Games

9 de los mejores engendros de Doom (y cómo matarlos)

© Bethesda Softworks
Sigue avanzando en el juego con estos consejos sobre cómo destruir a esos temibles monstruos en Doom Eternal.
Por Dave StevensonPublicado el
No puedes vencer a Doom Eternal. En serio: este juego es imposible. Pon la dificultad a algo más que Hurt Me Plenty —Hacedme Daño— y necesitarás encomendarte a un ser superior para sobrevivir los diez primeros minutos del juego. Aun así, entre el caos hay algunos demonios realmente inquietantes y creativos... aquí están algunos de nuestros no-jefes favoritos del juego, y cómo matarlos.

1. Arachnotron

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Estas criaturas tienen un alcance impresionante
Técnicamente un arácnido tiene ocho patas, no cuatro, pero eso no será suficiente para que el Arachnotron te ponga los pelos de punta cuando quiera darte caza desde todas las direcciones. El problema es que este pequeño y ‘simpático’ bicho es mortal tanto desde grandes distancias, cuando te dispara con su torreta montada en el cerebro (no puedes decir que Satanás no es imaginativo), como desde cerca, sus garras de metal tienen el tamaño perfecto para un rápido destripamiento. También es excepcionalmente rápido, ya sea moviéndose hacia adelante o lateralmente, lo que significa que el Arachnotron que acabas de ver a 200 metros de distancia está ahora encima tuyo. Impresionante.
¿Cómo matarlo? Solo hay que darle a su torreta, dice el Códice, así que te deseamos buena suerte, porque la torreta es pequeña y el Aracnotrón es rápido y escurridizo, por lo que tendrás más oportunidades de abatirlo si está cerca de tu cañón. El mejor consejo es priorizar: incluso cuando solo tengas uno con el que lidiar, el Arachnotron estará en todas partes, así que concéntrate en matarlo antes de enfrentarte a enemigos menos mortales.

2. Revenant

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Los Revenants son muy molestos porque pueden volar
Este demonio esquelético es realmente el trabajo de una mente perturbada. El Revenant lo tiene todo. Más molesto que un niño con un berrinche y con un par de ingeniosos lanzacohetes montados en el hombro, es bastante peligroso de cerca y, en caso de que eso no lo hiciera lo suficientemente letal, también puede volar. ¡Hurra!
Disfrutamos golpeándolo con una bomba de hielo, aunque los jugadores más precisos pueden optar por eliminar los queridos lanzacohetes del Revenant, dejando a este ser prácticamente indefenso y mucho más fácil de matar.

3. Cacodemon

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Por suerte para ti, estos tipos no son conocidos por su velocidad
El Cacodemon ha sido actualizado desde la nueva versión de Doom 2016 y lo cierto es que es más agresivo que el anterior. De cualquier manera, estos engendros son capaces de atacar a distancia o acorralarte para masticarte hasta la muerte. Debido a su gran cuerpo y lentos movimientos, el Cacodemon es un objetivo fácil de alcanzar, por lo que la principal razón de incluirlo en esta lista es que la manera de eliminarlos es impresionante: lanza una granada o una bomba pegajosa y escucha el divertidísimo ruido mientras se la tragan. Unos segundos más tarde se tambalean, y puedes acabar con ellos con una Glory Kill arrancándoles el globo ocular.

4. Mancubus

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Los Mancubus son algunas de las criaturas más aterradoras del juego
Este nuevo Mancubus, rediseñado para parecerse más al espíritu del original, respecto a la última versión de Doom 2016, conserva la habilidad principal del Mancubus para herirte desde más o menos cualquier lugar. Desde larga distancia, dispara poderosas bolas de fuego a través sus cañones, mientras que a distancias medias y cortas, usa los lanzallamas para dañarte rápidamente. Debido a su volumen puede soportar muchos ataques antes de rendirse, y, aunque no es el más rápido de los habitantes del Infierno, doblar una esquina y toparse con uno es todavía un reto.
A diferencia del pequeño punto débil del Arachnotron, los cañones del Mancubus son lo suficientemente grandes como para ser prácticamente un objetivo. Ve a por ellos y todo lo que te quedará de él es una bestia de dos toneladas lista para preparar una parrillada perfecta.

5. Lost Soul

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Estos son imposibles de abatir, pero su pegada es muy débil
Probablemente, el malo menos letal de la lista. Sin embargo, Lost Soul es uno de los enemigos más molestos de Doom Eternal. A menudo imperceptible durante la batalla gracias a su pequeño tamaño y escaso daño, una vez que te han visto se lanzarán sobre ti como alma que lleva el diablo. Una vez que se mueven, son básicamente imposibles de abatir, lo que a menudo significa aceptar la pequeña cantidad de daño que causan y seguir adelante con otra cosa. A menos que esa escasa cantidad de daño sea tu último porcentaje de salud...

6. Whiplash o Flagelante

Captura de pantalla de Doom Eternal.
¿Qué es más aterrador que un monstruo mitad humano, mitad serpiente?
Recién salido de todas las pesadillas que has tenido, el Whiplash o Flagelante es un demonio mitad humano, mitad serpiente que, gracias a su esbelta figura cibernética, es muy difícil de abatir cuando está de pie. Cuando se desliza por el suelo, olvídalo, es demasiado rápido y pequeño.
Nuestro consejo es, una vez recuperados de su primer encuentro, no dejar nunca de moverse y, siempre que sea posible, atacarlos con una bomba de hielo o armas precisas capaces de disparar proyectiles de alta velocidad.

7. Carcass

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Pueden parecer alegres pero los Carcass son cualquier cosa menos divertidos
Oh Dios, ¿por qué estás sonriendo? ¿Por qué tienes que sonreír? Este cuerpo humano en descomposición montado sobre un trípode de patas tipo insecto se dedica a lanzar cohetes a todo lo que se mueve y, ocasionalmente, golpea el suelo para enviar un irritante escudo de energía. De cerca, Carcass girará agresivamente, golpeando al Slayer con sus piernas y brazos.
Recomendamos usar el rifle de plasma para el escudo de energía, ya que si explota produce daños por salpicaduras en cualquier cosa cercana. Si es posible, sigue con una Glory Kill, ya que no hay nada más satisfactorio en el universo de Doom Eternal que mandar a uno de estos fanáticos al otro barrio.

8. Pinky

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Puedes derrotarlos utilizando tu movilidad
Nos gustan más estos. El Pinky no es violento, solo es un incomprendido. Estas pequeñas bellezas —sospechamos que solo quieren ser amadas—, están blindadas más allá de toda necesidad y por lo tanto son prácticamente indestructibles desde su frente, ya que es capaz de recibir explosiones de Súper escopeta y rayos de Balista en la cara sin demasiado problema.
Tu mejor opción, ya que acurrucarse y esperar a que todo esto termine no es factible, es ponerte de espaldas contra una pared mientras que Pinky carga hacia ti y saltar a tiempo sobre él para evitar que te golpee. Una vez que se ha estrellado de cabeza contra la pared, se queda aturdido durante un segundo o dos, permitiéndote atacar su espalda, su único punto débil. También tiene un hermano, el Spectre, que es invisible (en la foto de arriba). Gracias por la ayuda.

9. Prowler o Merodeador

Captura de pantalla de Doom Eternal.
Si puedes derribar a estos tipos, tienes una buena oportunidad de ganar...
¿Por qué tiene tantos dientes? Eso es lo que queremos saber. Además, ¿por qué es el responsable de nuestras muertes más desmoralizantes? El Prowler (Merodeador) es el pequeño demonio humanoide que posee la habilidad de teletransportarse detrás o al lado del jugador antes de saltar hacia adelante para un ataque cuerpo a cuerpo, que causa un daño considerable. Si se siente amenazado, volverá a desaparecer a un lugar seguro e intentará organizar otro ataque sorpresa. ¡Ahora está detrás de ti!
Despachar un Prowler es un buen entrenamiento para salir con vida en Doom Eternal en general: nunca dejes de moverte y lánzale todo lo que tengas.