Games

Conviértete en un maestro de Jump Force con estos 6 consejos

© Bandai Namco
Por Phillip Ekuwem
Está todo listo para que Jump Force sea un auténtico crossover de estrellas del anime y manga japonés, por lo que hemos reunido algunos consejos y trucos esenciales para ayudarte a pegar fuerte.
Con el lanzamiento de Jump Force a la vuelta de la esquina, pronto podrás luchar con tus personajes shonen favoritos. Mientras tanto, hemos pasado mucho tiempo en la beta abierta de Jump Force, y hemos descubierto algunos consejos para principiantes que te ayudarán a adelantarte a tus oponentes.

Combinar botones solo te llevará hasta cierto punto

La combinación de los botones del mando funciona hasta cierto punto en Jump Force, ya que a medida que empiezas a enfrentarte a más oponentes te darás cuenta de que las peleas se vuelven más difíciles de ganar, cuando la mayor parte de tu estrategia de ataque consiste en apretar repetidamente los botones de ataque con la esperanza de ejecutar un combo tras otro.
Necesitas ser capaz de predecir los movimientos de tu oponente, y contraatacar en consecuencia. Analizar el estilo de juego de tu oponente en el transcurso de una partida te mantendrá un paso por delante de él. ¿Trata constantemente de poner distancia entre vosotros con la esperanza de ejecutar un ataque a larga distancia? Siempre estate listo para bloquear, o dar un paso lateral, cuando sientas que el golpe es inminente. La diferencia se encuentra en la anticipación y en la ejecución perfectamente sincronizada.

Intenta hacer el primer movimiento

Tratar de anticipar el ataque de tu oponente tan pronto como comienza una partida puede llevarte al final de una serie de interminables combos, y dejar la barra de salud de tu oponente agotada antes de que haya tenido la oportunidad de hacer su primer movimiento.
Siempre trata de golpear a tu oponente primero; un buen golpe podría darte una gran ventaja en una pelea, que simplemente trasciende agotando la barra de salud de tu oponente. Hay que ser impredecible e intimidarlo con distintos golpes y combos, ya que si eres demasiado repetitivo puede que tu oponente adivine tus ataques durante el curso de una batalla, haciendo más fácil para ti repartir más Ls.
Vale la pena señalar que los ataques no siempre salen según lo planeado, así que asegúrate de estar siempre en guardia.

Planifica tus ayudas

En la pantalla de selección de personajes tendrás que seleccionar un equipo, que consta de tres luchadores. Podrás cambiar de personaje durante una pelea, y también llamar a un personaje para que te ayude.
Las ayudas funcionan de forma similar a como lo hicieron en la serie Naruto Ultimate Ninja Storm. Un miembro de tu equipo se lanzará y realizará un ataque para apoyarte en la pelea cuando mantengas L2/LT.
Las asistencias pueden ser la diferencia entre una victoria y una derrota, pero aunque puede ser tentador usar tu ayuda para evitar el pánico, es importante que solo las uses cuando tengas un plan sólido, o algún tipo de objetivo que quieras alcanzar con tu ayuda.
Por ejemplo, si necesitas una oportunidad clara para un combo, entonces tu ayuda puede servir como fuego de cobertura, y darte suficiente tiempo para correr rápidamente hacia tu oponente y comenzar una serie de ataques. Si necesitas cargar tu barra de energía, una asistencia perfectamente ejecutada puede darte tiempo para hacerlo.
Captura de pantalla de Piccolo en el videojuego Jump Force.
Usa tus personajes favoritos

Domina el paso a un lado

Jump Force te permite escapar de una tromba de combos pulsando los botones (L1/LB), pero al usar un escape agota completamente la resistencia de tu personaje, dejándote algo indefenso durante un periodo de tiempo.
Para evitar presionar el botón de escape para evitar que cunda el pánico, harías bien en aprender mejor lo siguiente: el paso a un lado (Stick analógico izquierdo + R1/ RB). El paso a un lado permite que tu personaje se desvíe de la trayectoria de un ataque si está programado correctamente. Hazlo demasiado pronto y tu oponente todavía puede rectificar, pero hazlo demasiado tarde y probablemente ya estés atrapado en un combo.
El tiempo es clave para evitar con éxito un ataque con el paso a un lado. Necesitas anticipar el ataque de tu oponente para tener una buena oportunidad de sincronizar el movimiento correctamente, y si consigues evadir un ataque con éxito, puedes usarlo como una oportunidad para lanzar un contraataque.
Vale la pena mencionar que no es necesario que intentes esquivar todos los movimientos. Algunos ataques se pueden anular fácilmente manteniendo pulsado el botón de bloqueo (R1/ RB).

Gestiona tu barra de energía

Los ataques especiales agotan tu medidor de energía, así que úsalos con prudencia. Recargar tu barra de energía deja a tu personaje vulnerable, y dependiendo de cuánta energía necesites cargar, tu oponente tendrá una buena e oportunidad para cogerte desprevenido y asestarte múltiples golpes.
No tienes demasiadas oportunidades para recargar tu barra de energía durante una batalla, especialmente si el ritmo de la lucha cubre todo el escenario, así que solo utiliza ataques especiales cuando tengas una oportunidad clara de hacerlo. Un golpe certero te dará una buena cantidad de tiempo para reponer rápidamente la energía de tu personaje a tiempo para otro.

Añade tu ataque definitivo a los combos

Como su nombre indica, tu ataque final es el ataque más poderoso de tu personaje, así que sería muy desafortunado si después de prepararte para ese momento en el que consigues liberar tu verdadero poder y terminar una pelea de un solo golpe, tu oponente simplemente lo esquiva.
Para evitarlo, asegúrate de añadir tus últimos ataques a los combos para hacerlos más o menos ineludibles, y aumentar tus posibilidades de conseguir más muescas en tu cinturón.
Jump Force llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC el 15 de febrero.