Captura de pantalla de Need for Speed: Heat.
© EA
Games

Cómo conseguir los mejores coches en Need for Speed: Heat

Descubre y conduce las máquinas más rápidas y espectaculares en el nuevo juego de carreras de EA.
Por Ian Stokes
4 minutosPublicado el
El segundo es el primero de los perdedores. Si quieres ganar en Need for Speed: Heat, entonces necesitarás los mejores coches para competir. Lamentablemente, debido a que Need for Speed: Heat se centra en la actualización, no es tan sencillo indicarte un coche específico. Pero sigue leyendo para ver los consejos que te damos sobre cómo conseguir los mejores coches en este juego de carreras urbanas.
Lo primero que debes saber es que casi todos los coches en Need for Speed: Heat se comportan de la misma manera. Todos ellos comparten el mismo sistema de pilotaje y pueden modificarse para adaptarse a cualquier carrera, ya sea en pista, off-road o drift. La potencia y la aceleración son los únicos diferenciadores en juego, y ambos se deben en gran medida a las actualizaciones que instalas, más que al coche en sí.
Básicamente, cualquier coche rendirá una vez que esté bien afinado. Puedes terminar toda la campaña con el coche de salida, incluso: con las actualizaciones adecuadas, un Ford Mustang '65 puede pasar por encima de Lamborghinis y Ferraris sin problemas. Dicho esto, algunos coches pueden tener un mayor potencial de mejora que otros; cada coche será lo suficientemente bueno, pero algunos pueden ir más allá.

Cómo comprar coches nuevos

Captura de pantalla de Need for Speed: Heat.
El concesionario te proporcionará coches nuevos
Se pueden comprar coches nuevos en el concesionario (solo hay uno en el mapa y está localizado cerca de Palm City Raceway). Solo tienes que conducir hasta allí y pulsar el botón para entrar, igual que lo harías para meter el coche en el garaje. Sí, necesitarás dinero en efectivo para comprar un coche nuevo, pero si no estás para muchas alegrías próximamente lanzaremos nuestra guía de Cómo ganar dinero rápido en Need for Speed: Heat.

Qué buscar en un coche

Captura de pantalla de Need for Speed: Heat.
Cuatro ruedas, una ventana para ver la carretera... Todo bien
Ya que todos los coches se manejan igual, lo único de lo que tienes que preocuparte cuando elijas tu nuevo vehículo es la potencia, especialmente de su potencia máxima. Esta estadística te dirá cual es el límite de tu coche y, en última instancia, cómo de rápido puede llegar a ser. Todas las demás estadísticas son triviales.
La velocidad máxima y las estadísticas de 0-100 km/h solo muestran las capacidades actuales de un coche y no de lo que será capaz cuando lo actualices. Los caballos de potencia actuales te dicen lo poderoso que será cuando lo compres, pero debes considerar tu compra como una inversión. Cualquier coche con una potencia máxima por encima de 1.200 CV es lo que estás buscando. El coche más barato que se ajusta a este criterio es el Pontiac Firebird '77, que puede ofrecerte una enorme potencia de 1.237 CV.
La otra cosa que puedes considerar es el estilo. En última instancia, Need for Speed consiste en crear el coche de tus sueños y conducirlo por las calles. Cualquier coche te ayudará a superar la campaña con las actualizaciones adecuadas, así que solo tienes que comprar el que más te guste. Si estás muy metido en las modificaciones de tu coche, puede que también quieras tener en cuenta el grado de personalización del vehículo que has elegido. Puedes ver esto debajo de las otras estadísticas cuando estás analizando el coche en el concesionario. El grado de personalización de un coche determina cuánto se puede modificar y cuántas opciones están disponibles.

El Mejor Coche en Need for Speed: Heat

Captura de pantalla de Need for Speed: Heat.
El Koenigsegg Regera es el más potente en Need for Speed Heat
Ok, no hemos sido sinceros del todo. En realidad, hay un coche en el juego que está por delante del resto: el Koenigsegg Regera '16. No te enfades, es una mentira piadosa, porque la única manera de desbloquear a este monstruo es llegar a la reputación 50 y eso es toda una hazaña. Vas a tener que dedicar mucho tiempo a las carreras callejeras, pero hacerlo liberará a esta bestia absoluta.
El Koenigsegg Regera tiene un máximo de 10 por su potencia y alta velocidad, junto con un 8 en aceleración. Eso es de serie, antes de que se apliquen las actualizaciones, lo que significa que, a diferencia de la mayoría de los coches, el Regera está listo nada más salir del concesionario. También comienza con una potencia máxima de 1.500 CV; no se puede actualizar más, pero a menos que se quieras entrar en órbita, creo que será más que suficiente. Combina esa potencia con una aceleración de 0-100 km/h en 2.7 segundos y una velocidad máxima de 410 km/h y te quedarás con la máquina definitiva. Solo asegúrate de que estás ahorrando cuando estés cerca de 50 en reputación, porque cuesta la friolera de $1,227,500.