Surf

El mundo del surf está en medio de una tormenta brasileña

En este vídeo seguimos el viaje de los surfistas brasileños hasta alcanzar la cúspide del deporte en el ámbito global.
Por Douglas Goncalves BarbosaPublicado el
Después de décadas sin asomar mucho la cabeza, Brasil se ha convertido en una potencia mundial en la escena del surf internacional, gracias a estrellas como Lucas ‘Chumbo’ Chianca y Mateus Herdy. En este nuevo episodio de la serie ‘But Why Tho’ desvelamos cómo Brasil se ha convertido en un semillero de surfistas de primer nivel.
En el vídeo que tienes al principio de este reportaje, el cineasta Andy Burgess investiga por qué Brasil, pese a tener más de 4.000 millas (6.437 km) de costa, no destacó en la escena mundial del surf en la década de los 60, 70, 80 y 90. Parecía que lo que faltaba era un lugar que suministrase de forma constante las olas apropiadas.
Además, la economía brasileña estaba lastrada por una enorme inflación. Cuando se estabilizó a comienzos del siglo XXI, los surfistas de mayor talento pudieron viajar a lugares como Hawái, Tahití, California y Australia, donde estaban las grandes olas.
Gabriel Medina surfea en San Clemente, California, EEUU, el 5 de septiembre de 2014.
El título mundial de Gabriel Medina en 2014 lo cambió todo
El filme de Burgess pone de manifiesto que cuando los surfistas brasileños irrumpieron en la escena internacional se produjo un choque cultural pues muchos los consideraban ruidosos y desagradables, además de ser demasiado agresivos en sus rondas.
Una vez que fueron aceptados, gracias al título de campeón del mundo logrado por Gabriel Medina en 2014, lograron romper el dominio estadounidense y australiano.
“No teníamos tanto dinero como los estadounidenses y australianos. Una vez que llegó Gabriel, aquí el surf empezó a ser algo mucho más serio. Lo cambió todo”.
Brazilian surfers Mateus Herdy and Adriano de Souza.
Mateus Herdy
Surfing Competition
El éxito de Gabriel Medina le abrió las puertas a los surfistas brasileños. Luego le llegó el turno a Adriano de Souza que en 2015 se alzó con el título de la World Surf League. En 2018 Gabriel se llevó su segunda corona y la última la logró Italo Ferreira en 2019.
Al principio pocos apostaban por los chicos de Brasil, pero los atletas iberoamericanos mostraron una enorme motivación y el deseo de igualar los éxitos que el país había conseguido en el fútbol o en la Fórmula Uno. Además, en los eventos regionales brasileños las olas no eran muy buenas, por lo que estaban acostumbrados a generar velocidad y potencia, una habilidad que se iba a mostrar muy útil en la escena mundial.
Ahora, jóvenes estrellas como Chumbo, Herdy y Pedro 'Scooby' Vianna triunfan por todo el globo. En 2019 Chumbo se llevó la victoria en el prestigioso Nazaré Tow Surfing Challenge, dos años antes su compatriota Rodrigo Koxa había logrado el récord mundial después de surfear una ola de 24 metros, la más grande de la historia.