio trabajando para el Dakar, por lo que en la primera etapa se me quitaron todos los nervios y la ansiedad acumulada”, dice Daniel, el menor de la dinastía Nosiglia.
 

Walter Nosiglia llegando al podio
Walter Nosiglia llegando al podio © Red Bull Content Pool
Daniel Nosiglia llegando al podio
Daniel Nosiglia llegando al podio © Red Bull Content Pool

Estar solos en la ruta era algo que ya tenían entrenado desde la parte física como psicológica. Cuando llegaron a ese momento, lo que hicieron fue disfrutar y dejar de lado todo el sacrificio y el tiempo que habían dedicado para enfrentarse al camino desierto.

“Una de las sensaciones más lindas de la competencia es estar solo en ruta. Uno se puede concentrar plenamente en su manejo, ritmo y navegación”, afirma Walter.

“Pocos momentos fueron los que me puse a pensar en ello, pero te das cuenta lo pequeño que eres en el mundo. La creación de Dios no me dejaba de sorprender con todo lo que veía recorriendo en cada kilómetro”, cuenta Daniel.

Tres países fueron los que recorrieron Daniel y Walter, entre ellos Bolivia. Lo que convertiría su experiencia como la más memorable, al ser recibidos por cientos de bolivianos con la bandera en la mano y sobretodo el cariño de recibir a sus héroes.
 

“Jamás imaginé algo así. Eran 40 kilómetros de gente sobre la ruta demostrando el patriotismo y el cariño a todos los pilotos. Agradezco a cada persona que estuvo alentándonos durante el Dakar. Fue un motor extra que nos impulsó a dar cada día más de nosotros y pelear con el corazón”, sostiene “Dani” Nosiglia.

“La parte de Bolivia fue increíble. No puedo poner en palabras todas las sensaciones y emociones que sentí al ver flamear la bandera de mi país por lo largo de todo el recorrido. Me siento agradecido e impresionado con el apoyo de las personas”, expresa “Walti” Nosiglia.
 

Walter Nosiglia volando sobre el agua
Walter Nosiglia volando sobre el agua © Red Bull Content Pool

La mejor anécdota

Walter Nosiglia: “Una de mis anécdotas favoritas es cuando nos encontramos mi hermano, mi papá y yo en un río seco en Argentina. Con Daniel veníamos de ser remolcados días antes por problemas eléctricos en las motos, por lo cual nos tocó largar desde muy atrás. A veces la carrera te regala esos momentos, de encontrarte con toda tu familia en el medio de la nada”.

Daniel Nosiglia: “El cariño de toda Bolivia. Esto nos une como bolivianos y nos hace sentir orgullosos. El sentir cerca a mi familia y amigos que estuvieron siguiendo la carrera día a día, fue inigualable”.
 

read more about
Next Story