Tiendas de discos difíciles de encontrar

¿Buscas un vinilo especial? Pues prueba en una de estas tiendas.
Discos de vinilo en una tienda.
Discos de vinilo © Michael Hurcomb/Corbis via Getty Images
Por Chris Parkin

Hay todo tipo de tiendas de discos. Gigantescas como Ameoba y Forever Young, muy especializadas como Crypt Of The Wizard, en unas encontrarás gente amable y en otras no tanto.

Además hay algunas que son casi imposibles de visitar. Aquí tienes una lista de ellas.

Dund Gol Records, Ulán Bator, Mongolia

Si te quejas de que en tu ciudad hay pocas tiendas, acuérdate de los aficionados que viven en Mongolia. Hasta hace poco tenían que viajar a través del desierto del Gobi hasta Pekín para conseguir algún vinilo. Estamos hablando de 1.000 km.

El salvador se llama Batbold Bayuu, quien ha abierto Dund Gol en Ulán Bator (la capital de Mongolia). Allí encontrarás un poco de todo, desde música con influencias judías y yemeníes pasando por hip-hop de Mongolia y sonidos de la época soviética.

A post shared by Svolanski76 (@svolanski76) on

The Record Deck, Reino Unido

Se trata de una tienda que se encuentra en una barcaza que navega por los canales del Reino Unido. Se mueve de manera tan lenta que cuando pase por tu ciudad posiblemente no lo volverá a hacer hasta dentro de un año.

Luke Guilford decidió dejar de pagar alquileres imposibles y se montó su vida como si fuese un pato. The Record Deck la puedes encontrar sobre todo en los canales del este de Londres pero Guilford no para de moverse.

 

Bikini Waxx Records, Berlín, Alemania

En Berlín hay grandes tiendas como Hard Wax y Space Hall pero existen otras joyas menos conocidas. Bikini Waxx se encuentra en Manteuffelstraße 48 y es un paraíso para los amantes de la música house y tecno, además de ofrecer otros sonidos más variados. La tienda es muy acogedora e incluso tiene cómodas cabinas para escuchar el vinilo que desees.

The Record Album, Brighton, Reino Unido

El responsable es un señor llamado George Ginn, una persona ya entrada en años y que posee un conocimiento enciclopédico. La tienda se inauguró en 1948 y tiene la mayor colección de bandas sonoras del mundo. Se encuentra cerca de la estación de trenes de Brighton, así que te será fácil llegar.

Triassic Tusk, Escocia

Ésta es un poco un misterio. Stephen Marshall y Ziggy Marshall son los responsables de Moon Hop, un club en el que puedes escuchar música son herencias africanas y tailandesas. Además son los encargados del sello Triassic Tusk. Recorren el mundo buscando vinilos extraños, ya sea en San Petersburgo o en una playa de Gana. Una vez al mes abren la tienda para vender los nuevos discos producidos por el sello y los vinilos que han encontrado por el planeta.

A post shared by Chris Parkin (@c_parko) on

Rolling Records, Australia

Las tiendas de discos rodantes no son nada nuevo. Por ejemplo Swing-A-Ling Record Shack de Charlie Ace en Jamaica. En 2016 dos coleccionistas de discos fundaron The Ghost en un camión para vender música a los berlineses. Greg Pizer en Sídney decidió salir a la carretera con su tienda Rolling Records, que incluso cuenta con paneles solares, una cabina de DJ y otras cabinas para escuchar los vinilos.

Vintage Voudou, Ámsterdam, Países Bajos

Vintage Voudou se ha especializado en música “tropical y funky” desde 2010 pero tiene una cabida muy limitada. Se encuentra en un viejo burdel en un callejón situado el barrio chino de la ciudad. Al principio la tienda fue diseñada para sólo dos personas. Allí encontrarás música brasileña, africana, de Bollywood, reggae y de otros lugares. Además cuentan con el sello Bombay Connection.

A post shared by Smart Aleck (@thatsmartaleck) on

Lost And Found Records, Fairbanks, Alaska

Esta es la tienda de vinilos más al norte de todo el planeta (aunque Puskas Musikk en Atla, Noruega, está más cerca del Polo Norte). La fundaron Megan y Max Frost cuando dejaron Florida y se fueron a vivir a Fairbanks. Tenían planeado “trabajar en sitios normales” pero... Los propietarios de Lost And Found sueñan con empezar un archivo de música de Alaska.

A post shared by Brittany Hayes (@brannhayes) on

Marrs Plectrum, Peterborough, Reino Unido

Matthew Hawton es otro emprendedor que decidió agarrar el toro por los cuernos en lo que se refiere a la carestía de los alquileres. Abrió Marrs Plectrum en su propio jardín. Así que se acabó el tener que ir a la otra punta de la ciudad para llegar al trabajo. Durante el Record Store Day cientos de personas vienen a su casa para acceder al jardín. Además es la segunda tienda de discos más pequeña del Reino Unido, sólo un poquito mayor que VOD Music, que está en Gales.

A post shared by @evolew on

¿Quieres descubrir un mundo de nueva música? Síguenos en Facebook y en Instagram.

read more about
Next Story