Mirá el video2 minutos
Paracaidismo

El día en el que Amy Chmelecki consiguió un récord mundial de paracaidismo

La legendaria paracaidista estadounidense junto con un grupo de mujeres realizó una formación histórica en el aire tras saltar de cuatro aviones.
Por Matt Ogborn
Publicado el
Parte de la historia

Amy Chmelecki

United StatesUnited States
Mirá el perfil

La foto:

En noviembre de 2016, Amy Chmelecki y su equipo compuesto en su totalidad por mujeres batieron el récord mundial femenino realizando una figura vertical cabeza abajo a 6.000 metros sobre el desierto de Arizona.
Tuvieron que lidiar con graves problemas en los senos paranasales que podían llegar a explotar, golpes en la cabeza en pleno vuelo, hipoxia (falta de oxígeno en la sangre) y temperaturas de hasta -25º C. La paracaidista de 40 años lideró al equipo de 65 mujeres hasta conseguir la difícil formación vertical. Tras 16 intentos completaron esta hazaña que les valió un récord del mundo.
65 mujeres saltando desde cuatro aviones
65 mujeres saltando desde cuatro aviones

Una ambición desde su adolescencia:

Amy Chmelecki quedó atrapada por el paracaidismo cuando tenía 13 años pero tuvo que esperar hasta cumplir los 18 años (la edad mínima permitida) antes de poder cumplir su sueño. “Me di cuenta de que era algo que, si querías, lo podías hacer todo el tiempo. A partir de ahí ya no paré”, confesó la estadounidense.
Se apuntó a Skydive Arizona y empezó a practicar el paracaidismo, el vuelo con traje aéreo y el tunnel flying (vuelo en un túnel de viento) que se convirtieron en las actividades más importantes vida.

El grupo dinámico:

Muy pronto Amy Chmelecki empezó a conseguir títulos nacionales y mundiales. Incluso formó parte del primer récord mundial de figura vertical realizado por ocho mujeres a principios de la década del 2000.
Cuando mujeres de 18 países llegaron a Eloy en noviembre de 2016, Amy Chmelecki quiso subir todavía más el listón: el récord del mundo femenino lo tenía en ese momento una formación de 63 mujeres. A saltadoras legendarias como Anna Moxnes y Sara Curtis se les dio dos días de entrenamiento, tres días para saltar y un día para ir a por el intento.
“Cada chica es como una pieza de un puzzle y tenemos que ver cómo lo montamos al completo”.

Armarse de paciencia:

El Spirit of 65 supuso el fruto del trabajo de dos años, Amy Chmelecki explicó que: “Cada chica es como una pieza de un puzzle y tenemos que ver cómo lo montamos al completo”.
Al final todo consistía en lograr un cuadro en el aire para que los jueces lo pudiesen evaluar. Por suerte, en el último día con buenas condiciones meteorológicas se logró el nuevo récord mundial.
Parte de la historia

Amy Chmelecki

United StatesUnited States
Mirá el perfil