¡Skate a lo largo del Amazonas!

Page, Silva, Gayle y Walker atacan las calles de Manaos (Brasil).
Por Sam McGuire

Barney Page, Mason Silva, Korahn Gayle, Clint Walker, el cineasta Marcos De Souza y yo estamos relajados en las hamacas mientras navegamos por el río Amazonas viendo cómo Manaos se aleja en el horizonte. Llevamos sólo una hora de viaje y faltan 28 más para llegar a la próxima ciudad.

Hay dos maneras de navegar por el Amazonas: río arriba que añade bastante tiempo al viaje y una ruta más “rápida” de oeste a este. Escogimos la última opción y nos reunimos en Manaos, en el corazón del Amazonas. La ciudad tiene dos millones de habitantes y se mostró como un gran comienzo del viaje.

Esquivamos unas tormentas gigantescas y fuimos capaces de hacer skate en Manaos antes de seguir nuestro viaje a lo largo del río. Es imposible no preguntarse qué nos deparará un periplo de 36 horas en barco.

Lo más importante en esas condiciones es contar con una hamaca. Los barcos que navegan por el río Amazonas son bastante grandes y planos con cientos de enganches para que la gente cuelgue su hamaca y se eche a dormir.

Dar una vuelta al barco es todo un reto pues cientos de personas luchan por encontrar sitio en un espacio muy limitado para un largo viaje. El sol va cayendo, oímos todo tipo de historias, risas y hasta algún ronquido. Comemos, bebemos y nos movemos como podemos dentro de la fortaleza flotante. A través de la jungla, poco a poco, va apareciendo una ciudad. Se acerca la hora del atraque.

A finales de mes te seguiremos informando sobre esta aventura. Ahora nuestro equipo pasará cuatro días en la ciudad de Santarém, antes de volver a subir a otro barco. ¡El siguiente viaje durará 43 horas hasta llegar a la urbe de Belén!

#NavegandoporelAmazonas

read more about
Next Story