El AM-RB 001 se convierte en Aston Martin Valkyrie

El Red Bull Racing y Aston Martin han desarrollado un hypercar con nombre de deidad: Valkyrie.
Por Oliver Schran

En julio de 2016, Aston Martin y el equipo de Fórmula 1 Red Bull Racing dieron a conocer su hypercar, con el nombre de código AM-RB 001. El fin de semana pasado, en el Salón de Ginebra, el nombre real del coche finalmente fue revelado al mundo: Aston Martin Valkyrie.

La idea principal del Valkyrie era crear un vehículo basado en la tecnología y la innovación entre la marca británica de automóviles de lujo y el equipo campeón del mundo de Fórmula 1. Esta colaboración ambiciosa, intransigente y totalmente extraordinaria ha dado pie a un coche como el que nunca se había visto anteriormente.

El diseñador de Aston Martin, Marek Reichman, junto su homólogo en el equipo Red Bull Racing, Adrian Newey, han estado trabando estrechamente en todos los aspectos del proyecto, esforzándose por asegurar que el Valkyrie sea una fusión sin precedentes tanto en su forma como en su funcionalidad: un coche diseñado para ser completamente utilizable y agradable como un coche de carretera, pero con la capacidad de ser 100 por cien eficiente en una pista de carreras.

Para aquellos que anhelan una experiencia de conducción aún más intensamente enfocada, también está en desarrollo una versión de circuito, cuyo rendimiento proyectado está en línea con los actuales prototipos deportes LMP1 de Le Mans.

Aston Martin Valkyrie hypercar
El Aston Martin Valkyrie © Aston Martin / Red Bull Racing

El nombre - siguiendo una buena tradición

El nombre elegido para el Valkyrie continúa una larga y fina tradución de coches ‘V’ de Aston Martin. Esto comenzó en 1951 con el Vantage, que fue seleccionado como un nombre para distinguir las variantes de alto rendimiento del entonces modelo actual, el DB2. El Virage, Vanquish y Vulcan - el propio Dios del fuego de Aston Martin-, han seguido este linaje. Ahora, siete décadas después de que el nombre de Vantage lo iniciara todo, el Aston Martin Valkyrie propulsa esta única familia distintiva de nombres de modelos de otro nivel.

Descubre los detalles técnicos

Construido alrededor de una estructura ligera de fibra de carbono, el Valkyrie se jacta de una aerodinámica verdaderamente radical que proporciona niveles sin precedentes de carga aerodinámica en un coche homologado. Gracias al genio del diseño de Newey, gran parte de esta ‘downforce’ se genera a través de la aerodinámica bajo en suelo, lo que dejó a Reichman libertad para crear una forma pura y perfeccionista que expresa elegantemente el dinamismo de vanguardia del Valkyrie, y la inconfundible esencia de Aston Martin.

Sin compromisos en todos los aspectos, el Valkyrie es una máquina a medida de los neumáticos. Será construido por David King y su equipo ensamblará el hypercar basándose en el original de Aston Martin, el One-77.

El Valkyrie será híbrido, la fusión de un V12 de 6m5 litros con algún tipo de sistema de propulsión eléctrico para producir más de 1.000 caballos de potencia. Acoplado al nuevo motor contará con una transmisión de siete velocidades a medida. Diseñado y fabricado por Ricardo con las especificaciones de Red Bull Advanced Technologies, la caja de cambios será el socio perfecto para el motor V12 de Cosworth.

Conforme a los valores radicales de la masa mínina y la máxima eficiencia del hypercar, y liderado por el trabajo de simulación de Red Bull Advanced Technologies, Ricardo desplegará soluciones de ingeniería inteligente para lograr los inflexibles objetivos de Newey.

No contento con la puesta en marcha de la último coche homologado para conducir por carretera, el Valkyrie también cuenta con un sistema de baterías híbridas de peso ligero suministrado por Rimac. Reconocida como líder mundial en tecnología de baterías de alto rendimiento, la compañía croata ha mostrado sus capacidades con el innovador Concept-One; El primer hipercar eléctrico del mundo, y más rápido

Con una relación peso/potecia de 1:1 (un caballo de potencia por cada kilogramo de kerbweight), el AM-RB 001 requiere un sistema de frenado que es más que igual a su motor. Para ello, Alcon y Surface Transforms han unido fuerzas para que juntos suministren pastillas de freno ligeras de alto rendimiento y discos de carbono necesarios para entregar potencia de frenado.

Para garantizar la máxima eficiencia, rendimiento y control dinámico, los expertos en electrónica Bosch han sido los encargados de desarrollar la Unidad de Control de Motor (ECU), la Unidad de Control de Transmisión (TCU) y el Sistema Electrónico de Estabilidad (ESP) para la Valkyrie, mientras que el fabricante británico Wipac es el responsable de los faros delanteros y traseros del hipercar.

Producción y precio

Se construirán un máximo de 150 vehículos de carretera legales Aston Martin Valkyrie, incluyendo todos los prototipos restantes, con 25 versiones adicionales de competición también previstas. Las primeras entregas empezarán en 2019.

Pero aquí está la mala noticia para todos los que quieren tener el Aston Martin Valkyrie en su garaje. Los 150 coches que Aston Martin plena construir ya han sido vendidos por un precio no revelado. Aunque los rumores dicen que el Valkyrie está alrededor de 3.000.000 de libras (3.437.967 euros).

Red Bull Racing - AM-RB 001 - Aston Martin Valkyrie
Diseño de Aston Martin, chasis de Red Bull Racing © Aston Martin / Red Bull Racing
read more about
Next Story